Exigen intervención del Estado para que no exista ni un muerto, arma o disparo más entre Aldama y Chenalhó

Mujeres, niños y adultos mayores refugiados en la montaña. Cortesía: FRAYBA.

*Desde el pasado viernes, pobladores de Aldama denunciaron una oleada de ataques a tiros, que hasta hoy dejó una persona muerta y una herida; el fallecido es de Santa Martha, municipio de Chenalhó, y su ataúd fue llevado a la plaza central de Tuxtla Gutiérrez, para que lo vieran las autoridades estatales.


El Centro Nacional de Cultura de Paz A. C. en colaboración con DespertarEs Derechos Humanos A. C., y el Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México (FISANIM), realizaron un pronunciamiento del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, A. C., con el fin de hacer un llamado para que las autoridades desmantelen las redes de paramilitarismo en Aldama y Chenalhó.

Las Organizaciones destacan la violencia incesante en los municipios tsotsiles, ocasionada por grupos paramilitares que, desde hace décadas devastan la región. Estos ataques persisten y han provocado que esas tierras sean escenario de constantes balaceras, aislamiento y muerte.

Asimismo, el pasado 4 de junio del 2019, se firmó un pacto de alto al fuego entre estas dos comunidades. Sin embargo, los términos no fueron respetados porque las autoridades municipales no han realizado un trabajo de inteligencia para identificar y frenar a los verdaderos responsables de financiar, organizar y mandar a estos grupos paramilitares, es asi como a pesar de lo acordado, la violencia continua.

Por ello, el 4 de agosto de este año, volvieron a firmar un pacto de no agresión ante el asesinato de 24 indígenas. Este pacto tuvo como testigos a Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Rutilio Escandón Cadenas, Gobernador del Estado de Chiapas, así como a Verónica Ruiz Pérez, alcaldesa de Aldama y, a Abraham Cruz Gómez, alcalde de Chenalhó.

«Nuevamente la violencia ha vuelto por realizar un trabajo superficial por la paz de la región y no tener un compromiso verdadero para erradicar el paramilitarismo en la región», expresan en el pronunciamiento las Asociaciones.

Además, el 16 de agosto, el grupo civil armado, proveniente de Santa Martha, Chenalhó; atacó a las comunidades de Yeton, Ch’ivit y Stzelejpotobtik del municipio de Aldama. La policía estatal que se encuentra instalada en Tabac no actuó.

Las Asociaciones añaden que, son al menos 26 ataques con armas de alto calibre, realizados por grupos civiles armados de corte paramilitar que operan en esa región y que son procedentes de comunidades de Santa Martha. Las  principales víctimas desplazadas son mujeres y niños.

La violencia terrorista provoca desplazamientos internos forzados, inseguridad en la población, afectación a la libertad de tránsito, desabasto de productos básicos, malnutrición en sus habitantes, violencia física, psicológica y política. Impidiendo el desarrollo adecuado de los y las menores en la región, aumentando la violencia machista y la pobreza extrema.

“Les recordamos que dentro del objetivos del milenio que establecen los 193 países suscritos, entre ellos, México, se encuentra el ODS 16: Paz, Justicia e Instituciones Sólidas. Como instancias y ciudadanía constructoras de paz, apelamos a la implementación inmediata de los mecanismos de Justicia Transicional por el cumplimiento cabal de los objetivos de la agenda 2030″, expusieron.

Aldama, Chiapas; marzo de 2018. Vista de las montañas que forman el límite natural entre el municipio de Aldama y Chenalhó, en los Altos de Chiapas. Cortesía: Carlos Ogaz.

Las Asociaciones exigen al Estado mexicano implementar medidas de resolución pacífica, en la atención y protección a las víctimas de la violencia en Aldama, en especial aquellas que han sido obligadas a desplazarse, sufrido la muerte de algún familiar y, han sido lesionadas de forma física y emocional por los ataques terroristas en la región.

Así como en la atención inmediata e integral de las autoridades estatales y federales al tema de la violencia en el municipio. Asimismo, realizar una investigación estratégica sobre la detección del origen del financiamiento a grupos paramilitares.

También, que las autoridades civiles lleven a juicio a los autores materiales e intelectuales de estas acciones, investigar sus conexiones para identificar y llevar a juicio a los líderes de paramilitares. En relación con esto, investigar sus conexiones con autoridades locales, estatales y federales tanto de esta o de anteriores administraciones, para actuar contra esa red de corrupción y llevarlos ante la justicia.

Las Asociaciones añaden que, deben solicitar la intervención de las Organizaciones de la Sociedad Civil especializadas en la reparación socioemocional e integral de los pobladores afectados. Y, garantizar un proceso de pacificación real y no de eventos protocolarios superficiales que no dan soluciones concretas para la población del municipio de Aldama que, sufre el terror cada madrugada.

“Atención urgente a la guerra de baja intensidad que vive nuestro país en otros estados con desplazamientos, ataques contra periodistas, desaparecidos, desaparecidas, feminicidios, violencia contra pueblos indígenas y campesinos”, expresan.

Otra de las exigencias es, implementar los mecanismos de justicia transicional, la reparación del daño integral, devolución de sus tierras, cumplimiento a cabalidad de los acuerdos ya signados por ellos y de los que FRAYBA tiene conocimiento. También, activar herramientas por la cultura de paz a través de las instancias federales especializadas en colaboración con las instancias de la sociedad civil.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió, de forma urgente, al Gobierno de Chiapas cumplimentar las medidas cautelares decretadas a favor de los habitantes de Aldama y Chenalhó, tras las recientes balaceras que se han registrado en comunidades del primer municipio y que ha costado la vida de una persona y hasta el momento un herido.

La CNDH informó que emitió medidas cautelares a la entidad, requiriéndole, con carácter de urgente, garantizar sus derechos fundamentales a la vida, integridad personal, patrimonio, así como su seguridad individual y colectiva.

Además, exige la irrestricta aplicación de la ley y la observancia plena del estado de Derecho en los referidos municipios; al tiempo que insta a privilegiar el diálogo y la concertación que permitan los consensos necesarios para garantizar la paz y estabilidad social.

En medio de crisis, grupo armado de Chenalhó se expone tras balaceras en Aldama.

La última noticia del caso fue sobre un grupo de 12 hombres con ropa de camuflaje u obscura, quienes portan armas de grueso calibre, pasamontaña negro, pertrechos y algunos apuntan en posición de ataque, dijeron ser habitantes de la comunidad de Santa Martha, Chenalhó; grabaron un video donde reclaman las 60 hectáreas de tierra que se disputan con sus vecinos de Aldama.

Por su parte, los pobladores de las 11 comunidades de Aldama que se ubican en la zona en disputa, desde la mañana del 18 de agosto y por más de 24 horas, han recibido disparos de forma intermitente, lo que ha obligado a desplazarse a unas 150 personas.

El video de los hombres con armas de grueso calibre fue subido a la página de facebook “Problemas ente Aldama y Santa Martha mpio. chenalho”. En él, un hombre robusto con acento indígena lee un comunicado.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: