Washbat: la herramienta identificadora de los cuellos de botella en agua, saneamiento e higiene

WASHBAT en escuelas de Chiapas. Cortesía: SIWI

*UNICEF detectó la necesidad de encontrar una herramienta eficaz para detectar las dificultades y factores que restringen una adecuada implementación de programas relacionados al agua, higiene y saneamiento. 


Durante la semana del 8 al 12 de agosto de 2022, el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI, por sus siglas en inglés) apoyó al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) México con la implementación de una herramienta que analiza los cuellos de botella en agua, saneamiento e higiene (WASH-BAT) para escuelas de Chiapas.

 

El objetivo principal de la herramienta fue concretar un plan de acción con responsables, tiempos y presupuesto para resolver los cuellos de botella.

Durante el último día de la semana, analizaron las estrategias implementadas en escuelas de Berriozábal, con la participación de varias áreas de su ayuntamiento, algunos son: agua potable y saneamiento, protección civil, riesgos sanitarios, planeación, medio ambiente y desarrollo urbano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin duda es un logro, pues el potencial de WASHBAT aumenta cuando uno o varios organismos públicos se apropian de la herramienta, demostrando voluntad política para reconocer y subsanar las dificultades encontradas, dijo Cántaro Azul, un socio de SIWI.

SIWI adaptó la herramienta para un taller, con énfasis en riesgos y vulnerabilidades climáticas, comunidades indígenas, higiene menstrual y lavado de manos en las escuelas. Así pues, fueron 87 las personas que participaron en el evento que duró cuatro días.

Las y los participantes se distribuyeron en siete grupos de trabajo con personal de SIWI y Cántaro Azul como facilitadores. Cada equipo discutió 145 criterios en 12 funciones: política y estrategia, financiación, modelos de prestación de servicios, presupuesto, rendición de cuentas y regulación; seguimiento, evaluación y aprendizaje, desarrollo de capacidades, planificación, coordinación, liderazgo, descentralización y normas sociales.

Para integrar una lente climática al WASHBAT, implementaron la misma metodología de dos pasos que aplicaron durante el taller en Nicaragua.

El primer paso fue desarrollar un análisis de riesgo climático de mayo a julio de 2022, en colaboración con un grupo de trabajo compuesto por miembros clave de las organizaciones de agua y saneamiento más relevantes de México.

Aunado a ello, Cántaro Azul finalizó el informe y apoyó las discusiones del taller. Pues, las inundaciones, sequías, olas de calor, incendios forestales, terremotos y deslizamientos de tierra, fueron identificados como los peligros relacionados con el clima y medio ambiente más apremiantes, que podrían afectar la provisión de servicios WASH en las escuelas de Chiapas.

El segundo paso de la metodología fue la validación de los resultados del análisis de riesgo climático con todos los participantes, lo que condujo a detectar los mayores riesgos estaban asociados con el impacto ambiental, físico y financiero de las inundaciones, sobre infraestructura crítica de agua, saneamiento e higiene, y fuentes de agua.

Los riesgos también se asociaron con el impacto humano y social de las inundaciones en los usuarios -incluida la población indígena y la niñez vulnerable). En segundo lugar, destacaron el impacto ambiental y financiero sobre las fuentes de agua y sobre infraestructura crítica de agua, saneamiento e higiene de las inundaciones.

Los riesgos asociados con olas de calor, incendios forestales, terremotos y deslizamientos de tierra no se priorizaron en los resultados de este análisis, subrayó SIWI

WASHBAT en escuelas de Chiapas. Cortesía: SIWI

Como resultado del taller, desarrollaron un plan de acción con 21 actividades priorizadas. Esas actividades se integraron en la Declaración de Tuxtla, que fue firmada con el reconocimiento de todos los participantes.

La Declaración busca ser un instrumento de política relevante para involucrar a otras partes interesadas en el desarrollo de un plan de acción compartida para la prestación de servicios WASH más resistentes al clima e inclusivos a nivel doméstico e institucional.

Algunas de las actividades incluyeron: incorporar estrategias de programas institucionales y de acción que aborden WASH en las escuelas, así como crear un grupo de trabajo interinstitucional para compartir información sobre la herramienta en las escuelas y designar responsabilidades.

Al mismo tiempo, desarrollar capacitaciones para comités técnicos y docentes para abordar los temas de WASH: higiene menstrual y cambio climático. Y, desarrollar acciones para fortalecer e incentivar la creación de una línea presupuestaria en esos temas para las escuelas.

WASHBAT: detectando cuellos de botella en agua, higiene y saneamiento de escuelas de Chiapas. Cortesía: Cántaro Azul.

Después del WASHBAT a nivel estatal, SIWI y UNICEF organizaron otro con Berriozábal, para analizar cómo implementar el Plan de Acción dentro de ese municipio. Un total de 39 personas participaron en ese taller.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: