Pueblo Viejo, Comitán y su fantástica diversidad en avifauna

Pueblo Viejo se localiza en el municipio de Las Rosas y abarca una pequeña parte de Comitán de Domínguez, con un área de 8 352 hectáreas. Cortesía:  IDESMAC.

*La avifauna en México es muy diversa, con un registro entre 1 123 y 1 150 especies, lo que equivale al 11% de las aves conocidas de mundo. El estado de Chiapas tiene un elevado número de especies, con una riqueza potencial de hasta 732 especies de aves que se distribuyen en muchas de las áreas naturales protegidas que se han decretado en el estado.


Luis Enrique De los Santos Vázquez, investigador de WindField S. A. de C. V. y Marco Antonio Altamirano González Ortega, investigador de la Coordinación de Técnica de Investigación de la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural, realizaron una investigación sobre las aves, debido a la falta de información básica sobre estas poblaciones, lo que ha limitado a realizar propuestas de conservación local, compararon la avifauna de los municipios de Las Rosas y Comitán de Domínguez.

Por ello, la comunidad de Pueblo Viejo, propuesta como área natural protegida, es un área ubicada entre los municipios de Las Rosas y una pequeña parte de Comitán de Domínguez. La falta de información básica sobre la riqueza y la abundancia de las poblaciones de aves en esta área, como en muchas localidades, imposibilita corroborar su condición actual.

Por lo anterior, los investigadores compararon la avifauna de las localidades Candelaria y Guadalupe Palmira con base en su composición, riqueza, abundancia y diversidad, contabilizaron 2 747 individuos en las dos localidades que pertenecen a 113 especies, 11 órdenes y 34 familias.

Asimismo, el orden de los Passeriformes presentó el mayor número de familias. Las familias que tuvieron el mayor número de especies entre las dos localidades muestreadas fueron Parúlidos (Parulidae), Ictéridos (Icteridae), Túrdidos (Turdidae), Tiránidos (Tyrannidae) y Emberízidos (Emberizidae), por otra parte, 86 especies son residentes, 22 migratorias invernales, una migratoria de verano y cuatro transitorias.

Tiene una corona de color marrón-gris, una nuca de color negro, y el resto de las partes superiores y la cola son fuertemente barreteados de negro, leonado y blanco. Cortesía: eBird.

Las especies más abundantes fueron la ratona de dorso franjeado (Campylorhynchus zonatus) con 96 individuos, Arrendajo de Steller (Cyanocitta stelleri) con 120, Trogón mexicano (Trogon mexicanus) con 106, Turpial toche (Icterus chrysater) con 99, Mirlo de pecho café (Turdus rufitorques) con 264, Capulinero gris (Ptiliogonys cinereus) con 222 y Gorrión chingolo (Zonotrichia capensis) con 99.

Por ello, las abundancias relativas mayores, corresponden a cinco especies de aves, con una especie común en las dos localidades, la mayoría de las especies en las dos localidades corresponden a la categoría rara.

Además, de las 113 especies, 15 están incluidas en alguna categoría de riesgo, consideradas en la NOM059-SEMARNAT-2010, dos están en peligro de extinción, ocho amenazadas y cinco están sujetas a protección especial.

El macho tiene corona, garganta y espalda negras, cara amarillo brillante con una línea negra a través del ojo. Cortesía: eBird.

Mientras que, reinita caridorada (Setophaga chrysoparia) y la pava pajuil​ (Penelopina nigra) se encuentran bajo las categorías de peligro de extinción y vulnerable, en la Lista Roja de especies en riesgo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), el resto de las especies se consideran bajo la categoría de preocupación menor.

De los Santos y González mencionaron que, en Candelaria contabilizaron 1 578 individuos, distribuidos en 101 especies, 32 familias y 11 órdenes, mientras que en Guadalupe Palmira el registro de individuos fue de 1 169 distribuidos en 62 especies, 24 familias y seis órdenes.

