Pequeños comerciantes, los más afectados por la cuarentena

Por las calles del mercado de pujiltic, solo se ven personas que van al trabajo.
Por Daladiel Jiménez

Desde que se anunció la alerta sanitaria, en todo el país, el comercio ha sido uno de los sectores más afectados.


* En el municipio de Venustiano Carranza aún no se presentan casos, pero la población de sus comunidades ya comienza a tomar medidas de seguridad cada vez más rigurosas, para evitar contagios y propagación del virus, como el cierre de sus entradas principales, y la prohibición de la entrada a personas ajenas a la comunidad, como sucede en Las Colonias Paraíso del Grijalva, Miguel Hidalgo, y Belisario Domínguez.

Los comerciantes del municipio de Venustiano Carranza han resentido la cuarentena, debido a que la gente deja de salir a las calles a hacer sus compras en los mercados locales y entre la misma población.

De acuerdo con las declaraciones del Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Hugo López-Gatell,  el COVID-19 aún no alcanza su punto máximo de contagio.

“Indiscutiblemente la frecuencia de contagios en abril será mayor y en mayo llegará un momento de máxima frecuencia de contagios, con ello mayor demanda de hospitalización y un creciente número de casos fatales y esto seguirá creciendo hasta llegar al momento cumbre de la epidemia, que posiblemente este entre la tercera semana de mayo y la primera de junio” afirmó.

Ante esto, los pequeños puestos como carnicerías, venta de legumbres y frutas, pollerías, queserías, pozolerías y venta de artículos para el hogar enfrentan una severa crisis ya que el mayor de sus ingresos depende de la clientela que transita por las calles como es el caso de Félix Jiménez, comerciante de productos de temporada.

“Actualmente vendo elotes de riego, el negocio está bastante lento, si no fuera por el mal que estamos viviendo, yo vendería 10 bultos de elotes hasta en 1 día, hoy vender esa cantidad me lleva 3 días si es que los alcanzo a venderlos todos, si no pues me sobra uno o dos bultos, porque muy rezagado el elote ya no se puede vender, la gente tiene miedo de salir a la calle. La gente está guardando dinero por si las cosas empeoran” expresó Jiménez.

El comerciante agregó que si no busca generar un ingreso tiene que buscar alguna otra cosa para vender.

Completamente vacías es como lucen las calles del Municipio de Socoltenango.
Por Daladiel Jiménez

 “Para así llevar algo de dinero, recorro las calles de los pueblos en moto, así logro avanzar vendiendo, no quiero pensar como se la están pasando quienes están en un lugar fijo” añadió.

Al mismo tiempo, Francisco Villatoro, vendedora de quesos de Las Rosas comentó: esperemos en Dios, pase rápido este mal, para que la gente ya salga a hacer sus compras, porque cada semana hay menos gente y menos clientes.

En calles del municipio de Socoltenango y de la colonia San Francisco Pujiltic lucen vacías, se ven solo a transportistas y gente que va al trabajo.

 “Ahorita lo que se está vendiendo, es mucho arroz, frijol, aceite, azúcar, sopa, atún, maíz y huevo, es lo que se están llevando, la gente se está preparando, porque ya viene cerca el coronavirus, ya hay casos en Comitán, cualquier rato abra algún caso por aquí” dijo Guadalupe Hernández, dueña de una tienda de abarrotes en Pujiltic.

Comerciante en espera de clientes, en calles vacías.
Por Daladiel Jiménez

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.