Las ladrilleras de San Francisco El Calvito, más de 30 años de antigüedad

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Chiapas aún se fabrican ladrillos de manera 100% artesanal, en San Francisco el calvito, municipio de Venustiano Carranza.


En el área de la construcción, existen diversos componentes esenciales, como el cemento, el acero, la arena y los ladrillos, estos últimos aún se fabrican en Chiapas de forma 100% artesanal, en San Francisco el calvito, una colonia perteneciente al municipio de Venustiano Carranza.

Las ladrilleras de San Francisco, conservan aún su proceso para la elaboración de ladrillos 100% artesanal, pese al número de años que llevan ejerciendo el oficio, los maestros ladrilleros aseguran que no necesitan hacer modificaciones a forma de trabajar, pues dicen que su calidad  habla por si sola,  y les ha permitido seguir en el negocio durante los últimos 30 años.

En las orilladas de San Francisco el calvito, se ubican las ladrilleras, únicas en la región y reconocidas por la calidad de ladrillo que ahí se fabrica, pues relatan fleteros, el ladrillo de la zona, es buscado por compradores de Tuxtla Gutiérrez, Comitán, Socoltenango, San Cristóbal, Tzimol, Las Rosas y Acala.

Una tierra de color rojiza con destellos brillantes, es la materia prima con la que se fabrican los ladrillos, aseguran los maestros ladrilleros, que el material de esa zona es único, ya que se presta perfectamente a la elaboración del producto por la baja cantidad de barro que contiene, evita rajaduras en el ladrillo una vez terminado.

Con carretillas, picos y palas, los trabajadores de las ladrilleras extraen la tierra para hacer la mezcla, que llevará consigo únicamente una porción de arena y agua, que será revuelta y batida con los pies o con azadón.

Una vez hecha la mezcla, es colocada en moldes de 4 ladrillos, que van formando una fila que está integrada por mil  piezas, que se dejarán secar a la luz del sol durante varios días,q dependiendo las condiciones climáticas.

Un solo trabajador puede elaborar hasta un millar de ladrillos en un solo día, el cual se vende en temporada de cuaresma en 1200 pesos mientras en temporada de lluvias en 1500.

Debido a que el trabajo es de 24 horas continuas, el oficio permite  que acudan jóvenes por las tardes, a extraer tierra o moldear, o ayudar a hornear, y así obtener ingresos.

La época de lluvias son las que complican la elaboración del producto, debido a que los días nublados no permiten que los ladrillos se sequen, además evita que el horno se caliente más rápido, lo que conlleva a usar más cantidad de olotes, la lluvia también provoca charcos que dificultan la extracción de la tierra

Ser ladrillero, aseguran los maestros del oficio, requiere de mucha paciencia y dedicación, por los procesos que implica la actividad.

“Trabajar en la ladrillera, requiere mucha paciencia, hay que extraer la tierra, batir la mezcla, ponerla en los moldes, poner a secar los ladrillos, hornearlos, esperar a que se enfríen completamente, y luego venderlos, son 15 días de trabajo para obtener el ladrillo terminado”. Expresó Bartolomé Corzo, ladrillero.

*La horneada es el trabajo más pesado, son 24 horas continuas hechando fuego, ni una hora más ni una menos, para sacar la carga de 4 mil a 6 mil ladrillos”.  señalo Pedro Ton, hornero de ladrillos.

Los hornos, son calentados con olotes, que se consiguen en temporada de desgrane de maíz, por su bajo precio, son el combustible ideal para hornear ladrillos, ya que un viaje de 3 toneladas de este producto alcanza apenas los 600 pesos, mientras que la leña llega hasta los 2 mil pesos

A lo largo de los 30 años que el lugar lleva siendo explotado, en algunas partes la tierra roja ya se ha terminado, las piedras abundan, lo que hace imposible seguir con la actividad, los terrenos que se quedan sin tierra roja, son utilizados para sembrar maíz y frijol.

Las ladrilleras contribuyen a la economía local, generando empleos a quienes  no cuentan con extensiones amplias de terreno, para la siembra de maíz, que es distintiva del lugar, beneficiando así a quienes  los fabrican, quienes los venden y a quienes los usan.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.