Entregan a Patishtán reconocimiento de inocencia

¿Amnistía? Soy inocente, no le debo nada a nadie: Alberto Patishtán. Foto: Amalia Avendaño

Mi conciencia me dicta la libertad, y me mantiene firme y sin miedo: Alberto Patishtán. Foto: Amalia Avendaño

 

Alberto Patishtán ha logrado lo que pocos luchadores sociales: ser profeta en su tierra. Indígenas de El Bosque, acompañados de los obispos Raúl Vera López y Felipe Arizmendi Esquivel, y de representantes de organizaciones defensoras de los derechos humanos, le entregaron al maestro indígena el reconocimiento de inocencia que la Suprema Corte de Justicia de México le negó.

El indígena Alberto Patishtán Gómez, es considerado un líder moral que inspira a quienes luchan por la reestructuración del país, “se ha convertido en un compañero de lucha, de denuncia, de identificación y diagnóstico de la estructura que no está ofreciendo vida”, afirmó el obispo de Saltillo, Raúl Vera López.

En la fiesta católica de la Virgen de la Merced, patrona de los prisioneros y esclavos, el obispo celebró una misa en el penal de San Cristóbal de Las Casas. Presentó el libro “Acompañando la Esperanza” por parte de la Red Todos los Derechos para Todos y Todas; y el Movimiento de El Bosque por la liberación de Alberto, le hizo entrega de “un reconocimiento de inocencia”, un documento donde los declaran libre de culpa, del crimen que los mantienen desde hace 13 años en prisión.

Posterior a la celebración que se llevó a cabo dentro de las instalaciones del penal, el tsotsil dijo –en conferencia de prensa- que “desgraciadamente” las autoridades han cerrado los oídos ante las voces de distintos sectores que avalan su inocencia.

 

“No le debo a nadie nada”

“Las autoridades no han podido escuchar ni ver, y nuevamente me dejan en la cárcel para que yo cumpla los 60 años que me han impuesto. Ante los ojos de Dios, desde los primeros días en que me detuvieron, soy inocente. No he cometido nada y dentro de mi conciencia no le debo a nadie nada”, dijo.

Reiteró: “no he cometido los delitos de los que me han puesto y eso me mantiene tranquilo para seguir luchando y exigir mi libertad. La autoridad no lo quiere reconocer, los comprendo a veces porque la ambición los ha cegado, por eso no pueden ver las cosas”.

Alberto Patishtán reconoció que le entristece seguir en la prisión. “Es triste ver que los que realmente han cometido otros delitos son los que se van (de la cárcel). Los que cuentan con poder económico, por las influencias, logran su libertad. A mí, tal vez por mi color, por mis carencias, mi pobreza y por ser indígena, me negaron la libertad pero no pierdo la esperanza, seguiré luchando”.

“Mi conciencia me dicta la libertad y me mantiene firme y sin miedo”, expresó.

 

Le vuelve el cáncer

El maestro indígena agradeció la presencia y el acompañamiento de quienes creen en su inocencia, animándolo y fortaleciéndolo para seguir luchado y seguir viviendo. Patishtán comentó que muy pronto tendrá que volver al hospital, porque el padecimiento del tumor de cáncer que le operaron el año pasado ha resurgido, y requiere radioterapia.

Explicó que en un estudio de resonancia magnética que le realizaron recientemente, se detectó que nuevamente avanza el tumor y debe ser sometido a mes y medio de terapias con radiación. Aún desconoce como y donde se las realizaran.

 

“¿Amnistía? Soy inocente”

Respecto a la ley de Amnistía que propusieron algunos senadores para que pueda ser liberado, el indígena acusado de la muerte en una emboscada de 7 policías municipales en el año 2000 y sentenciado a 60 años de prisión, contestó: “Lo que he dicho es que soy inocente, sólo falta mi libertad; que me regresen la libertad es todo lo que necesito”.

En tanto, el obispo Vera López sostuvo que “los males estructurales que aquejan al país se reflejan en los 13 años de cárcel de Alberto, porque se le ha negado la justicia. Este hecho va unido a muchas más indignaciones. Él (Patishtán) forma parte de nuestro gremio de defensores, es un inspirador, una fuente de mística en la lucha por la justicia”.

En la ceremonia a su favor, estuvo presente Martin Ramírez, del Movimiento de El Bosque;  la activista  Agnieszka Rakzynska,  de la Red de defensores “Todos los derechos para todos y todas,  quien presentó el libro “Acompañando la Esperanza”, una compilación de 20 experiencias de defensa y promoción de derechos humanos de organizaciones mexicanas de la sociedad civil, que muestra las  historias, los rostros y los testimonios de quienes defienden incansablemente los derechos humanos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Patishtán acepta el indulto, informa su hija Gabriela | Chiapasparalelo - 30 octubre, 2013

    […] “No le debo a nadie nada” […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.