El arte y la resistencia, cuando dos caminos se unen. Entregan donación a CNTE

Maestros reciben la donación recabada durante la exposición del artista Enrique Díaz, en el Museo de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez. Foto: Chiapas Paralelo

Maestros reciben la donación recabada durante la exposición del artista Enrique Díaz, en el Museo de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez. Foto: Chiapas Paralelo

 

El vertedero de las lágrimas no es patrimonio exclusivo de gases lacrimógenos ni de balas de goma. Las lágrimas  las cuajan y desprenden también el  apoyo solidario y la compañía fraterna que ahuyenta el miedo y la orfandad en las batallas.

El rostro curtido, casi pétreo del profesor  Gabriel Medina Morales, integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE),   trasmutó en motivaciones y manifestaciones menos duras, más suaves por el regocijo de saberse en compañía abrigadora, lejos de cercos, runruneos de helicópteros y de paisajes azulados de uniformes policíacos.

La noche del sábado evidenció al enviado magisterial en la normalidad de la persona que es bajo la cachucha café, el paliacate al cuello, la playera rojinegra y los zapatos mineros. Esto al recibir el donativo del pintor Enrique Díaz, creador y promotor de la muestra  “Arte en resistencia”, que  en apoyo al movimiento magisterial disidente, se exhibe en uno de los recintos del Museo de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

Foto: Oscar León/Chiapas PARALELO.

Foto: Oscar León/Chiapas PARALELO.

En el acto, la voz del joven profesor se  ahogó en los silencios necesarios  de la garganta. Las palabras se volvieron agua para acomodarse mejor en la humedad de los ojos, cuyo trasluz  abierto, sincero, inerme, se concretó en un “Gracias Enrique por tu solidaridad, gracias camarada”.

Gabriel se caló  la gorra con la estrella roja al frente. Se retiró del micrófono, acudió a su mochila, que es prolongación de espalda y extremidades superiores con pulmones, corazón y todo. Mochila que es por igual, escudo, timón-guía y compañera en la soledad de los enfrentamientos consumados y los que aún podrían venir para consumirse.

 

Asentado en sus apenas 1.55  metros de estatura, el docente trae la imagen del boxeador, del ponchador paralizante, Manny Pacquio, El  Tigre de Filipinas.  muestra también la fortaleza del oso hormiguero en actitud de  espera y de defensa.

Al verlo, las interrogantes pretenden responderse por ellas  mismas. Cómo es que este muchacho disminuido físicamente, atrapado en sus circunstancias  históricas – personales de marginación y olvido- como la mayoría de sus compañeros – con quienes va a la cabeza, topa a los  policías federales, llegados del norte del país,  hombres de casi dos metros de estatura, de ordinario  parapetados con equipos, vehículos y helicópteros.

El fotoperiodista, que capta lágrimas y las primeras siluetas de la noche me dice: “Tocayo, es la fuerza de la razón, de saber que se pelea, quizá en la última trinchera; la certeza de que así como brotan los campos de guerra, también es posible transitar las veredas de la paz con los jugosos frutos  del diálogo, la  reconciliación y convivencia”.

Foto: Óscar León/Chiapas PARALELO.

Foto: Óscar León/Chiapas PARALELO.

 

Esa noche, Gabriel, El Ocelote de la CNTE llegó corto de palabras ante el público, pero  expresivo para las reflexión:

El maestro es un actor social  para crear conciencia ciudadana. Los medios de comunicación están adormecidos; falta romper el cascarón ( del Estado nacional), de ahí la importancia que la gente sepa y asuma que en sus manos tiene el poder transformador.

La maestra Gabriela Márquez Álvarez destacó el impulso que  para la CNTE representa los 3 mil pesos entregados por el pintor, originario de Jiquipilas.

Este apoyo es de gran significado, porque  no es sólo una expresión del artista, sino de la sociedad en su conjunto que nos ha venido acompañando en nuestras luchas diarias de 24 horas ininterrumpidas.

