Avistamiento de manatí en Usumacinta; revive la esperanza de recuperación del mamífero marino

Manatí (Trichechus Manatus) en la categoría de Peligro de extinción (P). Cortesía: SEMARNAT.

*El Río Usumacinta se extiende desde el noroeste de Guatemala hasta los estados de Chiapas y Tabasco, es la corriente más importante en el Golfo de México después del Mississippi, es el séptimo en el ámbito mundial. La cuenca del Grijalva-Usumacinta nace en Guatemala y es el sistema hidrológico de mayor extensión en Mesoamérica.


Un manatí fue captado hace unos días por un joven de la comunidad de Corcobao, municipio de Jonuta en el Estado de Tabasco. Dicho mamífero se encontraba saliendo del arroyo Corcobao, a la altura de la Isla del Chinal a orillas del río Usumacinta.

¡Increíble vistazo! Captan manatí en aguas de Jonuta
Foto: El Heraldo de Tabasco

Es importante mencionar que, el Manatí (Trichechus Manatus) se encuentra enlistado en la NOM-059-SEMARNAT-2010 como una especie en peligro de extinción. En la República Mexicana se puede encontrar en estados como Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Campeche y al sur de Quintana Roo.

Juan Carlos Peralta Cabrales, fundador y coordinador del Santuario Manatí ubicado en Tabasco, en su cuenta de Facebook, dio a conocer en septiembre del año pasado, qué esperaban que en febrero del 2020 se repitiera la temporada de avistamiento y convivencia con el manatí, ya que dependía de las condiciones del río.

“Con las lluvias crece el río y los manatíes se van, ese es el proceso natural que han tenido durante cientos de años, van en busca de sus zonas de alimentación tradicionales en las lagunas y a lo largo del río”, expresó por escrito.

En el Estado de Chiapas, se cuenta con el proyecto “Conservación del Manatí (Trichechus manatus) en los Humedales del Norte de Chiapas”, con antecedentes desde el año 1995 cuando se implementó el proyecto “Protección, Conservación y Manejo Sustentable de la Ictiofauna y del Manatí (Trichechus m. manatus)”.

Asimismo, en 1996 se puso en marcha un proyecto para evaluar las poblaciones de manatí en la Laguna; dicho proyecto surgió a raíz que, en el año anterior se realizó el rescate de 17 manatíes en La Laguna de San Juan y que fueron liberados con éxito en la laguna principal de Playas de Catazajá.

Por lo anterior, el suceso motivó la declaratoria del 7 de septiembre como Día Nacional del Manatí en el 2001. En ese mismo año, se nombra a la Laguna Grande de Catazajá como Santuario del Manatí.

En la actualidad, el proyecto está adscrito a la Dirección de Áreas Naturales y Vida Silvestre, tiene como objetivo contribuir a la conservación y protección de la población del manatí y su hábitat en el estado de Chiapas, a través de la implementación de actividades realizadas en zonas de distribución de la especie.

Para ello, realizan recorridos de monitoreo y vigilancia acuática para la estimación de abundancia, dan atenciones a contingencias de manatíes como varamientos vivos y atención de muertes, se colectan muestras biológicas de los ejemplares.

El año pasado, una hembra adulta y dos crías de manatíes fueron liberadas en la Laguna de Catazajá, después de su rescate y cuidado en el Centro de Conservación para la Investigación y Atención del Manatí, de la Secretaría del Medio Ambiente e Historia Natural (SEMAHN).

Los manatíes fueron encontrados en la Laguna “El Inglés”, ubicado en la localidad de Landero Cárdenas, municipio de Catazajá.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: