#OjosAlCielo ¡Cometa a la vista!

Cometa C/2020 F3 (Neowise), Créditos: @EH_Stonehenge.)

En los últimos días se ha vuelto el tema del momento, es no es para menos, el hecho de que podamos voltear la vista al cielo y lo primero que veas es un cometa, sería una experiencia inolvidable, esa experiencia la tuvieron personas quienes vieron la última visita al vecindario terrícola del esplendoroso cometa Halley en el año de 1986, visible al ojo humano por su magnífico brillo y a quien esperamos con tanta ansia y emoción el próximo 2061.

Los cometas tienen una órbita alrededor de nuestra estrella, muchos de ellos provienen del cinturón de Kuiper, que se encuentra más allá de la órbita del planeta Neptuno, de hecho, Plutón pertenece a una región de este famoso cinturón, y por el hecho de estar más lejano de la órbita de Neptuno, reciben el nombre de Objetos Transneptunianos;  muchos otros cometas y asteroides provienen de la famosa Nube de Oort situada entre 50 000 y 100 000 UA del Sol, es decir 50 mil veces la distancia que existe entre el Sol y la Tierra (150 millones de kilómetros).

Un cometa es una roca cuyo tamaño puede variar de decenas de kilómetros a cientos de kilómetros, la mayoría de ellos están compuestos de agua, hielo seco, amoníaco, metano, hierro, magnesio, sodio y silicatos congelados; esto debido a las bajas temperaturas de los lugares lejanos donde se hallan. Existen investigaciones y teorías que apuntan a que los materiales que componen los cometas son materia orgánica y resultan determinantes para la vida, esto implicaría que en el proceso de formación de los planetas, algunos cometas impactaran contra la tierra y dieran origen a los seres vivos.

El cometa C/2020 F3 (NEOWISE) desde Canadá. Crédito: Natasha Haggard IG:natasha_haggard          YouTube: natasha haggard        http://thelightmajestic.com/

Los cometas reciben su nombre de acuerdo criterios establecidos en 1994 por la Unión Astronómica Internacional (IAU por sus siglas en inglés) una serie de criterios para la designación de los cometas para ser empleados a partir de 1995. Es por esto que los cometas se designan provisionalmente por su año de descubrimiento seguido de una codificación alfanumérica en la que el primer elemento es una letra mayúscula que designa la quincena del mes en que fue descubierto, desde A-primera quincena del mes de enero hasta Y-segunda quincena del mes de diciembre, y un número que indica el orden en que fue descubierto dentro de esa quincena, y como es costumbre designar el nombre de quien descubre el cometa, la IAU agrega el criterio de añadir el nombre a la designación sistemática entre paréntesis, por ejemplo 1P/ 1682 U1 (Halley).

Por el tipo de órbita o periodo, muchos cometas no son visibles en generaciones humanas, es decir, algunos visitan al vecindario cósmico cada 200 años o bien se acercan tanto al Sol que se desintegran, muchos otros son descubiertos pero chocan contra algún planeta  o satélite natural.

Es de gran emoción para muchos astrónomos aficionados y público en general poder apreciar un objeto de éstos, recuerdo muy bien la emoción de encontrar al extinto cometa ISON en el 2013 que prometía una vista, incluso de día, y que desafortunadamente se desintegró en las cercanías del Sol, pero que pude ver y captar en mi telescopio, después de horas y noches de búsqueda, el final fue muy satisfactorio.

Para este mes de Julio tenemos la fortuna de observar a un cometa “a simple vista” en cielos Chiapanecos, se trata del cometa C/2020 F3 (Neowise), fue descubierto a finales de marzo y se encuentra a una distancia 400 veces más lejana que la Luna, se encuentra en la órbita interna de Mercurio, podemos buscarlo alrededor de las 5:20 am hasta las 06:00 hrs, dependerá de nuestra ubicación, ya que depende si estamos rodeados de montañas, el cometa es visible en los próximos días antes del amanecer de 7 al 15 de julio; dirección noreste, y del 15 al 23 de julio después del atardecer dirección NOROESTE, aproximadamente 20° sobre el horizonte; ya en estas fecha no será posible ver la cola del cometa a simple vista, debido a la luz del amanecer/atardecer, las fotos que en este artículo se presentan son captadas con técnicas de exposición y apilamiento de fotos y con telescopios con los que podemos captar algunos detalles del cometa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si no les es posible observar el cometa, aún pueden ser testigos de otros acontecimientos astronómicos, por ejemplo, el 14 de julio podremos observar la oposición de Júpiter, es decir, se encuentra en su posición más cercana a la Tierra y su cara visible está completamente iluminada por el Sol a una magnitud de -2,7, esto indica que será más brillante y será un gran momento para quienes deseen fotografiarlo y observarlo a través de un telescopio puedan apreciar más detalle del gigante joviano, además, el próximo 21 de julio podremos observar la oposición de Saturno, será más brillante que en cualquier otra época del año y es visible durante toda la noche, a partir de las 9 de la noche ya está visible sobre el oriente. Y para terminar el mes, tendremos La lluvia de meteoros Delta Acuáridas la noche del 29 y madrugada del 30 de julio. Durante esas noches las condiciones para disfrutarla pueden no ser las mejores. El Club Astronómico Jatamatzá los invita a poner los #OjosAlCielo en esta cuarentena, y les recomienda usar telescopios con diámetro de 67 mm de apertura o mayores, para la lluvia de estrellas lo único que necesitan es paciencia y #CielosDespejados. Hasta la próxima.

fotografía de Júpiter, cortesía: Dr. Braulio Guerra Urbiola, tomada en El Campanario, Querétaro, telescopio Celestron Evolution 8”, ocular 8 mm, cámara: iphone 11

Ubicación de la Lluvia de estrellas  Delta Acuáridas, Club Astronómico Jatamatzá

 

 

 

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d