Artículos publicados por: María Gabriela López Suárez

Cada que amanece

Cada que amanece

La alarma del reloj sonó a las 5,30 de la mañana, Rosalba la apagó, deseaba dormir un rato más pero era hora de iniciar su jornada. Era mitad de semana y tenía un par de escritos que revisar para corrección de estilo.  Soñolienta se levantó de la cama, prendió el calentador y se preparó el té que degustaba antes de comenzar a cocinar el desayuno. Tomó su taza preferida, se sirvió el té y se sentó sobre un tapete para beberlo poco a poco, estaba calientito. Siguió bostezando, mientras el té hacia su efecto de despejarle el sueño y ponerla […]

Las noches lluviosas habían comenzado. Rebeca tenía visitas que venían de otro estado y ante la incesante lluvia habían decidido permanecer en casa y salir hasta el siguiente día. Una de las propuestas para la noche lluviosa fue conversar y dejar a un lado los celulares. Todos estuvieron de acuerdo.

Verde al natural

Las noches lluviosas habían comenzado. Rebeca tenía visitas que venían de otro estado y ante la incesante lluvia habían decidido permanecer en casa y salir hasta el siguiente día. Una de las propuestas para la noche lluviosa fue conversar y dejar a un lado los celulares. Todos estuvieron de acuerdo.

Nucú. Foto: Ángeles Mariscal

Entre lluvia y hormigas

La lluvia no había cesado. En la tarde habían salido las anunciantes que indicaban que esa noche-madrugada llegarían las visitas esperadas de la época, las hormigas grandes, los nucús o chicatanas como solían llamarle en algunas regiones de Chiapas. Gertrudis durmió profundamente, el olor de la tierra húmeda y el sonido de la lluvia la habían arrullado. Al día siguiente se percató que su premonición era cierta, los nucús habían salido, habían recolectado y ahora la familia haría el proceso de preparación para cocinarlos. La labor fue en colectivo, las tareas se repartieron, desde quienes se habían encargado de recolectar, […]

Sonrisas que permanecen

Sonrisas que permanecen

El paisaje matutino era bello, el cielo despejado, con canto de pájaros que acompañaban el inicio del día. Sin embargo, para Natalia este paisaje tan bellamente decorado no lograba despertar del todo su ánimo, el dolor se hacía presente, en su mente y corazón resonaba el título de una película que le gustaba mucho, Nunca te vayas sin decir te quiero,qué importante era decir esto en la vida, en los momentos precisos. Se quedó ensimismada tratando de recordar cuándo era la última ocasión que le había dicho a Rubén  te quiero, esa frase tan corta y a la vez tan […]

La vida en verde

La vida en verde

6.30 de la mañana, la alarma del despertador sonó. De inmediato Mónica la apagó, se estiró y agradeció el nuevo día. La noche había sido reparadora para su descanso, la llovizna constante arrulló a ella y a Mago, su querido acompañante canino, quien plácidamente roncaba, acomodado en su cama color verde limón. Mónica se asomó a la ventana que daba al patio de su casa, la abrió, percibió el olor a tierra mojada. Las hojas de los árboles lucían decoradas con las gotas de agua recibidas como bendición. Rápidamente se dio un baño, preparó un licuado, lo bebió, se colocó los tenis y salió […]

Ser puentes en la vida

Ser puentes en la vida

  Esa tarde soleada y ambientada con el canto de pájaros fue la inspiración para que Carolina decidiera organizar su librero, tenía semanas planeando hacerlo hasta que por fin se dio a la tarea de llevarla a cabo. Para no perder la costumbre, acomodó un tapete en el piso y se sentó sobre él después de haber apilado en columnas todos los libros que colocaría en el librero. Comenzó hojeando los que tenía rato de no ver, sabía que esos detalles para la limpieza le llevarían más tiempo. – Ah no me acordaba de esta tarjeta que guardé en el […]

En una especie de remembranza asomaron también los bellos cucayos, como llamaban a lasluciérnagas en su terruño, que solían aparecer en los campos por la noches, una vez iniciada latemporada de lluvias.

Gotas que alegran la vida

En una especie de remembranza asomaron también los bellos cucayos, como llamaban a lasluciérnagas en su terruño, que solían aparecer en los campos por la noches, una vez iniciada latemporada de lluvias.