Miedo y desinformación, factores en el suicidio de indígena contagiado con COVID-19

Don Samuel se sintió abandonado luego que le notificaron estaba contagiado de COVID-19, y lo enviaron a su casa. Después de su muerte, sus hijos tuvieron que recoger el cadaver. Foto: Cortesía

El señor Samuel C. Hernández, indígena zoque, de la comunidad de Francisco León, municipio de Ocosingo, no contó con todo el apoyo de la comunidad, hubo miedo, desinformación; y el sentimiento de soledad, tristeza, angustia fueron más fuertes en su corazón. Él se quitó la vida un día despues que supo que estaba enfermo de coronavirus.

El Centro de Formación y Capacitación (CEFOCAM-K’inal Antsetik), Cooperativa Jolom Mayaetik, K’inal Antsetik-Chiapas, cobijó a Selina y Elizabeth, hijas de Samuel, y artesanas bordadoras de esta organización.

El equipo de K’inal Antsetik dijo que harán lo que esté a su alcance para apoyar a la familia.

A través de un pronunciamiento, valoraron que el miedo, desinformación y el sentimiento de soledad, tristeza, angustia que llevaron a Don Samuel a la muerte. Esto, djeron, es “un ejemplo más, de la desigualdad social, explotación y discriminación persistente en las zonas pobres urbanas y rurales”.

La muerte de Don Samuel ocurrió el lunes 13 de abril, al medio día. Su cuerpo fue localizado colgando de un árbol. En ese lugar permaneció colgado más de seis horas, porque ninguna autoridad del gobierno de Chiapas, quiso bajarlo. Dijeron que aún muerto podía contagiarlos. Eso contaron los pobladores de Francisco León.

Fueron sus hijos varones quienes bajaron el cuerpo, lo metieron a una bolsa y lo llevaron al cementerio.

Antes de su muerte, algunos habitantes de Francisco León habían reclamado a Don Samuel haberse enfermado, y haber permanecido en la comunidad. Tenían miedo y enojo, aunque sabían que no fue intencional el contagio.

Él había regresado a la comunidad porque así le dijeron en el hospital de Palenque, a donde acudió cuando empezó a enfermar.

Luego de su muerte creció más el miedo en la comunidad Francisco León, no solo porque varias personas también pueden estar enfermas, sino porque la Fiscalía General de Chiapas, dijo que posiblemente alguien lo había asesinado.

K’inal Antsetik convocó “a las autoridades federales, estatales, municipales y locales de las comunidades indígenas así como a las instituciones que se encargan de garantizar los derechos de los pueblos indígenas como son el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas y la Secretaria de Desarrollo Social para los Pueblos Indígenas, para que hagan un trabajo que garantice los derechos de los pueblos y comunidades indígenas así como a los organismos públicos de derechos humanos”.

Señaló que estos organismos deben ser garantes de los derechos de los pueblos indígenas, brindando toda la información sobre el COVID19. Urgieron a las instituciones de Salud para que los pueblos reciban material adecuado, para atender a la población.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.