El Maestro Bartolomé, la reivindicación del docente rural y el abandono de las instituciones por la educación indígena

Escuela primaria, fruto de 23 años de trabajo continuo.

La vida es la escuela más difícil, y para ella es que hay que preparar a los niños y niñas.


Bartolomé Vázquez, docente comunitario, en Monte de los olivos, comunidad tzeltal, perteneciente al municipio de Venustiano Carranza, habla acerca de su trabajo en su comunidad a lo largo de 23 años de carrera docente, los retos que existen para la educación comunitaria en Chiapas y cómo ha afrontado los obstáculos para poder ofrecer una educación de calidad a las generaciones que ha visto crecer y desarrollarse de manera personal.

En Chiapas, de acuerdo al docente, existe una diferencia entre  en lo que es y lo que debería ser la educación comunitaria, en el año 2015 la directora de cine Melissa Elizondo Moreno, filmó en la comunidad Monte de los Olivos, el documental “El sembrador” que retrata la filosofía en la que el profesor Bartolomé basa su sistema de enseñanza.

“Un niño de comunidad, no vive de la misma manera que un niño de ciudad o pueblo, y eso debe de tomarse en cuanta al momento de impartir educación, para los niños de comunidades la escuela debe ser un lugar para que puedan seguir siendo libres mientras aprenden y descubren el conocimiento” señala Bartolomé.

Para brindar una educación comunitaria de calidad, es necesario que el docente apueste por el desarrollo de habilidades, es necesario hacer adaptaciones que se adecuen al entorno en el que se encuentran las comunidades chiapanecas, debido a que en la mayoría de las comunidades del estado se viven bajo condiciones de pobreza.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El docente señala, que el proceso de la educación, no puede ser solamente plasmado en un papel, haciendo referencia a los planes de estudio, sino que deben tenerse en cuenta factores humanísticos que creen un entorno de confianza entre alumno y maestro.

“Un niño no debe sentirse encerrado en una escuela, no debe tener miedo hacia su maestro, al contrario debe verlo como su guía, pero para eso se necesita disposición por parte del docente, para alcanzar objetivos que realmente repercutan en la vida de los niños, es necesario estar comprometidos con nuestro trabajo, con la educación del país y del estado.”

Bartolomé, apuesta por el desarrollo de habilidades en sus alumnos, y los motiva a plantearse objetivos y a estimular sus sueños, indica que en el entorno chiapaneco, es necesario que los niños no solo reciban información,

“Debemos formar para la vida, esa que es ruda, difícil, los niños deben aprender que el mundo, tiene problemas, dificultades, y ellos deben aprender a  superarlos, la educación no se trata de memorizar, de evaluar y solo poner  diez, ya que en la vida real un diez, no significaba mucho”. Destacó el Docente.

El maestro Bartolomé, recalcó que en Chiapas, existe un gran atraso educativo, pero es debido a que no existe un compromiso real por parte de los docentes y supervisores, quienes son los encargados ver por el desarrollo educativo de los niños y las niñas del estado.

“No es posible, que existan comunidades en donde  las niñas y los niños, salen de sexto año de primaria, sin saber leer, ¿en donde quedo el trabajo del docente, el del supervisor? más allá de culpar al gobierno, también nosotros debemos hacer nuestro trabajo.” Señalo Vásquez.

Existen apoyos para las escuelas comunitarias, pero están muchas veces sujetos a lineamientos de operación, te dicen lo que debes hacer con el recurso, cuando en las escuelas existen otras necesidades que necesitan ser cubiertas, pero no se permite usar el recurso para los fines que realmente representaran un cambio.

De acuerdo al profesor Vázquez, a la educación comunitaria, le urge una intervención en materia de género, ya que desafortunadamente en las comunidades marginadas de Chiapas,  son las niñas quienes por el hecho de ser mujeres, son privadas de la educación y destinadas a labores domésticas.

“Nuestras comunidades necesitan entender, que la educación es importante para niños y niñas por igual, cada año muchas niñas, abandonan sus estudios porque los padres de familia tienen la idea errónea, de que solo deben dedicarse a las labores domésticas, y así de manera lamentable se truncan los sueños y aspiraciones de las niñas”. Detalló el profesor.

El trabajo docente, debe ser una herramienta de transformación, la educación básica es el punto de partida, de la formación personal de un individuo, por eso es en esta etapa que debe potencializar al máximo las habilidades de los niños y las niñas.

Con el documental “El sembrador” se ha logrado además de las premiaciones nacionales y reconocimientos internacionales, conseguir padrinos para los niños de la comunidad monte de los olivos, la primera una persona originaria del estado de Jalisco, y la segunda una pareja mexicana residente en Estados Unidos, quienes se comprometieron a apoyar a un par de niños hasta que terminen sus estudios profesionales.

 

 

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d