Cruzada Nacional Contra el Hambre, programa fallido en Chiapas

Cuando no haya más ayuda alimentaria, los niños afectados por los sismos de septiembre pasado, sobre todo los de Oaxaca y Chiapas, están en riesgo de desnutrición Cortesía: VOM Noticias

Las tasas de prevalencia de desnutrición rural-indígena en Chiapas se encuentran entre las más alarmantes.

Natalie P. Garza, Benito Salvatierra Izaba, Carla Beatriz Zamora Lomelí, Arturo Torres Dosal y Alfonso Mejía Modesto del Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) analizaron el impacto del Programa de Comedores Comunitarios (PCC) en un ejido rural indígena de la zona alta cafetalera de Tapachula.

En México las prevalencias de desnutrición en menores de 5 años continúan duplicando o triplicando las medias nacionales cuando se analizan por zona geográfica, contexto rural o urbano, por grupos de edad y en poblaciones con presencia indígena.

Garza, Salvatierra Izaba, Zamora Lomelí, Torres Dosal, y Mejía Modesto señalan que el ejido rural indígena de ascendencia Mam La Patria, cuya principal actividad productiva ha sufrido graves pérdidas debido al hongo de la roya, se encontraba colocada en el campo de acción ideal para la implementación de programas sociales de asistencia para la atención de la pobreza y el hambre.

Por ello, el ejido calificó como prospecto para implementar el programa de PCC, que deriva de una política alimentaria creada desde enero del 2013 durante el gobierno de Enrique Peña Nieto denominada Cruzada Nacional Contra el Hambre (CNCH) o Programa Nacional México Sin Hambre como parte del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.

En primera instancia, la CNCH planteaba los siguientes objetivos: cero hambres a partir de una alimentación y nutrición adecuados; eliminación de la desnutrición infantil y mejora de los indicadores de peso y talla; aumento de producción e ingreso de los productores; minimización de pérdidas post-cosecha y promoción de la participación comunitaria para eliminar el hambre.

Asimismo, dicha estrategia estaba focaliza para poblaciones con pobreza multidimensional extrema, con carencia de acceso a la alimentación o índice de privación social.

Por otra parte, dentro del marco de la CNCH, se ubicó el Programa Comedores Comunitarios (PCC) a cargo de la SEDESOL, el cual pretendía atender los objetivos generales de la cruzada a través de tres objetivos específicos: mejorar el estado nutricional de grupos vulnerables; promover la inclusión social; y brindar orientación nutricional que sustente una cultura alimentaria nutricional.

Los investigadores apuntan que aunque la desnutrición crónica disminuyó a nivel nacional 13.3 puntos porcentuales entre 1988 y 2012, pareciera que en la medida en que han disminuido fueron remplazadas por mayores prevalencias de obesidad.

Sin embargo, ambas formas de mala nutrición (desnutrición y obesidad) se presentan ahora de forma simultánea (doble carga de mala nutrición) y las cifras indican que en México aún hay 302,279 menores de 5 años de edad en situación de desnutrición.

De esta manera, desde una perspectiva institucional mexicana, el hambre, la desnutrición y la carencia alimentaria se encuentran inmersas en los diferentes niveles de pobreza, definidos según las carencias presentes en la población a partir de dos enfoques: el económico, comparando el ingreso con la línea de bienestar económica; y el de derechos sociales.

Los investigadores realizaron un estudio de casos explicativo en el que evaluaron el estado de nutrición de 31 menores de cinco años en 2014 y posteriormente en 2016 desarrollaron mediciones antropométricas y encuestas a las o los jefes del hogar para la obtención de información sociodemográfica de los hogares.

De acuerdo a los resultados de ambas intervenciones (2014 y 2016) y tras considerar la inversión que el gobierno realizó para el programa, P. Garza, Salvatierra Izaba, Zamora Lomelí, Torres Dosal, y Mejía Modesto concluyeron que el PCC no mostró suficiente evidencia de su impacto tras dos años de su implementación.

Pues por el contrario, los niños y las niñas se encuentran en un estado de desnutrición relacionada a una fase de enfermedades o a hábitos alimentarios inadecuados.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.