UNICACH acosa a docentes que piden auditoría

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH)

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH)

La Rectoría de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICAH) inició procesos administrativos con la intensión de despedir a docentes-investigadores del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (CESMECA) que solicitan una auditoría.

El acoso laboral en este momento va dirigido a  Alain Basail Rodríguez, investigador de tiempo completo del CESMECA y miembro del Sistema Nacional de Investigadores, porque como consejero universitario le tocó difundir en diciembre pasado, cartas elaboradas por la comunidad académica y dirigidas a las autoridades del ejecutivo y el legislativo del estado de Chiapas, para solicitar auditorías administrativas y académicas.

“Los rumores y las prácticas de intimidación de las autoridades de Rectoría, encabezada por Rodolfo Calvo Fonseca, no han cesado”, denuncian los afectados, en una carta pública dirigida a autoridades educativas estatales y federales.

Carta

A las autoridades de Educación Pública Federal

Al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología

Al Gobernador del Estado de Chiapas

A las autoridades educativas de Chiapas

A la Comisión Nacional de los Derecho Humanos

A la comunidad académica e intelectual de Chiapas, México e internacional

Como nunca en su corta y fructífera vida, la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) atraviesa por una crisis profunda. Esta crisis tiene varias manifestaciones en los ámbitos financiero, estructura administrativa, oferta educativa, y personal académico. A los problemas en la gestión de las finanzas universitarias que amenazan la sostenibilidad de importantes proyectos de investigación y programas académicos, se suma el atropello de la normatividad universitaria y la opacidad de los instrumentos y fundamentos institucionales sobre los que se sustentan los procesos académicos y administrativos.

La comunidad académica es la responsable de las áreas sustantivas, como lo son la docencia y la investigación, actividades que son producto del esfuerzo sostenido por los académicos, cuyos logros han colocado a la Universidad en varios indicadores de evaluación nacional y son visibles en la formación de programas de licenciatura y posgrado, muchos de estos últimos reconocidos por su calidad en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), del Consejo Nacional de Ciencias y Tecnología (CONACYT), lo que permite que los estudiantes puedan contar con una beca para sostener sus estudios. Tristemente, estos académicos están siendo víctimas de acoso laboral por el hecho de defender la calidad de la educación y el respecto a la institucionalidad, por oponerse a prácticas de opacidad en el manejo de recursos y solicitar auditorias públicas, así como por opinar sobre decisiones consideran que deterioran y dañan la vida universitaria.

En este contexto, exponemos que el 15 de enero del presente año, las autoridades enviaron un citatorio, como una “orden expresa”, al Dr. Alain Basail Rodríguez, investigador de tiempo completo del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (CESMECA), miembro del Sistema Nacional de Investigadores, ex director de nuestro Instituto y representante electo de México en el Comité Directivo del Consejo Latinoamericano en Ciencias Sociales (CLACSO), para que se presentara en el Edificio de Rectoría Bicentenario el 18 de enero del año 2019. Sin mencionar causal alguna, se indicaba como fin “…instrumentar acta administrativa laboral con la que se pretende investigar…” lo relativo a un correo electrónico dirigido a la comunidad del CESMECA con seis cartas adjuntas dirigidas a las autoridades del ejecutivo y el legislativo del estado de Chiapas desde finales de diciembre pasado.

Hacemos saber que estas cartas fueron elaboradas y firmadas por docentes y profesores de la UNICACH que, con la facultad de sus derechos como ciudadanos, académicos y universitarios, se dirigen a las autoridades pertinentes para hacerles saber de la situación que prima en la UNICACH, y   solicitar auditorías administrativas y académicas. Correspondió al Dr. Alain Basail Rodríguez el cometido del envío de dichas “cartas” en su calidad de consejero universitario representante de la comunidad académica del CESMECA ante el máximo órgano de gobierno de la UNICACH, comunidad que de hecho no recibió la mencionada comunicación en franca violación de su derecho colectivo a la información.

Dado que la inasistencia a dicha cita, se consideraría “una desobediencia injustificada a una orden legítima”, el Dr. Basail asistió acompañado de su abogada, colegas del CESMECA y distinguidos/as profesores/as, investigadores/as y estudiantes de otras unidades académicas de la propia Universidad. Entre ellos, cinco testigos de descargo. En una sala sin iluminación ni ventilación adecuadas, es decir, sin condiciones mínimas para albergar a los/as universitarios, los más de 40 académicos permanecieron de pie alrededor de cinco horas, y ñieron receptores de un hecho lamentable y oprobioso para un recinto universitario. Testigos y abogados evidenciaron la ilegalidad del citatorio, demostraron que las cartas aludidas no violentan la legislación universitaria, ni injurian el marco constitucional estatal y nacional. A la violación de libertades y derechos constitucionales, los testimonios sumaron la denuncia de la intervención ilícita de las comunicaciones electrónicas y el mal uso de la información privada y, también, demandaron el procesamiento penal a quien resulte responsable por el daño moral causado al Dr. Basail Rodríguez. Los rumores y las prácticas de intimidación de las autoridades de Rectoría, encabezada por Rodolfo Calvo Fonseca, no han cesado y la posible “decisión” de expulsar al Dr. Basail como profesor investigadordel CESMECA se convierte en una amenaza latente. Misma que no es privativa del Dr. Basail, sino una acción de intimidación para acallar las voces que no están en concordancia con la manera de conducir la Universidad.

Por ello, hacemos un llamado urgente a las autoridades federales de la Secretaría de Educación Pública, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, al gobernador de Chiapas, a las autoridades educativas de la entidad y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, para que instrumenten medidas cautelares para proteger la integridad institucional y de su personal académico y administrativo, así como el derecho a la información y comunicación libre de espionaje y prácticas intimidatorias. También exhortamos a la comunidad académica e intelectual chiapaneca, mexicana e internacional a manifestarse ante este lamentable escenario que busca cooptar el espíritu integral de la defensa universitaria al que nos debemos como parte de una sociedad que aspira a fincarse en los valores del respeto, la transparencia, la solidaridad, la responsabilidad, la libertad y la justicia.

Académicos, Administrativos, estudiantes y egresados del CESMECA

Trackbacks/Pingbacks

  1. Centros de investigación nacionales e internacionales expresan su preocupación por maestro intimado | Chiapasparalelo - 28 enero, 2019

    […] 25 de enero, la Rectoría de la UNICACH inició procesos administrativos con la intensión de despedir a docentes-investigadores del Centro […]

  2. El espionaje cibernético en la UNICACH | Chiapasparalelo - 27 enero, 2019

    […] mismo día el doctor Alain Basail Rodríguez, recibió un citatorio mediante el oficio DTICS/008/2019, signado por la abogada general de la Universidad Belén […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.