Ch´ul Jula´al: las sagradas visitas al Ch´ul Vits

Ch´ul Jula´al: las sagradas visitas al Ch´ul Vits

Antrop. Juan Martín Coronel Lara

Cronista del H. Ayuntamiento de Venustiano Carranza, Chiapas

Cada año, durante el mes de mayo, se realiza en la cumbre del Ch´ul Vits, en la ciudad de Venustiano Carranza, un complejo ritual que tiene como finalidad central la petición de las lluvias. Ch´ul Jula´al, cuya traducción más cercana al español es “La Sagrada Visita”, consiste en un ciclo de ritos desarrollados en el cerro los tres sábados posteriores a la fiesta de la Santa Cruz. Las visitas al Ch´ul Vits son organizadas por los Principales a través de su sistema tradicional, y se realizan siguiendo las divisiones barriales, de tal manera que la primera visita corresponde a los Principales de El Convento y el Señor del Pozo; la segunda a San Pedro; y la tercera al Calvario y a San Sebastián.

Ch´ul Jula´al: las sagradas visitas al Ch´ul Vits.

La confección del Ch´ul Poko´ Nichim

Las actividades comunitarias comienzan un día antes del ascenso, en el corredor de la nave de la iglesia anfitriona decenas de hombres se congregan para confeccionar los círculos florales nombrados en tsotsil Ch´ul Poko´ Nichim. Estas fragantes ofrendas son elaboradas con material vegetal de la región, sobresaliendo el empleo de la Plumería Rubra denominada localmente Ch´ul Pej´el Nichim o “Jakaluchuch”. Los círculos florales son ensamblados en estructuras en formas de arco o los llamados “lavelte´e” que serán ofrendados por la madrugada del sábado a las entidades sagradas que, según la cosmovisión local, habitan el cerro.

        El ascenso a la cumbre

Al amanecer del día sábado, una nutrida comparsa emprende el ascenso a la cumbre del cerro. Lo encabezan los músicos de tambor, trompeta y flauta; los abanderados, quienes portan la bandera mayor y la menor, además de las rezadoras. Las personas depositan velas y flores de Pej´el Nichim a promontorios de piedras considerados “Santos”. Cercano a la cumbre existe una explanada donde se encuentra emplazada un par de cruces de madera verde, junto a una enorme roca. Según muchas personas en este lugar vive Ch´ul J´me´il Bixik, entidad sagrada considerada una anciana Totik de nagua y de huipil. Algunos depositan tejidos, botellas de alcohol y libros para solicitarle favores.

Metros más arriba se encuentra Ch´ul Jol Vits´, la cumbre del cerro. Allí existe 6 cruces de madera. Los músicos, las rezadoras y el resto de ritualistas se congregan allí, depositan velas, se quema sahumerio y se ofrendan flores a las cruces. Por la tarde y luego de una jornada de cerca de 6 horas, se lleva a cabo la comida ritual. Principales y músicos se reúnen en torno a los alimentos, los cuales se encuentran dispuestos en trastes sobre la tierra. Se lleva a cabo el acto “Ch´ul Peronal” en que se pide perdón para posteriormente consumir los alimentos. Luego de la comida, la comitiva emprende el descenso del cerro esperando con ansias la llegada de las lluvias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: