Artículos publicados por: María Gabriela López Suárez

La vida en verde

La vida en verde

6.30 de la mañana, la alarma del despertador sonó. De inmediato Mónica la apagó, se estiró y agradeció el nuevo día. La noche había sido reparadora para su descanso, la llovizna constante arrulló a ella y a Mago, su querido acompañante canino, quien plácidamente roncaba, acomodado en su cama color verde limón. Mónica se asomó a la ventana que daba al patio de su casa, la abrió, percibió el olor a tierra mojada. Las hojas de los árboles lucían decoradas con las gotas de agua recibidas como bendición. Rápidamente se dio un baño, preparó un licuado, lo bebió, se colocó los tenis y salió […]

Ser puentes en la vida

Ser puentes en la vida

  Esa tarde soleada y ambientada con el canto de pájaros fue la inspiración para que Carolina decidiera organizar su librero, tenía semanas planeando hacerlo hasta que por fin se dio a la tarea de llevarla a cabo. Para no perder la costumbre, acomodó un tapete en el piso y se sentó sobre él después de haber apilado en columnas todos los libros que colocaría en el librero. Comenzó hojeando los que tenía rato de no ver, sabía que esos detalles para la limpieza le llevarían más tiempo. – Ah no me acordaba de esta tarjeta que guardé en el […]

En una especie de remembranza asomaron también los bellos cucayos, como llamaban a lasluciérnagas en su terruño, que solían aparecer en los campos por la noches, una vez iniciada latemporada de lluvias.

Gotas que alegran la vida

En una especie de remembranza asomaron también los bellos cucayos, como llamaban a lasluciérnagas en su terruño, que solían aparecer en los campos por la noches, una vez iniciada latemporada de lluvias.

Soledad echó una última revisión a su maleta, ya estaba por viajar a pasar un descanso con su familia y quería cerciorarse que esta ocasión no se le olvidaría alguna pertenencia, como solía sucederle. Esta vez se hizo el propósito de ir ligera de equipaje, así  fue.

La buena vida

Soledad echó una última revisión a su maleta, ya estaba por viajar a pasar un descanso con su familia y quería cerciorarse que esta ocasión no se le olvidaría alguna pertenencia, como solía sucederle. Esta vez se hizo el propósito de ir ligera de equipaje, así  fue.

Al escuchar el crujir de las hojas secas a su paso, Alicia intuyó que era una especie de invitación para que regresaran de nueva cuenta, el bosque les esperaba para deleitarlos con los regalos que siempre tiene.

Hojas secas

Al escuchar el crujir de las hojas secas a su paso, Alicia intuyó que era una especie de invitación para que regresaran de nueva cuenta, el bosque les esperaba para deleitarlos con los regalos que siempre tiene.

Imagen tomada de Hogar Animal Sanctuary

Las aves del corral

El calor estaba sofocante, las gallinas, los gallos y los patos se juntaban en el corral, Flor percibía la algarabía porque les estaba llenando el recipiente con agua para beber. Le gustaba observar cómo tomaban agua, especialmente los patos, por su forma peculiar.

Recordó el árbol que vio crecer, sus  espinitas en las orillas de las hojas y al que después en la temporada de Semana Santa reconoció como uno de sus favoritos por las flores de sicqueté, con las que se hacen los collares.

¿Y el árbol de sicqueté?

Recordó el árbol que vio crecer, sus  espinitas en las orillas de las hojas y al que después en la temporada de Semana Santa reconoció como uno de sus favoritos por las flores de sicqueté, con las que se hacen los collares.

Frecuencia Libre

99.1 FM Frecuencia Libre

La radio, uno de los medios que me gusta escuchar con frecuencia, sigue siendo uno de lo más importantes en varios territorios de nuestra entidad, de México y del mundo. Se podría decir que a través de ella se tejen y comparten historias, se identifican territorios, se conocen culturas, se cruzan las fronteras y se difunde la palabra. Me atrevo a considerar que también es un canal para generar encuentros interculturales. La cajita de sonido, como llamo a la radio, no pasa de moda, por el contrario, con la llegada de las tecnologías se ha ido adaptando y ha permitido […]

Asombrada por lo sucedido y agradecida por poder continuar su recorrido, Gertrudis recordó el silbido del viento y los ladridos de los perros. ¿Habría sido augurio o mera coincidencia? Jamás olvidaría esa noche.

El silbido del viento

Asombrada por lo sucedido y agradecida por poder continuar su recorrido, Gertrudis recordó el silbido del viento y los ladridos de los perros. ¿Habría sido augurio o mera coincidencia? Jamás olvidaría esa noche.