Para el gobierno la salud de nuestros familiares no les importa: hermana de preso indígena tras 123 días de huelga de hambre

Juan de la Cruz Ruíz hospitalizado

* Juan de la Cruz Ruíz, tuvo que ser trasladado por segunda ocasión al Hospital de las Culturas debido a su estado de salud, sin embargo, al ser internado la doctora no le indicó cuál era la causa de dolor, informó su hermana.

Susana de la Cruz, hermana de Juan de la Cruz; uno de los cinco indígenas presos que exigen su libertad inmediata por las irregularidades en su aprehensión con una huelga de hambre que iniciará el pasado 15 de marzo, realizó un pronunciamiento donde menciona la salud deplorada de su hermano y la negligencia médica de las autoridades.

La hermana narró que durante la visita dominical, Juan estaba con molestias en el abdomen con un dolor no fuerte, pero constante, pero desde hace tres días que se encontraba con esas molestias, además de que evacuaba con sangre.

Juan se comunicó con su hermana para decirle que su dolor continuaba y que había acudido con el médico del penal, el cual le dio una pastilla, que calmaría sus molestias y que si aumentaba que avisara para que fuera trasladado de inmediato, detalló Susana.

“A las 12:00 de la noche recibimos una llamada para comunicarnos que lo tuvieron que trasladar al hospital, le dijeron que se sentara, le tomaron muestras de sangre y le canalizaron, recibiendo un litro de suero, antibióticos, omeprazol y me mandaron a comprar Metrodopramida, el cual salimos mi familia y yo a buscarlo” mencionó.

Susana comentó que la doctora que la atendió en el hospital, le insistió que tenía que comer, a sabiendas de que ella conocía la situación de protesta en la que se encontraba.

“La doctora Barraza y su enfermero, decían que mejor comiera, que estaba haciéndose daño a él y a su familia, a lo que Juan dice: “No, muchas gracias” Pero ella muy insistente le comenzó a decir que podía sangrar por dentro, que se pondría peor, que comiera en lo que duraba su tratamiento, que era para no dañar su estómago (para proteger su estómago está el omeprazol). Y Juan decía: “No doctora, se lo agradezco.” Pero esta doctora le dijo a su enfermero que fuera por un sandwich que teniéndolo en frente vieran si no comía!” afirmó.

Susana comentó que luego de dos horas de haber hecho los estudios, la doctora le dio de alta médica sin explicarle un diagnóstico de lo que le causaba tanto dolor.

“Estos mismo síntomas son frecuentes en todo momento en los 4 compañeros, en periodos muy cortos son trasladados al hospital para su “valoración”. Sus cuerpos están más cansados, débiles, sus defensas están muy bajas, sus organismos cada día más delicados y el gobierno sabiendo todo esto, sabiendo que llevan en huelga 4 meses se toman sus vacaciones! Dejando en espera sin una respuesta concreta” manifestó la hermana.

Finalmente, Susana dijo que para el gobierno la vida, la salud, la integridad de sus familiares no les importa. Agregó “al parecer les es igual si viven o mueren”

Ante ello, exigió libertad inmediata para su familiar, libertad para Juan, Abraham, Adrián, Germán y Marcelino.

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.