“Utilizar a las infancias con fines políticos y mediáticos, vulnera el interés superior de la niñez”: REDIM

“Utilizar a las infancias con fines políticos y mediáticos, vulnera el interés superior de la niñez”: REDIM
Foto: Cortesía

*Esta nota fue realizada por Zona Docs, parte de la alianza de medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes leer la original.

¿Por qué no deberían de utilizarse a las infancias y/o adolescencias para hacer proselitismo político-electoral? ¿Qué consecuencias puede tener esto para sus vidas? Para conocer del tema platicamos con Rafael Castelán, presidente de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM).

Por Alondra Angel Rodriguez / @AlondraAngelRo

La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) hace un llamado para que se dejen de utilizar imágenes de niñas, niños y adolescentes con fines políticos y mediáticos, ya que esto atenta con el interés superior de la niñez establecido por la Convención de los Derechos del Niño, legislación internacional que el Estado mexicano debería de garantizar.

Advierten que de continuar estas prácticas las niñas, niños y adolescentes se enfrentan a una situación de vulnerabilidad, ya que en muchos de los casos conllevan a una revictimización, esto bajo el contexto actual donde las redes sociodigitales son un repositorio de información permanente del que las infancias deben ser protegidas.

Rafael Castelán, presidente de la REDIM, explica que este tipo de actos políticos violentan los derechos de las niñas, niños y adolescentes, ya que se les expone más como una mercancía que como personas poseedoras de derechos; por ejemplo, en los spots políticos no se les consulta sobre sus problemáticas y necesidades, pues sólo aparecen como parte de la promoción partidista, tal es el caso del Yuawi, niño indígena que es utilizado por el partido Movimiento Ciudadano para hacer sus campañas electorales.

En este caso, aunque sus padres dieron permiso de utilizar su imagen, explica Rafael Castelán de REDIM, esto se hizo sin tener en cuenta las consecuencias a futuro que el niño (ahora adolescente) pudiera tener.

“A las niñas y niños en lugar de preguntarles cuáles son sus problemas, o cuáles son las situaciones que están atravesando, lo que se busca es dar una imagen para lucrar políticamente con estas infancias sin que ellos tengan más voto o preferencias en las elecciones”, expresa Rafael Castelán.

Desde la REDIM se considera que aún cuando las motivaciones de grupos o personas sean genuinas el que se evidencie a las infancias de esta manera representa una violación al artículo 4to constitucional centrado en garantizar el interés superior de la niñez; así mismo también se violentan los artículos 68 y 80 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, donde: “se prohíbe la difusión de imágenes de niñez, en especial cuando son víctimas; por lo que seguirles exponiendo sólo contribuye a revictimizar todavía más su situación”.

Ante esto, Rafael Castelán advierte que aunque para las niñas y niños o sus familias el aceptar puede parecer algo beneficioso, esto no siempre resulta así:

“En cierto momento parecería una imagen atractiva que está adornada por un contexto, pero en un futuro por supuesto se pueden traer condiciones de discriminación, burla y de otros tipos de cuestiones que pueden causarles hasta riesgo a las infancias”.

El director de REDIM precisa que el estigma que se puede desarrollar en contra de estas niñas, niños y adolescentes puede ser algo que les afecte, ya que son representados en medios de comunicación o en eventos políticos de manera pública sin analizarse toda la complejidad que esto puede tener, lo cual ocurre con la permisividad de las autoridades.

Agrega, además, que ya se han instaurado protocolos por parte del Instituto Nacional Electoral (INE) para el uso de la imagen de niñas y niños, estos no siempre se respetan, pues no siempre las o los candidatos anteponen los derechos de las infancias a sus aspiraciones electorales, pues no siempre se les acercan para incorporar sus necesidades a sus propuestas y/o proyectos de gobierno.

El hecho de que no pensemos cuáles son las consecuencias de que una niña o un niño aparezca para redes sociales o un medio de comunicación en tiempos electorales claramente es no pensar en el interés superior de la niñez:

“el interés superior de la niñez es pensar que consecuencias o efectos le puede traer no este momento si no en otro momento que esta imagen este en la red y como se va a desarrollar a largo plazo, además de la participación que es un elemento importante”, expresa Rafael Castelán.

El experto también precisa que a las infancias y adolescencia se les debe explicar con qué objetivo se va a utilizar su imagen, además de que siempre se les debe de preguntar si les gustaría aparecer en ciertos espacios públicos y/o mediáticos..

Para ejemplificar esta situación Rafael Castelán comenta que desde la REDIM se han hecho bastantes llamados para las autoridades de Nuevo León, específicamente, al gobernador con licencia, Samuel García, y a su esposa, Mariana Rodriguez, para no hacer un mal uso de las infancias, tal y como lo hicieron cuando del DIF de Nuevo León sacaban “con permiso” a algunos menores que formaron parte de sus publicaciones en redes sociodigitales.

“El permiso no lo otorga el gobernador ni su pareja, tiene que haber todo un proceso y más aún después de saber las historias de todos estos niños y cuando se sabe perfectamente que muchos de estos niños podrían ser adoptados o que su historia en algún momento de la vida puede salir a la luz pública y comenzar con un proceso de revictimización”.

Rafael Castelán, además, precisa que para este tipo de situaciones hay dos opciones: un completo desconocimiento de parte de las autoridades sobre el uso de estas imágenes, o una inacción directa, la cual vulnera los derechos de las infancias.

“En una calidad de víctimas jamás se puede utilizar una imagen para ningún motivo, porque lo que origina es un proceso de revictimización, y cuando el estado hace esto prácticamente está violentando esta responsabilidad de garantizar los derechos de las infancias”.

Ante la inminente llegada de las precampañas y campañas políticas del 2024 para la REDIM, el Estado tiene que generar protocolos muy claros sobre para que las y los candidatos sepan usar la imagen de niñas, niños y adolescentes durante el periodo electoral.

Algo que no sucedió, por ejemplo, en as elecciones de 2018, pues en ellas REDIM exhortó de manera enérgica a no utilizar este tipo de imágenes e, incluso, exigió que se prohibiera; sin embargo, no tuvo una respuesta favorable, aunque a raíz de ello se creó el protocolo del INE.

De no haber cambios con políticas y protocolos más rígidos, REDIM continuará denunciando este tipo de prácticas, además de que harán un exhorto a la sociedad civil para exigir al gobierno que respete y garantice los derechos de las infancias.

“Nosotros vamos a seguir solicitando en este caso a las autoridades del INE que se pueda crear una prohibición estricta más allá de protocolos o que, incluso, exigir que el protocolo se pueda tornar más rígido para que sí haya alguna sanción a los y las candidatas o autoridades que no lo respeten a las infancias, porque al no hacerlo siguen invisibilizando las condiciones de niñas y niños en el país”, concluye Rafael Castelán.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d