Lluvia de Estrellas al caer la noche

Lluvia de meteoros Perseida

Por Oscar Alejandro Cruz Toalá de Jatamatzá Club de Divulgación Científica A.C.

De niño escuchaba platicar a los adultos y decían que esa noche habría una lluvia de Estrellas y que ocurriría en la madrugada, mi hermano menor le decía a mi madre “Mamá, ¿me despiertas para levantar estrellitas?”. Esa vez me marcó el comentario, a mis 10 años ya sabía que las estrellas no tenían 5 o 6 picos, como en los dibujos, y eso tenía que decirle a mi hermanito.

Las lluvias de estrellas se originan por que la Tierra, en su órbita elíptica alrededor del Sol, coincide con la órbita de algún cometa que en años anteriores pasó por ese punto y dejó restos de rocas, hielo y polvo, y fuerza de gravedad de nuestro planeta atraen esos restos haciendo que se desintegren al ingresar a altas velocidades, que la fricción con los gases de nuestra atmósfera incendian a la roca que pueden ser del tamaño de un grano de arroz hasta una pelota de básquet-bol. La mayoría de las lluvias de estrellas están asociadas a un cometa, para este caso en particular, se trata de una misteriosa lluvia de estrellas, ya que ni si quiera se sabe con certeza cuál es el cometa progenitor de las Alpha Monocerótidas. Se cree que está asociada al cometa Van Gent-Peltier-Daimaca (1943 V1) pero no hay certeza absoluta por parte de la comunidad científica.

Partes de un cometa que origina a la lluvia de estrellas

Este jueves por la noche (21 y 22 de noviembre de 2019 por la madrugada), si las condiciones son favorables con un cielo oscuro y despejado, tendremos una buena oportunidad de presenciar un breve pero muy rico Estallido de meteoros conocidos como las Alfa Monocerotidas. Generalmente esta lluvia de estrellas no es muy llamativa al no tener una gran cantidad de meteoros por hora, pero este año tiene una alta posibilidad de ser inolvidable, aunque para esta ocasión será de muy corta duración.

Los astrónomos Esko Lyytinen de la Red Finlandesa Fireball y Peter Jenniskens del Instituto SETI y el Centro de Investigación Ames de la NASA han estado monitoreando y rastreando esta lluvia durante muchos años y se dieron cuenta de que las circunstancias para este año 2019 son casi idénticas a las de 1995, cuando ocurrió una avalancha de meteoros, teniendo unas rachas de hasta 400 meteoros por hora (varios meteoritos por minuto) en condiciones óptimas de obscuridad y cielo libre de nubes. El horario adecuado para su observación será alrededor de las 10:50 PM tiempo del centro de México del día 21 de Noviembre (04:50 hora universal del 22 de noviembre), con una duración máxima de 15 a 40 minutos, realmente un tiempo muy muy corto.

El radiante, ubicado en el este de la constelación de Monoceros, se eleva alrededor de las 10:00 p.m. por lo que la constelación estará relativamente baja hacia el cielo del Oriente (Este).

Ubicación de la lluvia de estrellas para buscar la noche-madrigada del 21-22 de Noviembre

A continuación les daré unos pequeños consejos para poder observarla, dada la característica de esta lluvia de estrellas, recomendamos hacer las observaciones en grupo, o al menos 2 personas, para poder hacer pequeños descansos y  que siempre esté al menos una persona pendiente de la actividad, ya que en cuestión de minutos puede empezar y terminar el espectáculo y si no estamos atentos, podemos perdérnoslo. Por la temporada, recomiendo tener a la mano un abrigo por si es necesario, una taza de té o café siempre es muy útil, tener una lámpara o linterna por si hay necesidad de desplazarse a otro lugar, recordemos que el mejor espectáculo se apreciará en completa oscuridad, observar desde una posición cómoda, acostados o en una silla reclinable. Durante el acontecimiento podrán observar ases de luces de diferentes colores, esto depende de la composición química de los meteoros al quemarse en su ingreso a la atmósfera. A continuación les presento una tabla de la composición química de los meteoros y el color del rastro de luz que dejarán a su paso.

Composición química de algunos meteoros y colores que se observan al quemarse en la atmósfera

Sin más por ahora, me despido en esta breve sesión y no olviden poner los #OjosAlCielo deseándoles una noche despejada para apreciar de este bello y prometedor espectáculo.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.