Enrique Díaz les dijo que el monto no es cuantioso, aunque representa el apoyo solidario para que los maestros no sientan la dureza de la soledad en el fragor de las batallas en contra de la reforma educativa. No están solos, ya somos muchos y podemos aguantar mejor el camino hasta llegar a donde queremos.

Obras que forma parte de la exposición "Arte en Resistencia". Foto: Óscar León/ Chiapas PARALELO.

Obras que forma parte de la exposición “Arte en Resistencia”. Foto: Óscar León/ Chiapas PARALELO.

 

La  entrega del primer donativo se obtuvo de la venta de las réplicas de  los 28 cuadros de acrílicos sobre pedazos de cajas de cartón  ordinario  y  de tres grabados en linóleo que recrean el movimiento magisterial–popular en la región.

Enrique, en la madurez creativa de sus 51 años, afirma que “Arte en resistencia resume y rezuma  la indignación y  la ira por las brutales golpizas, los muertos y heridos caídos en los enfrenamientos;  exalta  asimismo  la ruta  para el diálogo y la paz  en la búsqueda de solución del  conflicto magisterial en el país.

En su visión como chiapaneco y creador plástico,  asegura  que el arte continúa como una de las mejores alternativas para expresar y formar conciencia política y social alrededor de temas tan cruciales y definitorios como las reformas estructurales en México,  sus repercusiones sociales y la oposición creciente de los ciudadanos que ven en las crisis de toda índole el fracaso de las reformas del gobierno de Enrique Peña Nieto.

El movimiento magisterial-popular, asienta, le ha significado una gran oportunidad para comprometerse   con el pueblo y representar sus expresiones e inquietudes mediante formas y colores.

El movimiento magisterial y su resistencia  a los embates del gobierno cambiaron su vida para siempre. Impulsado por esa suerte de conversión Enrique proyecta para septiembre próximo en la ciudad de San  Cristóbal de las Casas, abrir un taller de enseñanza pictórica y crear  al par un museo de arte alusivo a la rebeldía y la resistencia para que la gente acuda  y aporte apoyos y donativos  a las causas sociales.

“Arte en resistencia”, plasma  los episodios el dolor y la impotencia  de la lucha contra la reforma educativa.  Uno de ellos surgió el 25 de mayo,  cuando los maestros enfrentaron a la policía parapetada en vehículos antimotines, gases lacrimógenos y  balas de goma lanzadas desde helicópteros.

Ese capítulo fue motivo de inspiración y trabajo para los cuadros que atraparon la resistencia magisterial en la lucha campal, cuando a unas cuadras antes de que la policía ingresara al plantón del centro, se interpusieron los vecinos  para lanzar un  ¡ya basta! y exigir  diálogo en lugar de violencia para  poner fin a los enfrentamientos.

El artista chiapaneco abunda que su plástica  integra, en otros apartados, el dolor por loss muertos  y heridos de Nochixtlán Oaxaca,  donde las balas acabaron   la tolerancia y rompieron la paz.

Los cuadros trabajados en cartón obedecen, afirma,  a razones prácticas y  a códigos de identidad y entendimiento, porque el material une y vincula por su origen  común, orgánico, por  su resistencia, volumen, durabilidad y simpleza,  pues lo mismo se utiliza en actividades y para usos  de la vida cotidiana como en situaciones  muy importantes.

En el formulario de Enrique el cartón de las cajas de bodega y almacenaje es material modesto, sencillo que cumple  funciones básicas; los pobres nacen  sobre el cartón, duermen y son sepultados en él.

En  el transcurso de la vida es también camilla para el herido, el hospitalizado  con sus familiares que esperan en el exterior; a los maestros les sirve como enseres insignias para elevar y fijar sus protestas.

El cartón es catre, cobija, campamento mientras se protesta y resiste; pero en el arte, la retacería de  cajas se convierten en superficies que contienen  y fijan a fuego batiente la ira, la furia, la impotencia, la indignación, el dolor, aunque también los ideales, las esperanzas, las victorias y las realidades.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.