¿Todos los coralillos son iguales?

Coralillo centroamericano (Micrurus nigrocinctus). Las serpientes de coral, son los únicos representantes en América de la familia de las cobras. Son elápidos, su veneno es principalmente neurotoxico, el cual tiene la función de paralizar a su presa. Foto: VÍCTOR MORENO AVENDAÑO

*En Chiapas habitan cinco especies de coralillo. Sin embargo, no son las únicas especies que pueden presentar los colores característicos.


¿Todos los coralillos son iguales?, la respuesta es no. Las serpientes llamadas de manera común como “coralillos”, no son iguales, ni en coloración, patrones, tamaño e incluso hábitos, indicó la Red para la Conservación y Divulgación de los Reptiles Venenosos de Chiapas. Por consiguiente, al estar acostumbrados a asociar los colores rojo, amarillo y negro a las serpientes de coral, no significa que todas las especies son así, hay algunas que no presentan esta tonalidad o se encuentren «acomodados» de diferente forma.

Coralillo

Es decir, el famoso patrón RANA (rojo – amarillo – negro – amarillo) es utilizado como una herramienta para identificar a una coral verdadera de una falsa, algo que puede ser riesgoso, pues hay especies que no lo presentan y son venenosas. Esta característica de tonos brillantes de coloración es una estrategia llamada aposematismo, una medida de prevención, indica que se trata de una especie tóxica.

Así pues, se trate de una coral falsa o una verdadera, la mejor medida de prevención es no tocarlas y que un experto ayude a identificarlas. Dichas, serpientes son nativas del continente americano y son parientes de las mambas, cobras y marinas, su veneno afecta en especial al sistema nervioso.

¿Real o no?

Por otro lado, Pedro Uriarte Garzón, miembro de la Red Nacional de Expertos en Envenenamiento (REDTOX), indicó que, tanto las características físicas como de comportamiento, son factores que contribuyen a diferenciar una especie de otra, ya que es esencial que las personas aprendan a reconocerlas para evitar mordeduras de ésta.

Es así, como las serpientes de coral se caracterizan por presentar colores llamativos, muchas veces, en forma de patrones o bandas de colores. No obstante, presentan manchas o líneas punteadas, esto depende de las características y zona de hábitat de las especies. En su mayoría, se observan “triadas” con tonos rojos y claros: amarillo, blanco o beige, y oscuros: negro o café.

Los ofidios se distinguen por tener un cuerpo alargado y cilíndrico cubierto de escamas, sin extremidades. “Falso coralillo” (Pliocercus elapoides). © Victor Moreno Avendaño.

Acerca de su estructura, tanto los coralillos como las falsas coralillos son especies que a simple vista pueden ser muy similares. Sin embargo, en la región de la zona maxilar es distinta, solo que no puede ser observada si no existe una manipulación de por medio.

En cuanto al comportamiento, de manera regular, suelen andar con la cola enroscada, tanto para desplazarse e incluso cuando se sienten amenazadas, pero las falsas no suelen hacerlo. De acuerdo con el especialista, son serpientes muy calmadas, presentan niveles muy bajos de agresividad y atacan solo cuando llegan a alcanzar un nivel alto de estrés por la invasión de su hábitat.

Otra característica que se observa a través de los patrones de color del cuerpo de la serpiente. Es común que las personas señalen que las falsas coralillo no cumplen con la tríada de color de las verdaderas. Uriarte Garzón destacó que no todas las serpientes de color cumplen con ese patrón, ya que los colores dependerán de la especie de la que se trate.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: