Artículos publicados por: María Gabriela López Suárez

Así que Josefina empezó a tener un diálogo interno. ¿Para qué nutrir el alma? Para estimular el caminar cotidiano, ése lleno de vicisitudes, de ires y venires, de alegrías y tristezas, para continuar con nuevos bríos después de tropezar o caer. ¿Qué nutre mi alma?

Nutrir el alma

Así que Josefina empezó a tener un diálogo interno. ¿Para qué nutrir el alma? Para estimular el caminar cotidiano, ése lleno de vicisitudes, de ires y venires, de alegrías y tristezas, para continuar con nuevos bríos después de tropezar o caer. ¿Qué nutre mi alma?

IMG-20200522-WA0011

Entonces, escribo:  video columna de Damaris Disner

Escribir, dejar deslizar la pluma sobre el papel o que los dedos vuelen sobre el teclado de la computadora, tableta o dispositivo móvil con el que se trabaje y en esa acción permitir que los sentires y pensares vayan entretejiéndose y cobren sentidos colectivos, eso es parte de lo que realiza la comunicóloga, dramaturga y reikista Damaris Disner Lara, quien presentó recientemente su videocolumna Entonces, escribo a través de la red social Facebook de Tifón Editorial. Damaris Disner, de sonrisa contagiosa, mente creativa, espíritu entusiasta y dinámico, es originaria de Tonalá, Chiapas. Comunicóloga de profesión, se asume como “curiosa por […]

'Mujer con sombrilla en jardín', de Renoir.

Una pausa en primavera

Les saludo moviendo la mano derecha, al tiempo que se quedaba pensando qué rápido había pasado el tiempo. Siempre era necesario hacer una pausa en primavera para admirar los paisajes naturales y agradecer la vida.

Labourer dans un champ», de Vincent Van Gogh

Los susurros en la noche

El sonido del viento crea atmósferas que  dan efectos diversos, es una especie de silbido agudo que luego si se presta atención va cargado de mensajes, sumado a el movimiento de los árboles que se mecen a su compás.

Imagen: www.freepik.es

Historias cotidianas

Llegaron a la caseta, Leonor la ayudó a subir un escalón y a sentarse mientras la señora daba el número telefónico a la empleada. Se despidió de ella y siguió su recorrido. Su mente y su corazón iban con un mar de sentimientos. Se le hicieron varios nudos en la garganta, pensó en tantas personas mayores que estaban solas.

Imagen: www.venta.com.mx

¡Paletas, paletas!

El sábado por la tarde, mientras Julieta y Eva jugaba a armar rompecabezas, Belén y Matías prepararon las paletas, sin que ellas los vieran. Belén preguntó qué hora era, las 6 de la tarde le dijo Matías. Hora de tirar la basura, esta vez le tocaba a Belén esa tarea. Juntó las bolsas, se puso el cubrebocas y salió a la calle.

Imagen: Facebook/PapelCelofanDulce

El celofán color amarillo

Abrió el papel celofán, enseguida se topó con la capa de papel aluminio y después sacó el queso. No pudo evitar cortar una rebanada  y saborearla antes de iniciar la labor de cocinar. El queso crema era de sus favoritos.

Imagen: gacetamedica.com

¡Al agua patos!

Se preguntaba si todas las personas que estaban trabajando desde sus hogares habían encontrado la forma de organizarse ante esta crisis de salud.  De pronto sentía que la tarde ya había caído y ella seguía en el trabajo. Hacía sus espacios de receso, no precisamente para hacer lo que deseaba sino para atender tareas en casa.

Puros cuentos los de José

Se sintió atrapada por el texto desde el inicio al leer el mensaje del autor, “Representa la oportunidad de expresar evocación y sentimiento, una manera íntima de externar lo profundamente guardado en el corazón. Y es así porque cada suceso es real.