Esmeralda Santiz, mujer que rompe estereotipos a través de la música tradicional tseltal

Esmeralda es una de las mujeres que ha comenzado a participar tocando la música tradicional de su comunidad, pese a que antes, esta labor era solo ejercida por los hombres. Cortesía: Consejo Estatl para la Cultura y las Artes (CONECULTA)/Facebook.

*La música es un medio por el cual, las comunidades indígenas de Chiapas, continúan fortaleciendo su identidad cultural; las mujeres también han comenzado a desempeñar un papel importante en esta actividad.


En Chiapas, las mujeres tseltales están rompiendo barreras, puesto que, hoy en día, hay quienes han decidido incursionar en la música tradicional de sus comunidades, oficio que sólo estaba destinado para los hombres, tal es el caso de Esmeralda Santiz Gómez, una mujer originaria de Oxchuc, que, desde muy temprana edad, encontró una manera de resistir ante la desigualdad de género de su comunidad.

Su interés por la música nace en su niñez, puesto que su padre tocaba la guitarra, lo que a ella la motivó para aprender a tocar el instrumento. A los 12 años de edad, cuando decide empezar a tomar clases para seguir aprendiendo acerca de la música tradicional, por lo que decide empezar sus clases en la Casa de la Cultura de dicho municipio.

«Desde muy pequeña me ha gustado la música, entonces pues para mí esta ha sido una de mis mejores oportunidades, no para pasar el tiempo” señala Santiz Gómez, puesto que para ella la música ha sido una oportunidad de crecimiento y, sobre todo, de visibilización como parte de su comunidad.

Es más común ver a hombres siendo músicos tradicionales. Cortesía: Gobierno de México.

Además, menciona que, anteriormente, eran muy raras las veces que se podía observar a una mujer tocando la música tradicional, puesto que el pensamiento de los hombres y de sus abuelos era muy cerrado, sin embargo, las mujeres se encuentran rompiendo esos estereotipos para demostrar que una mujer también puede tocar cualquier instrumento y debe ser respetada por ello.

“En lo personal no he recibido ningún rechazo, críticas no lo sé. (Las mujeres) hemos sido aceptadas, sobre todo en algunos eventos que hemos salido por parte de la Casa de la Cultura. La sociedad, al contrario, se han quedado como sorprendidos” destaca.

ara Esmeralda, poder participar en las actividades que involucran la preservación de las tradiciones es importante, además siendo el ejemplo para que más mujeres puedan participar de manera activa en su comunidad. Cortesía: Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (CONECULTA)/Facebook.

Además, menciona que ella, junto a otras mujeres que han decidido incursionar en la música tradicional tseltal, han sido un ejemplo para otras mujeres que también quieren aprender tocar algún instrumento que pueda servir para seguir preservando las tradiciones de Oxchuc a través de la expresión artística de la música.

Para ella, la oportunidad que tienen para continuar su formación artística en las instalaciones de la Casa de Cultura de Oxchuc se ha convertido en un espacio donde pueden enriquecer, tanto sus conocimientos como sus habilidades, al mismo tiempo que han fomentado la preservación de la cultura de su pueblo para que, en las nuevas generaciones no se pierdan las tradiciones.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: