Mercado 20 de Noviembre, un patrimonio del barrio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

*El Mercado 20 de Noviembre es un ejemplo de arquitectura funcionalista, genera espacios de intercambio cultural, convivencia y satisface necesidades comerciales. Se llevó a cabo gracias a las diligencias que realizaron comerciantes que previamente se habían posicionado en la ubicación actual.

Por Alma Martínez

Dulce Daniela Díaz Olivera, licenciada en historia por la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICAH) a través de una entrevista, habló acerca de cómo el Mercado 20 de Noviembre da identidad al barrio San Jacinto, satisface sus necesidades, proporciona una zona comercial y de estacionamiento, y rompe con la arquitectura del barrio.

Explicó, a principios de 1900, cuando no existía este mercado público, el lugar estaba registrado como un parque o jardín cercano a la Iglesia de San Jacinto (sitio actual del Teatro Francisco I. Madero). Posteriormente, en 1913, el espacio fue adecuado para colocar al batallón número 46 y 20 del Ejército mexicano.

La presencia del batallón provocó una actividad y concentración comercial, poco a poco diferentes personas ofrecieron productos básicos como carnes y verduras en las puertas del inmueble. Sin embargo, años después el batallón fue reubicado, y las y los comerciantes vieron en ello una oportunidad de apropiarse del espacio vacío.

A partir de kermeses y apoyo colectivo, lograron recaudar fondos, viajar a la Ciudad de México y conseguir una audiencia para pedir el sitio. En 1944, el ex gobernador de Chiapas, Rafael Pascacio Gamboa hizo la donación del terreno para la fundación del mercado.

De 1952 a 1953 se realizó el diseño y construcción del inmueble como se conoce hoy día (con algunas modificaciones como la puerta de la esquina). El arquitecto a cargo del diseño fue Juan G. Cárdenas.

El inmueble es un ejemplo de la arquitectura funcionalista, característica palpable en el interior del mercado, ya que cuenta con cielos altos y ventanales inclinados que mantienen el inmueble fresco e iluminado sin necesidad de focos y ventiladores, dijo Díaz.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El mercado se inauguró el 20 de noviembre de 1953, de ahí su nombre. No obstante, se conoce popularmente como “mercado de las flores”, este hecho gracias a la reubicación de comerciantes, en su mayoría floristas de la 4a sur al mercado.

La historiadora indicó que aunque hay muchas locatarias y locatarios floristas, las flores no son lo único que se vende en el mercado. Entre los giros existentes está el de abarrotes, empanadas, pozol, jugos y licuados, carnitas, verduras, pollo, carne de puerco, trabajos de cerrajería y sellos de goma, entre otros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De acuerdo con Díaz, el mercado 20 de Noviembre es considerado patrimonio material, primeramente por su diseño único, mismo que es comprobado visualmente; segundo por su valor temporal, pues su historia se remonta a más de 60 años; y tercero por un valor económico, como todo inmueble tiene un valor por su construcción y localización geográfica.

Agregó que también es patrimonio del barrio porque es característico de su identidad. En él existen diversos espacios: comercial, social, recreativo y político.

Espacio comercial: se venden productos regionales, indispensables para el día a día, satisface necesidades del barrio, ya sea de abastecimiento o de consumo inmediato.

Foto: Alma Martínez

Espacio social: se crean relaciones sociales dentro del mercado, entre locatarios y entre locatarios y clientes, por un lado existen los aspectos básicos de amistad, familiar o románticos; y por otro, los clientes pueden formar una rutina y al mismo tiempo desahogar y familiarizarse con su vendedor.

Espacio recreativo: se encuentran en el mercado hijas e hijos de locatarios que desempeñan juegos y tareas dentro del establecimiento.

Espacio político: dentro del desempeño social del mercado existe una organización para la representación de los intereses colectivos, de la misma manera el mercado es considerado como una «masa» de votos importantes cuando de elecciones se trata, hecho que se ve reflejado en las visitas y recorridos de los candidatos.

Según Díaz, en el interior del establecimiento existe intercambio cultural, pues conviven personas provenientes de diferentes regiones de Chiapas, como los Altos y la capital, además, se encuentran personas de Oaxaca y el centro del país, personas con diferente formación, opinión, religión, costumbres y tradiciones.

Un ejemplo de ello es el altar a la Virgen de Guadalupe ubicado a lado del local «Antojitos Rosy», en el que cada año se organizan rezos en su honor.

Mercado 20 de Noviembre
Fotos: Alma Martínez

Por otro lado, Daniel Gómez, fabricante de sellos, quien lleva 38 años en el mercado, explicó que cuando ingresó pagaba 50 centavos diarios y sus principales clientes eran campesinos y maestros que hacían “cola como de tortillería”. Después las nuevas tecnologías disminuyeron su trabajo, sin embargo, reconoció que es afortunado por tener un espacio laboral, que le ha permitido comprar un terreno, construir su casa y enviar a sus hijas a la escuela.

Daniel Gómez, fabricante de sellos. – Foto: Alma Martínez

Asimismo Javier Sánchez, quien tiene un puesto de flores y arreglos, dijo que el mercado es su sostén y el motivo por el que llega cada día es porque le gusta su trabajo. Pese a que la pandemia por COVID-19 ha bajado sus ventas, las personas siguen llegando a comprarle flores a sus santos o para regalar a seres queridos.

Javier Sánchez, florista. – Foto: Alma Martínez

Por último, Luis Echeverri, señaló que trabaja en el mercado desde hace 13 años, sus funciones han sido diversas, desde ser vigilante, abrir y cerrar el mercado, y actualmente se encuentra en la puerta tomando la temperatura y aplicando gel antibacterial. Declaró que el mercado es su centro de trabajo y es importante en su vida.

Luis Echeverri, vigilante. – Foto: Alma Martínez

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: