Aves polinizadoras en casa y como atraerlas

Ponencia «Aves polinizadoras en casa y cómo atraerlas». Cortesía: Clan de Ornitología

*Los polinizadores son animales que se alimentan del néctar de las flores y durante sus visitas transportan de manera accidental polen de una flor a otra, contribuyendo a la reproducción sexual de las plantas.


Diego Ruiz integrante del Clan de Ornitología de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) a través de una exposición dio a conocer que algunas de las aves polinizadoras que se encuentran en Chiapas son el colibrí frente verde (Leucolia viridifrons), Colibrí Berílo (Saucerttia beryllina) y Colibrí garganta de rubí (Archilochus colubris), los dos primeros son comunes en Tuxtla Gutiérrez, y el último es migratorio.

Ruiz mencionó otras especies como es el zafiro de orejas blancas, es común en lugares como San Cristóbal de Las Casas, el fandanguero morado que tiene la peculiaridad de tener el pico curvo, los que tienen esta característica pueden alcanzar el polen de las flores más tubulares, y el colibrí pochotero es común en la ciudad capital.

El experto añadió que, hay especies con una dieta de insectos o frutas, sin embargo, cuando no cuentan con ninguna de ellas, no tienen problemas con alimentarse del néctar de las flores, tal es el caso del Fruterito garganta negra (Euphonia affinis), Chorcha (Icterus pustulatus) y Perlita (Polioptila caerulea).

Señaló que, los polinizadores en general presentan amenazas, pues desde la década de los 90, observaron una disminución drástica en las poblaciones en Europa y Norteamérica, las principales razones son el uso de pesticidas en cultivos, competencia y desplazamiento de especies introducidas, y la transformación de hábitats.

Ruiz dijo que, para ayudar a los polinizadores, a las plantas y a las personas, pueden crear un “jardín para polinizadores” en casa o algún parque cercano, al crear un hábitat adecuado tendrán muchos visitantes que podrán observar de cerca.

Es importante incluir las plantas que los polinizadores requieren, que sean nativas, es decir originarias de la región chiapaneca, así como para su dieta (néctar y polen) y otras en donde se puedan reproducir y crecer, expuso el experto.

Añadió que con una selección adecuada de plantas pueden generar una gran contribución, mejorando el hábitat, y hacerlo amigable con los polinizadores.

Algunas plantas nativas para atraer polinizadores mencionado por el experto son la quiebramuela, flor de mayo, coyol de obispo, chilca, candox, mátzu, nambimbo, sospó, guaya, guajinicuil, chinchemalinche y coralillo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acentuó que el Cepillo (Combretum fructicosum) es un imán de aves, suele ser visitado por muchas especies, en 1963 Miguel Álvarez del Toro observó visitantes como el cuiche, cuco bobo, cuco pico amarillo, piscoy, chupaflor esmeralda, chupaflor cabeza azul, chupaflor corona verde, péndulo cabeza naranja, cheje, chatilla, quisque, perlita, judío, chorcha y buscahido, esto solo en las afueras de Tuxtla Gutiérrez.

Por otro lado, Jhoselin Martínez integrante del Clan de Ornitología de la UNICACH expuso que las plantas con flores no siempre se reproducen solas, sino que requieren ayuda de otros agentes en especial de animales.

Por ello, los polinizadores son animales que se alimentan del néctar de las flores y durante sus visitas transportan de manera accidental polen de una flor a otra, contribuyendo a la reproducción sexual de las plantas, estos suelen ser mamíferos como los murciélagos, en los reptiles se encuentran las lagartijas, diferentes insectos como mariposas y escarabajos y en el caso de las aves están los colibríes.

Colibrí Berílo (Saucerttia beryllina). Cortesía: Audubon

Martínez mencionó que la polinización es cuando el polen, es decir, el gameto masculino de una flor es llevado a la parte femenina de otra flor de la misma especie, para así fecundar al óvulo y dar origen a frutos, semillas y nuevas plantas.

“No todos los que visitan las flores son polinizadores, algunos son eficientes, mientras que otros solo roban el polen o el néctar que las flores ofrecen, mencionó Martínez

La experta dijo que, un ejemplo de ello es la Reinita mielera (Coereba flaveola) quien suele ser un “ladrón” de néctar, pero para determinar si una especie es visitante floral o polinizador, el animal debe establecer contacto directo con las anteras y el estigma como lo hacen los colibríes, si no es así, será un “ladrón”.

Sobre los tipos de polinización dijo que se encuentra la auto-polinización y la polinización cruzada que es por viento, agua y animales.

Martínez explicó que, la polinización por viento también llamadas plantas anemófilas, suelen tener gran cantidad, pequeños y/o secos granos de polen, que ayudan a la fácil transportación y pueden producirse con mayor facilidad, un ejemplo de esto son las coníferas.

Acerca de la polinización por agua o plantas hidrófilas, mencionó que son menos frecuentes y son plantas de agua dulce, sus granos de polen son liberados en masa y transportados por las olas de los mares o ríos en los campos de zostera que son parecidos a las algas.

Respecto a la polinización por animales llamado zoofilia, expuso que animales como reptiles, aves, mamíferos, pero sobre todo los insectos juegan un papel relevante en la reproducción de las plantas al facilitar la polinización.

Por otro lado, comentó que existen diferentes tipos de flores, por ejemplo, las flores cantarofilicas también llamadas “amantes de los escarabajos”, presentan el síndrome de la polinización, tienen una forma de tazón con gran contenido de polen, lo cual facilita la manipulación de éste por los escarabajos, asimismo presenta olores fuertes.

También estan las flores miofilicas o “amantes de las moscas”, estás presentan coloraciones que van del crema al amarillo encendido.

Añadió que, las moscas son visitantes generalistas y no presentan estacionalidad, por lo que pueden polinizar flores que aparecen en condiciones ambientales adversas, la presencia de néctar es el principal atrayente de estos organismos.

Asimismo, están las flores melitofilicas o “amantes de las abejas”, son diurnas, grandes, de diversos colores, con forma de tazón y tienen una plataforma acondicionada para el aterrizaje, en general presentan grandes cantidades de polen y néctar.

Explicó que las abejas detectan el color y son capaces de percibir el azul y amarillo, que son los colores de sus flores preferidas, además el néctar se encuentra en el fondo de la flor, por lo que, las abejas han desarrollado largas lenguas para alcanzarlo.

Nombre Científico: Diaethria anna
Nombre Común: Mariposa ochenta y ocho. Lugar: Ejido Nuevo Huixtan en Las Margaritas, Chiapas (Selva Lacandona). Foto: Humberto Yee

Asu vez están las especies psicofilicas o “amantes de las mariposas”, son flores diurnas, de tamaño mediano, con colores brillantes que van del rojo al naranja, con néctar y sin olor, atraen en especial a las mariposas diurnas.

Se ha descrito que la polinización de las flores psicolofilicas se producen cuando las mariposas son atraídas por el color de las flores y posan sobre ellas, reduciendo así el gasto energético del vuelo, dijo la experta.

Martínez dijo que las flores ornitofilicas o “amantes de las aves”, suelen ser diurnas y de gran tamaño, en forma de tubo y de colores llamativos como el rojo, naranja y rosa, producen grandes cantidades de néctar con bajas concentraciones de azúcares.

Además, no tienen guías de néctar visibles para los insectos, por lo que, es probable que el néctar sea descubierto por las aves de forma accidental, cuando estas realizan la caza de pequeños insectos que revolotean alrededor de las flores.

Por último, están las flores quireptofilicas o “amantes de los murciélagos” son de gran tamaño, hábitos nocturnos, coloraciones blancas, forma tubular y desprenden fuertes olores, producen grandes cantidades de néctar con altas concentraciones de azúcar y gran cantidad de polen para abastecer los requerimientos de los murciélagos.

Su principal atrayente es el olor, pues los murciélagos cuentan con adaptaciones impresionantes, como un hocico alargado y una lengua con papilas que le ayudan a obtener néctar y polen.

La función en el ambiente que tienen los polinizadores es que son responsables de la producción sexual de más de 80% de las plantas vasculares terrestres, por lo tanto, de la producción de frutos, mencionó la experta.

Martínez añadió que, en México el 88% de las 130 especies de plantas cultivadas depende de polinizadores para su producción.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: