A través de hongos podrían purificar el aire de Chiapas

Contaminación Tuxtla Gutiérrez

Lina Dafne Sánchez Corzo, estudiante del Doctorado en Ciencias de los Alimentos y Biotecnología del Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez (ITTG), logró la identificación de 18 nuevas cepas de Hongos Lignocelulolíticos, mediante los cuales buscará analizar su capacidad de remover moléculas contaminantes del aire.

En la capital chiapaneca, durante los últimos años se ha tenido un registro importante de mala calidad del aire, lo que ha hecho que se adaptaran nuevas tecnologías para tener en cuenta este fenómeno que daña a la salud con problemas cardiacos y respiratorios.

En 2019, una temporada de sequía, de incendios forestales intensas y de movilidad vehicular hicieron que durante los meses de febrero a junio se visibilizará una bruma contaminante en Tuxtla Gutiérrez y otras ciudades como San Cristóbal de las Casas, Cintalapa y Villaflores.

Sánchez Corzo mencionó que uno de los grandes peligros para la salud y el medio ambiente es la contaminación del aire, el uso de hidrocarburos genera productos tóxicos en el aire como el Benceno, Tolueno y Xileno (BTX), estos contaminantes tienen efectos tóxicos y cancerígenos en el ser humano.

La investigadora pretende evaluar la capacidad de los Hongos Lignocelulolíticos para remover moléculas complejas similares a los BTX, para lo cual realizó la identificación de cepas aisladas de hongos colectados en el estado, para remover contaminantes del aire usando un enfoque ecológico y eficaz.

“Mi intención en este proyecto es usar técnicas genéticas, bioquímicas y analíticas para evaluar la capacidad de Hongos Lignocelulolíticos en la remoción de BTX del aire” expresó Dafne Sánchez.

Durante el proceso se obtuvieron muestras de ADN de 20 hongos recolectados en el estado, para extraer la secuencia del genoma se contó con el apoyo del laboratorio Macrogen (Seúl, Korea) y de GenBank (Maryland, E.U.), lográndose la identificación de 18 cepas, de las cuales el 89% son nuevos registros de cepas correspondientes para el estado de Chiapas, de acuerdo con el catálogo de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).

La investigadora identificó la cantidad de partículas contaminantes en el aire de la capital chiapaneca y otros municipios de la entidad

De las 18 cepas obtenidas, la cepa seleccionada para realizar los estudios de remoción de BTX ha sido la cepa “P. Flavidoalba TecNM-ITTG L20-19″, por cumplir con todos los criterios de selección.

Aunado a ello, las cepas recolectadas en el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez, representan un patrimonio para el Instituto, lo que ha conformado un ecosistema a ser protegido dentro de la institución.

La investigadora mencionó que dicho estudio continuará con el fin de continuar con las identificaciones de efectos contaminantes que son dañinos para la salud y su posible solución a través de su investigación con hongos.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d