“Eliminar etiquetados en alimentos ultraprocesados sería un retroceso para México”

“Eliminar etiquetados en alimentos ultraprocesados sería un retroceso para México”.
Foto: Zona Docs

*Esta nota fue realizada por Zona Docs, parte de la alianza de medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes leer la original.


La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) instó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a priorizar y defender el interés superior de la niñez esto ante la votación pospuesta -por segunda ocasión- para resolver el amparo interpuesto por la empresa refresquera Barrilitos, quien solicitó la eliminación del etiquetado frontal de advertencia sobre los excesos de azúcares, sodio, grasas saturadas y calorías en los productos. 

Por su parte, la Alianza por la Salud Alimentaria llamó a toda la población a unirse a las voces de la sociedad civil y exigir que se respeten las políticas de salud pública, que garanticen productos saludables en beneficio de la población, especialmente, de niñas, niños y adolescentes, ya que eliminar los etiquetados implicaría un retroceso en materia de sus derechos a la salud y a la información.

Por: Alondra Angel Rodriguez / @alondriixs

Fotos: El poder del consumidor

Por segunda ocasión, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) pospuso la discusión y/o votación del amparo promovido por la refresquera Barrilitos, quien interpuso un amparo para solicitar se retire el etiquetado frontal que advierte a las y los consumidores sobre el excesos de azúcares, sodio, grasas saturadas y calorías en los productos. 

Una de las razones de las y los magistrados para posponer su decisión se sustenta en que no hay tiempo suficiente para discutir el proyecto de sentencia en lo que queda del año, lo que permitiría integrar a éste los otros cuatro amparos sobre #EtiquetadoClaro que están actualmente en la SCJN, esto “parece ser una buena alternativa, ya que se considerarían aspectos que no contiene el amparo de Barrilitos”, expresó la organización el El Poder del Consumidor.

Sobre esta decisión que se aplazó hasta 2023, Fernando Carrera, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México, explicó la relevancia que tiene que se respete el etiquetado, pues todos los días, niñas, niños y adolescentes en el país consumen alimentos no recomendados, ya que el 80% consumen bebidas endulzadas y más del 50% botanas dulces y postres, además el 40% de su ingesta diaria de las calorías provienen de productos ultraprocesados, preenvasados, pobres en nutrientes y con exceso de ingredientes que son dañinos para su salud.

Por tanto, es importante que la Suprema Corte de Justicia de la Nación privilegie el derecho a la sana alimentación, la salud, la información, y a proteger al interés superior de la niñez en la discusión que tendrá sobre la petición de la empresa Barrilitos para eliminar el etiquetado o los sellos que indican el exceso de azúcar, sal, grasas saturadas y grasas trans de los productos comestibles.

Asimismo, organizaciones como El Poder del Consumidor advierten que la obesidad infantil en México es “una emergencia de salud pública que requiere cambios inmediatos, pues afecta el crecimiento y el desarrollo de las infancias y adolescencia”, ya que según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), los indicadores de sobrepeso y obesidad revelan que el 42.9% de las niñas y niños de 5 a 11 años de edad presentaron sobrepeso u obesidad en 2021,y 12.7 millones de niñas, niños y adolescentes, de entre 5 y 19 años, están en situación de sobrepeso y obesidad, siendo el 41% del total de ese grupo de edad.

Además de esto se agregó la organización que la mitad de los nacidos después de 2010 desarrollarán diabetes a lo largo de su vida, lo que generará costos que podrían resultar insostenibles para el sistema de salud en México.

Al respecto,  México ha hecho un buen trabajo en la implementación de las etiquetas frontales de advertencia, la regulación de la publicidad orientada a niñas, niños y adolescentes, así como con la mayor regulación en el expendio, distribución y publicidad de alimentos y bebidas no saludables en escuelas, acción que se suma a la promoción de hábitos saludables que contribuyan a reducir los índices de obesidad.

“El proceso de desarrollo del sistema de etiquetado frontal de alimentos en México utilizó la evidencia científica más actualizada y relevante. El sistema ha sido punta de lanza a nivel mundial, tanto así, que países como Argentina, Colombia y Sudáfrica lo han replicado al elaborar sus propias normas de etiquetado”, comentó Fernando Carrera de UNICEF México.

“Nuestras infancias también son gravemente impactadas por enfermedades como la diabetes y la obesidad, factores incluso de comorbilidad”, puntualizó la REDIM; por ello, dar reversa a esta implementación implicaría un retroceso en los derechos de la salud e información, pues de acuerdo a Michael Fakhri y Tlaleng Mofokeng, relatores especiales de Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación y sobre el derecho a la salud respectivamente:

“el gobierno tiene la obligación de proteger el derecho a la salud, la alimentación y los derechos de la infancia contra medidas regresivas”.

Por tanto, REDIM pide a representantes del poder judicial tomen en cuenta los diversos Amicus Curiae que los ministros han recibido por parte de organizaciones dedicadas a temas de nutrición y defensa de los derechos humanos, alimentación, derechos de los consumidores y políticas de salud, así como de institutos y académicos que buscan defender la importancia del etiquetado frontal de advertencia, tanto en México como en Latinoamérica.

Iniciativa que le valió a México, mediante la Secretaría de la Salud, una felicitación de Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien aplaudió la implementación del etiquetado de advertencia en el país.

Fernando Carrera agregó que estas regulaciones y políticas ayudan al consumo de alimentos, pues ofrecen soluciones que permiten que cualquier persona y, en especial, que niñas, niños y adolescentes puedan tomar decisiones informadas sobre los productos que ingieren.

“Con la implementación del actual sistema de etiquetado de alimentos México se dio un importante paso hacia adelante en pro de la salud del país, no retrocedamos”, resaltó Fernando Carrera.

“Aplazar dará tiempo de regular normas de salud”: SCJN

La magistrada Yasmín Esquivel Mossa, en la elaboración de su dictamen, busca que  la Segunda Sala de la SCJN avale las reformas a la Ley General de Salud, esto para regular la implementación del etiquetado, pues su no definición en la Norma “ha provocado la promoción de los amparos promovidos, principalmente, por industrias refresqueras”. 

El dictamen sobre el amparo promovido por Barrilitos considera que el etiquetado frontal es constitucional, pues “tiene como finalidad proteger los derechos a la alimentación y a la salud del consumidoral advertirle que algún producto contiene un exceso de sustancias que podrían causarle un daño”.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d