Además, los órdenes que presentaron mayor número de familias en la primera localidad fueron los Passeriformes con 19 familias, Parulidae con 17, Icteridae con nueve y Turdidae con ocho. En Guadalupe Palmira, los órdenes con mayor número de familias también fueron los Passeriformes con 19 familias: Parulidae con 14 y Fringillidae con cinco.

Con relación a la estacionalidad, 76 especies fueron residentes, 20 migratorias invernales, una migratoria de verano y cuatro transitorias en Candelaria, mientras que, en Guadalupe Palmira, 46 especies son residentes, 14 migratorias invernales y dos transitorias. En cuanto a especies exclusivas, 51 ocurren en la primera localidad y 12 en la segunda.

Los investigadores exponen que, con base en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en Candelaria hay 13 especies de aves incluidas en alguna categoría de riesgo, dos en peligro de extinción, seis amenazadas y cinco sujetas a protección especial. De acuerdo con la Lista Roja de especies en riesgo una está en peligro de extinción, una vulnerable y 99 en preocupación menor.

Por su parte, en Guadalupe el registro de especies de aves incluidas en la normatividad nacional es de cinco: una en peligro de extinción y cuatro amenazadas. Por la IUCN, una se encuentra en peligro de extinción y en preocupación menor 61 especies.

Los investigadores añaden exponen que, las diferencias en la composición de las especies de aves entre Candelaria y Guadalupe Palmira, muestra una notable diferencia, se puede deber a los diferentes tipos de bosques que existen en cada una de ellas, así como en la diversidad ambiental.

En relación con lo anterior, en Candelaria hay más tipos de vegetación boscosa que en Guadalupe Palmira y se observa una mayor variedad ambiental. El registro de las especies migratorias en el primer ejido tuvo el mayor porcentaje de la totalidad de aves registradas en Pueblo Viejo. Este fenómeno, ocurrió con un mayor registro de individuos en los meses de diciembre, febrero y abril que corresponden con la temporada de migración registrada para la mayoría de las aves en el Neotrópico.

Al respecto, De los Santos y González señalan que, la diversidad ambiental afecta la dispersión de las especies y la selección del hábitat. Sin embargo, la proporción de aves que arriban, contribuyen de manera considerable al aumento en el número de especies e individuos totales para la avifauna de Pueblo Viejo, donde la presencia de aves residentes es mayor.

Asimismo, añaden que, a pesar de que en Pueblo Viejo registraron un bajo porcentaje de especies de aves listadas en la NOM-059-SEMARNAT-2010, con 8.5% y en la IUCN (2017) con 6%, se registraron especies como S. chrysoparia que se encuentra en peligro en ambas clasificaciones y P. nigra que se registró sólo en Candelaria, donde su presencia puede ser importante, es una especie considerada en peligro de extinción y vulnerable.

Ave grande de cola larga, vive en bosques siempre verdes de tierras altas y laderas. Cortesía: eBird.

Además, P. nigra es una especie reguladora dentro de la cadena tropica, debido a que se alimenta de frutos, hojas verdes, diferentes tipos de insectos y algunos pequeños vertebrados, como ratones y salamandras. En Guadalupe Palmira se registró S. chrysoparia, dentro del área, representa uno de los primeros sitios en el estado de Chiapas de internación durante su migración hacia Nicaragua.

Pueblo Viejo, Comitán y su fantástica diversidad en avifauna

De los Santos y González dijeron que, las especies S. chrysoparia y P. nigra, están consideradas en la categoría más alta de riesgo establecida por la normatividad de especies en riesgo nacional (DOF 2015) e internacional (IUCN 2017), con un alto grado de vulnerabilidad a los cambios ambientales.

También, la diversidad beta indica que las localidades están ligadas por una pequeña dispersión de especies de aves, que a pesar de ser baja puede contribuir con el mantenimiento de la diversidad de la región.

Por último, los investigadores observaron 113 especies de aves en Pueblo Viejo, evidenciaron la importancia de la riqueza y abundancia en las localidades muestreadas. La información obtenida sobre especies de aves en alguna categoría de riesgo, temporalidad de residencia, sensibilidad a disturbios provocados por actividades humanas, gremios trópicos y rareza, puede contribuir en las estrategias de conservación y manejo.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: