Amenazas ponen en riesgo al Padre Marcelo, su equipo pastoral y a la población

FRAYBA urge garantizar la protección del equipo pastoral de la iglesia de San Antonio de Padua y de la población en Simojovel. Cortesía: FRAYBA.

*El Padre Marcelo continúa sus actividades religiosas y la defensa de los derechos humanos, en especial de Pueblos Originarios, a pesar de la deficiente voluntad política de protección por parte del Estado mexicano y en donde actúa la delincuencia organizada.


El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, A.C. (FRAYBA) manifestó el 18 de abril, preocupación por hechos de amenazas de muerte y vigilancia al Padre Marcelo Pérez Pérez, párroco en el municipio de Simojovel de Allende, estos hostigamientos también ponen en riesgo la seguridad de su equipo pastoral y de la población en general.

El sacerdote es reconocido por acompañar la lucha por el territorio del Pueblo Creyente de Simojovel, grupo que integra el Movimiento por la Defensa de la Vida y el Territorio (MODEVITE).

La Embajada de Suecia indicó que el padre es un defensor reconocido por la sociedad civil, que trabaja en defensa de los derechos humanos en México.

Pérez Pérez es coordinador de la Pastoral Social de la Provincia de Chiapas, que integra a las Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Tapachula y Tuxtla Gutiérrez; cuenta con medidas cautelares (MC-506/14) otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y con medidas llevadas a cabo por el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras y Periodistas.

El pasado 29 de marzo, un hombre vestido de civil tomó fotografías a las y los colaboradores de la Parroquia de Simojovel, se encontraban en actividades a la entrada de la iglesia de San Antonio de Padua. Los hechos se registraron desde una ventana de un hotel cercano cerca de las 07:00 horas. La persona que realizó este acto lo hizo evidente para ser vista y hacer notar su presencia, menciona FRAYBA.

Marcelo Pérez y el pueblo creyente.

Así mismo, el 02 de abril, un colaborador cercano al Padre recibió una llamada telefónica para advertirle que tuviera cuidado porque andaban pidiendo los datos de las personas que trabajan en la parroquia.

El Padre Marcelo el día 05 de abril, recibió información sobre un hombre en Simojovel que dijo: “En todo se mete el padre, hay que darle un plomazo…”, este tipo de amenazas se han hecho visibles de manera reiterada incluso en redes sociales, añade el CDH.

FRAYBA menciona que el 6 de abril, por ahí de las 12:30 horas, el sacerdote recibió una llamada telefónica de quien se identificará como “coronel” para ofrecerle seguridad a él y a la feligresía de su parroquia:

“¿Le interesa la vida de la paz y la tranquilidad de sus fieles seguidores sus feligreses o no le interesa padre?…Ahora yo le digo muy bien, quiero hacerle saber Padre, que de este llamado el cual usted y yo mantenemos, de este llamado depende la vida, la paz y la tranquilidad de cada uno de los suyos […] este llamado no es una broma, […] de usted depende que no se desate una masacre entre sus feligreses […], podemos darle una solución pacífica y usted ya ha sido avisado”, Dijo el coronel en la llamada.

La CIDH indica que la labor de defensores y defensoras de derechos humanos es esencial para la construcción de una sociedad democrática, sólida y duradera, ellas y ellos tienen un papel protagónico en el proceso para el logro pleno del Estado de Derecho. Por lo cual, FRAYBA reiteró la obligación del Estado Mexicano de implementar medidas necesarias para quienes defienden los derechos humanos ejerzan su labor sin ningún tipo de violencia, amenaza, represalia, vigilancia y hostigamiento.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.