“Ve hijo, pero regresa”; Junax ko’tantik, documental que recopila testimonios de familiares de migrantes desaparecidos

*Tsotsiles abren espacios para la venta de flores, frutas y verduras en los diferentes municipios de Chiapas; tseltales trabajan como albañiles y peones en construcciones particulares y carreteras; tojolabales se insertan en el servicio y comercio; lo mismo sucede con zoques y lacandones. Hombres y mujeres, familias enteras, dejan sus casas, para encontrar posibilidades de desarrollo en otras partes de la entidad, muchos se van a otros estados o al norte.


Junax ko’tantik, Todas y Todos unidos en un solo Corazón, es un documental que recopila y resignifica los testimonios de los familiares de migrantes desaparecidos en el Estado de Chiapas. Además, visibiliza las problemáticas de la desaparición de personas migrantes, se enfoca en reconocer los procesos de organización y lucha de sus familiares para lograr encontrarlos, reconociéndose como sujetas y sujetos de derechos.

Por lo anterior, entre los casos está el de Jaime Gómez, migrante fallecido quien fue identificado en 2007; Delmar Hernández, migrante desaparecido en el 2001; y Francisco Velasco, desaparecido en el 2009.

El Comité Junax es un espacio pluricultural en el cual acuden familiares de migrantes desaparecidos que tienen distintos orígenes y pertenencias étnicas como es el maya tseltal, tsotsil, chol, tojolabal y mestizo. A pesar de vivir en municipios y regiones diversas del estado, se encuentran vinculados por la desaparición de sus familiares migrantes en México y el sur de los Estados Unidos.

“Es un proyecto que se viene trabajando desde el 2009 maso menos, y lo que busca es el tema de la acción local y el enfoque transnacional, promover la organización y el trabajo de los pueblos migrantes, reconociendo al pueblo migrante como los migrantes, sus familias, sus organizaciones y sus comunidades, en la construcción del buen vivir, ¿Dónde están los chiapanecos que están migrando y cuales son las situaciones que están enfrentando?, dijo Aldo Ledón de Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes.

Asimismo, tienen como propósito pronunciar acciones sociales y políticas que permitan dar con el paradero de sus migrantes desaparecidos, ejerciendo el derecho a la verdad, justicia, reparación integral y la no repetición. Son mujeres, hombres, madres, padres, esposas, esposos, hermanas, hermanos, hijas, hijos, que han decidió exigir mecanismos funcionales y adecuados de acceso y procuración de justicia, a sus desaparecidos, comunidades y organizaciones.

Por otro lado, uno de los casos expuestos en el documental es el de Pedro Luna Guzmán, migrante desaparecido en el año 2006, su historia nace en Masojic, Tenejapa; sus padres Francisco Luna y Lucía Guzmán cuenta que, su hijo desde que nació y creció tuvo una buena educación, era un buen hijo.

El padre añade que la primera vez que su hijo salió se fue a Sonora, este le dijo que se iría a trabajar, a lo que el cuestiono si ya podía hacerlo pues era pequeño, tenía solo 16 años cuando se fue, al hacer un poco de dinero, decidió regresar. Sin embargó, al siguiente año decidió irse de nuevo.

Por lo anterior, ellos pensaron que regresaría como la primera vez, pero no fue así, desde que se fue ya no han sabido nada de él. Cuando Pedro estaba en su hogar se iba con su padre a trabajar al campo, pues son personas que viven del maíz, café, de la agricultura; la principal razón del porque se fue era porque no tenían dinero.

“Ve hijo, pero regresa, porque he escuchado de muchos que van y ya no vuelven, se fue y mi temor tuvo razón; ya no regreso”, compartió Francisco Luna.

Por su parte, Lucía Guzmán comparte que, un día su hijo se acerco a ella cuando estaban a solas y le dijo que se iría de nuevo a Sonora, pero ella le dijo que no fuera pues su hermano no iría con él y estaría solo, pero él insistió en que se iría, ya que no había dinero.

“No vayas, además ¿No que ibas a terminar tu estudio? ‘Ya no, y entonces se fue”, finaliza la madre.

Otras de las personas que participan y comparten sus testimonios son Teresa de Jesús Jiménez Hernández, Pascual Gómez López, María González, Josefa Jiménez Pérez, Francisco Gómez Ramírez, Eleazar Velasco Alfaro y Concepción Hernández Morales.