Chicomuselo dice no a la minería, exige cese la represión

Habitantes de Chicomuselo mantienen consejos de vigilancia para detener la minería. Foto: Chiapas Paralelo

Miles de campesinos y ejidatarios, acompañados de sacerdotes de la Diócesis de San Cristobal de las Casas, realizaron un encuentro y  una protesta pública en el municipio de Chicomuselo, Chiapas, para exigir la cancelación de las concesiones mineras que hay en su región.

Los habitantes de Chicomuselo y de 15 municipios de Chiapas, integrantes de diversas parroquias de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, llegaron al encuentro que tuvo lugar en el ejido Grecia, han visto como grandes extensiones de la tierras donde viven y donde siembran han sido destinadas por el gobierno federal a la extracción de minerales e hidrocarburos.

En algunas de estas regiones la extracción se empezó a realizar desde hace más de 10 años, pero al poco tiempo de este proceso, los campesinos notaron el deterioro ambiental que traía y las afectaciones a su salud, lo que motivó su oposición a que continuara el proceso de extracción. Lograron detener el trabajo en las minas.

Esto les costó, en el caso de Chicomuselo la muerte de uno de sus compañeros, Mariano Abarca, y últimamente, en la medida en que el gobierno federal avanza en la creación de mayor infraesrutura carretera que permita trasladar el mineral al centro de exportación, y quita de la ley los resquicios legales que les impide el pleno dominio del uso y destino de las tierras donde se encuentran los recursos, amenazas y en algunos casos la pérdida de sus derechos agrarios, por parte de otros campesinos. Lo que denota que además la minería está provocando el rompimiento del tejido social en estas regiones.

En este contexto los campesinos acompañados de sacerdotes de la Diócesis de San Cristóbal realizaron el encuentro y manifestación que aglutinó a habitantes de 15 municipios, quienes exigieron: se respete la autonomía y la autodeterminación de los pueblos en Chiapas  y se garantice la integridad física de quienes defienden a la vida, la Madre Tierra y la naturaleza.

También la cancelación de las concesiones mineras en Chicomuselo, Chiapas, y de todos los proyectos extractivistas “que han dejado despojo, pobreza, enfermedades, conflictos comunitarios y divisiones”, y se detenga la militarización y patrullaje del Ejercito mexicano en el territorio de las comunidades de Chicomuselo.

Sacerdotes de la Diócesis de San Cristóbal, un aliado de los grupos campesinos. Foto: Chiapas Paralelo

En tanto continúan fortaleciéndose los proceso de resistencia contra el extractivismo, la industria extractiva en Chiapas continua creciendo. Actualmente hay al menos 99 concesiones mineras que abarcan al 15 por ciento del territorio chiapaneco, algunas se encuentran en zonas de amortiguamiento de importantes áreas naturales protegidas. También hay vigentes varios proyectos de extracción de hidrocarburos, de instalación de plantas geotérmicas y eólicas.

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.