Prenda ceremonial de Venustiano Carranza en peligro de desaparecer

Candelaria Vázquez, originaria de San Bartolomé de Los Llanos, ubicado en Venustiano Carranza. Imagen: Cortesía.

*La pieza “Manterex Almud» busca motivar a tejedoras para crear prendas ceremoniales. 


Candelaria Vázquez Morales, tejedora tsotsil de San Bartolomé de Los Llanos, es pionera en la preservación de las antiguas técnicas de tejido en Venustiano Carranza. Un ejemplo de ello, es la servilleta de Almud, elaborado en telar de cintura con algodón y brocados en seda.

Manterex almud, como es conocido en su lengua originaria, es una pieza de uso femenino que está por desaparecer. Era utilizado en las fiestas tradicionales, así como en los rituales de casamiento. Por ejemplo, los banquetes de las festividades de cada iglesia se cubrían con esta. Un atractivo visual que cada vez es difícil mantener.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ese hilo casi no lo hacen. En el terreno de mi papá tenemos 20 matas de algodón, lo que va saliendo se junta, así vamos haciendo la servilleta, desde que aprendí nunca supe donde lo venden, dijo Vázquez Morales.

Desde muy pequeña, su mamá le enseñó a trabajar con la fibra. Realizó sus primeras blusas, camisas de algodón y los pañuelos principales de la iglesia  a los siete años.

Como no sabemos dónde se vende el hilo, solo hacemos piezas para servicio propio o por encargo. No pertenezco a ningún grupo, actualmente los elaboro con mi hija, mi nuera realiza tejidos con hilera, mencionó la tejedora tsotsil.

Elaborar una manta, le lleva alrededor de dos meses. El proceso va desde desmenuzar, despepitar y en dado caso extraer piojillos del algodón, sacar los hilos y unirlos, posterior a ello, empezar a tejer.

Con su pieza busca motivar a más artesanas para tejer las prendas ceremoniales de los antepasados.

El lienzo de Manterex almud realizado por Vázquez Morales le significó ser reconocida en la categoría Rescate Artesanal en la trigésima séptima edición del Concurso Estatal de Artesanías «Fray Bartolomé de Las Casas». No obstante, la tejedora reconoció a dicho premio como un reto, ya que las personas prefieren otros tipos de hilos, razón suficiente para que no le prestaran atención al almud.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: