Insectos y arácnidos, la extinción invisible

FIG. 14: Violinista o Araña de Rincón (Loxosceles
tehuana), una de las especies de importancia mé-
dica que mayor cantidad de incidentes genera.
© Luis Armando Ruiz Cruz.

Siendo tan pequeños como una uña, los insectos son considerados por diversos estudios, como las especies que más han visto reducido su población y por ende cercanas a su extinción


Carlos Alberto Guichard Romero, Director Operativo del Zoológico Regional “Miguel Álvarez del Toro” (ZooMAT) mencionó que uno de los factores de su disminución en la población de insectos es el abuso de los agroquímicos para fertilizar el campo, la estigmatización y el avance de la mancha urbana.

La revista científica Biological Conservation, en un reciente estudio expresó que los ecosistemas no pueden funcionar sin los millones de insectos que forman la base de la cadena alimenticia. “Antes de que existieran los humanos, se encontraban los bichos” mencionó.

El director del ZooMAT reflexionó al decir que si bien existen ciertos insectos favoritos de la población como son las mariposas, existen otras como los escorpiones, ciempiés y las arañas los cuales no tienen esa misma aceptación.

“A pesar de los beneficios que nos proveen, el que exista una sola especie mortal hace que sean estigmatizadas y las tratemos de eliminar” dijo.

De forma local, Guichard Romero comentó que la población cada vez que encuentra una especie que no conoce “la despanchurra”, es decir, la mata. Sin embargo, no nos damos cuenta de la reducción de su población por la actividad humana.

“El 80 por ciento de los animales que podemos distinguir con la vista son insectos. No nos hemos dado cuenta de los efectos negativos y la crisis que afrontarían estos seres que son tan esenciales para los ecosistemas” añadió.

Foto: Laura Lorena Fernández

Producción de alimentos

El gobierno alemán en 2018 inició un “Programa de acción para la protección de insectos” debido a que diversos estudios informaban  de la disminución sustancial de la población, los más afectados eran las abejas, mariposas, polillas, escarabajos y libélulas.

Este estudio determinó que las posibles causas de la disminución era la destrucción del hábitat, incluida la agricultura intensiva el uso de pesticidas, la urbanización, la industrialización, las especies introducidas y el cambio climático.

Sobre esto, Óscar Farrera Sarmiento, Director del Jardín Botánico “Dr. Faustino Miranda”, comentó que la población de polinizadores en Chiapas se encuentra en una crisis debido al uso excesivo de insecticidas, herbicidas y agroquímicos, lo que ha llevado a que 270 especies de plantas e insectos de la Depresión Central de Chiapas se encuentren en una situación de riesgo.

Según estimaciones, el proceso de polinización por abejas incrementa entre un 30 y 50 por ciento la calidad de las producciones. Sin embargo, a nivel mundial el abuso de agroquímicos los ha llevado a una crisis en su población.

Farrera indicó que actualmente se tiene un aproximado de 270 especies de flora y fauna que se encuentran en una situación de riesgo debido a su rareza, vulneración o peligro de extinción; en las que se incluyen tanto plantas como animales polinizadores.

En Chiapas, los colibríes prefieren polinizar flores brillantes, por su parte, las abejas que son diurnas prefieren tonos más claros de flores y plantas ya que contienen mayor cantidad de polen y néctar, así mismo, las polillas, realizan el proceso en la noche por medio de la captación de olores.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los insectos intervienen en un 75 por ciento de los alimentos del mundo.

Así mismo, 310 mil especies de plantas en el mundo depende de los polinizadores, de los cuales el 35 por ciento son invertebrados y el 17 vertebrados, todos ellos, en peligro de extinción.

Mariposa Tigre/ Hypercompe sp
Lugar: Benemérito de las Américas, Chiapas (Selva Lacandona) Foto: Humberto Yee

Aspecto

Guichard Romero recordó que es importante tomar en cuenta la diversidad de insectos, por ejemplo, existen dentro de las abejas, algunas que son específicas para cada planta, por lo que al extinguirse también lo harían estas especies de flora.

Al hablar de arañas, el director informó que existe una ínfima parte que tiene un veneno considerable para afectar la salud de las personas.

Sobre los arácnidos, Miguel Ángel García Villafuerte, Coordinador Regional de Proyecto del Museo de Paleontología “Eliseo Palacios” mencionó que un temor generalizado infundado por las arañas, quienes son de suma importancia ya que pueden controlar plagas que pueden ser nocivos para los humanos.

“En 1998, un doctor de República Dominicana, documentó qué una especie de araña; que también se encuentra en Chiapas, ayudaba a controlar el dengue” comentó.

García Villafuerte comentó que las arañas combaten plagas como las cucarachas y moscas, quienes son transmisoras de enfermedades, por lo que es mejor verla como aliadas.

El investigador mencionó que pese a tener el registro de especies más grande de México, ésta de seguro podría duplicarse, sin embargo, existe una falta de personas interesadas en el estudio de las arañas.

Por último, Guichard Romero recordó que ante el desconocimiento de estas especies, existen instancias como el ZooMAT, Protección Civil o la PROFEPA, que pueden atender estos alertamientos y así no disminuir la población, hecho que nos afecta a todos y todas.

Contrario a lo que se piensa popularmente, es falso que las crías de Alacranes devoren a sus madres en un acto de canibalismo. Al contrario, las madres cuidan de ellos durante sus primeras etapas de vida, hasta que la abandonan pues son capaces de valerse por sí mismos. © Diego Manzano Méndez.

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.