México en el Espacio

Lanzamiento exitoso del AztechSat-1 primer nanosatélite Mexicano que se pondrá en órbita.

Por Oscar Alejandro Cruz Toalá de Jatamatzá Club de Divulgación Científica A.C.

A lo largo de los años se ha visto el desarrollo tecnológico que beneficia a la humanidad, avances en telecomunicaciones, en medicina, prevención de desastres, entre muchas cosas más. Las grandes cosas que ponen en el espacio comenzó con una carrera entre dos grandes naciones como Estados Unidos y Rusia (Ex unión soviética), y muchos otros países se sumaron a esta aventura, colocar satélites y laboratorios en el espacio, impulsados por el espíritu de la curiosidad y el conocimiento. Los avances tecnológicos de un país está en función de lo que invierte en ciencia y tecnología, y en mi papel como divulgador científico, estoy convencido que en nuestro País se puede desarrollar tecnología de punta, desafortunadamente no creen en esos proyectos. Hace falta mucha cultura científica en la población que nos permita tener otra visión diferente a la vida cotidiana, lo que comúnmente decimos “poner la frente en alto”, “Poner los Ojos al Cielo”, redescubrir el universo, despertar el niño curioso que llevamos dentro de nuestros corazones y en nuestros pensamientos.

AztechSat-1 antes de colocarlo en el compartimiento de carga de la capsula Dragon de la empresa SpaceX

La semana pasada, para ser precisos, el día 5 de diciembre, estuve en la Escuela Secundaria Técnica No. 66 de San Cristóbal de las Casas compartiendo tres charlas con diferentes jóvenes, hablando de la formación del sistema solar y de la exploración espacial, donde platicamos de la carrera espacial y sus beneficios a la humanidad, y mi pregunta final fue: ¿algún día México podrá lanzar sus propios cohetes espaciales?, ¿sus propios satélites?, muchos lo dudaron, otros más si apostaron a creer hacerlo posible. Ese día, mientras me preparaba a regresar a casa, un grupo de jóvenes estudiantes y docentes asesores de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, se decidieron a hacer historia y a voltear la mirada de muchos países a México. Trabajaron para construir nanosatélites para ponerlos en órbita, con la colaboración de la Agencia Espacial Mexicana (AEM) y la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).  Denominaron al nanosatélite AztechSat-1, este proyecto comenzó en julio del 2017 y tiene como misión principal establecer comunicación con la constelación de satélites comerciales de GlobalStar, para mejorar el tránsito de datos hacia la Tierra, porque en la actualidad esos pequeños satélites de formato CubeSat (satélite en forma de cubo de 10 cm por lado), necesitan pasar por la estación terrena para bajar los datos y después regresar a su órbita y cuando de nueva cuenta se ubican sobre su estación terrena, bajan los datos y continúan con su transcurso.

El viernes 5 de diciembre fue lanzada la cápsula Dragon en la misión SpaceX 19 CRS a bordo de la aeronave Falcon 9 del Space Launch Complex 40 en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida, quién llevó el AztechSat-1 a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés) para posteriormente ser puesto en órbita y así cumplir con su misión, la cual se tiene previsto que dure de 6 a 9 meses.

Y a propósito de satélites compactos, el Club Jatamatzá cuenta con uno, denominado CanSat (satélites del tamaño de una lata), este tipo de prototipos de satélites son elaborados por la empresa Ballhausen Ingeniería y llegó a nuestras manos en el 2017, cuando el Comité Nacional de Noche de las Estrellas en coordinación con el Foro Consultivo en Ciencia y Tecnología A. C. convocaron a los comités locales de Noche de las Estrellas para llenar una encuesta iberoamericana a nivel nacional, y gracias a los miembros del club y a los colaboradores del comité donde participamos como Jatamatzá, El club de Astronomía de la Facultad de Ingeniería de la UNACH, ChiapasMeteo y Bio-Hábitat A. C. ganamos el primer y tercer lugar nacional del número de encuestas realizadas, teniendo como premios una conferencia de nuestra amiga la Dra. En astrofísica Nahiely Flores Fajardo, dos telescopios Celestron y dos satélites CanSat.

Satélite CanSat, del tamaño de una lata de refrescos.

Es por este tipo de acciones por la que es necesario creen en jóvenes científicos, en que la divulgación de la ciencia y tecnología es importante para la sociedad, despertar inquietudes en las niñas y niños de Chiapas, en las juventudes de nuestro Estado. Es por eso nuestra insistencia de la importancia de salir a espacios públicos a  promover la cultura científica, aunque a veces nos tachen de “ambulantes” nos reconfortamos con saber que al menos a una persona logramos poner sus #OjosAlCielo. Me despido no sin antes agradecer a empresas 100% chiapanecas que confían y creen en nuestro proyecto, a Autobuses Expreso Azul (Aexa), Autobuses Titanium, LiRC impresoras 3D, al Lic. José Juan Balcázar Moreno del Diario PortaVoz, a nuestro gran amigo Víctor Lara de Ronda Política, Karla Gómez, a la productora Leonor Cordero de Mosaico Universo y a todas y todos los integrantes del Club que impulsan y animan para realizar nuestras actividades. Y no se pierdan la lluvia de Estrellas Gemínidas que será visible en Chiapas la noche del 13-14 de diciembre, a partir de la media noche, busquen a Orión sobre el oriente, no se olviden de seguirnos en FaceBook, ahí compartiremos más detalles.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.