Inician juicio para responsabilizar a las Secretarías de Salud y de Hacienda por desamparar de medicamentos a 260 menores con cáncer en Chiapas

Con cáncer, niños y niñas marchan por sus quimioterapias
Foto: Andrés Domínguez

*Desde hace 1 año y medio, los niños y niñas han recibido quimioterapias con los medicamentos que se tienen y no los que les marque su protocolo. La Organización Mundial de la Salud (OMS), compartió que, el cáncer es una de las principales causas de mortalidad entre niños y adolescentes en todo el mundo.


El pasado 3 de agosto, una decena de niños y niñas con diferentes tipos de cáncer marcharon del Hospital de Especialidades Pediátricas “Vida Mejor” al monumento de “Diana Cazadora”, con el objetivo de exigir los medicamentos necesarios para realizar sus quimioterapias y superar su adversidad a tan corta edad.

Juan Carlos Caballero Salinas, padre de Juan José Caballero: menor de 6 años quien le fue diagnosticado leucemia de alto riesgo hace 9 meses, informó que desde el principio de su tratamiento una de las doctoras del Hospital de Especialidades le advirtió el problema de desabasto al que se iba a enfrentar.

Caballero Salinas agregó que lo más lamentable es que existen padres y madres que vienen de comunidades rurales o indígenas de hasta 6 horas de distancia, para que al momento de llegar al Hospital les expresan que no existe el medicamento.

Ante este contexto, Impunidad Cero, una iniciativa de la sociedad civil, emitió un comunicado sobre la publicación de una investigación realizada por esta organización y Alejandro Melgoza, periodista; dando a conocer sobre un amparo impulsado por la organización Justicia Justa que, responsabiliza a la Secretaría de Salud y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por desproteger y desamparar a 260 niños, niñas y adolescentes con cáncer del Hospital de Especialidades pediátricas.

Comunicado de prensa emitido por Impunidad Cero. Cortesía: Impunidad Cero.

Por ello, Melgoza detalló que, uno de los puntos relevantes de la investigación respecto a las familias de Tuxtla Gutiérrez, como de los estados de Baja California, Ciudad de México, Sonora y Oaxaca, es la relación en la falta de medicamentos y quimioterapias; como en los casos en los que eran de manera parcial atendidos o se les suministraba otro tipo de medicamentos que, rompían con el tratamiento que debían tomar, dependiendo el grado de cáncer en la sangre que presentan.

Asimismo, en el contexto de Chiapas, se encuentran 260 niños, niñas y adolescentes, que no recibieron sus medicamentos. Ante esta situación, el pasado 21 de julio la Agrupación Mexicana de Oncohematología Pediátrica (AMOHP) solicitó una suspensión en el juicio de amparo 579/2020 ante el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, señalando la falta de 20 tipos de medicamentos en el hospital de Tuxtla Gutiérrez, el incumplimiento de atención por cáncer infantil y las fallas en los tratamientos.

Por ello, la agrupación de Oncohematología, se comunicaban la falta de medicamentos y las omisiones que realizan la Secretaría de Salud y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, pues en los últimos meses se ha responsabilizado de manera directa a los médicos; dando pie a realización de investigaciones.

Por lo anterior, Función Pública ha abierto investigaciones contra ellos, sin embargo, no explican que las compras de medicamentos se empezaron a manejar a través de Secretaría de Salud y de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en los hospitales, como es el caso del Hospital Pediátrico de Tuxtla Gutiérrez.

Melgoza añadió que, como parte del acercamiento a las familias para corroborar la situación, las madres platicaron sobre como los propios niños y adolescentes, comienzan a darse cuenta de la situación, ya que, de alguna manera, afectan su estado emocional, al ir al tratamiento y volver a casa es notorio que no hay medicamentos.

Con base a lo anterior, los niños cuestionan a sus madres, así como la forma en la que reaccionan, incluso algunos ya no quieren ir. También están las familias que hablan sobre el gasto promedio que requieren para poder llevar a sus hijos una vez al tratamiento, el costo ronda entre los 400 a 700 pesos, a esto se suman más medicamentos para poder controlar los efectos secundarios de las quimioterapias.

Además, todavía puede sumarse más dinero, pues en algunas ocasiones tienen que comprar el medicamento en farmacias privadas, hay que resaltar que muchos padres no pueden costearlo, llevándolos a dirigirse a las asociaciones locales y fundaciones, quienes los ayudan a mantener este flujo.

“Esa parte es como muy interesante de parte de las familias, parece que tienen informantes por todos lados para poder conseguir medicamentos, con eso me quiero referir a que hacen todo lo posible por allegarse a ellos, tienen sus contactos en aduanas, en fundaciones, contactos en redes sociales, hacen todo par que sea posible”, expuso Melgoza.

Hospital de Especialidades Pediátricas en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Por otro lado, esta la situación en donde los padres son estafados con medicamentos de veterinaria o se los entregan sin la temperatura indicada, ejerciendo un gasto en vano. No pueden adquirir medicamentos de quimioterapia en farmacias privadas ligadas al Hospital, porque hay desabasto, aunque no tiene que ver con los recursos, sino como quisieron cambiar la compra de medicamentos.

Respecto al amparo interpuesto, mencionó que, el objetivo es entorno a todos los amparos, porque ya han existido otros, los cuales se enfocan en particular en familias que se amparan para poder obtener el medicamento, pero se crean de manera aislada, aunque no dejan de ser importantes.

Sin embargo, lo importante del amparo radica en que lo interpone la Agrupación de Oncohematología, aglomera a 300 especialistas distribuidos en el país. Cabe resaltar que, no existe tanta población medica entorno a la atención de cáncer, en específico a la leucemia.

“Estos 300 aglomerados componen buena parte de los especializados en esta materia, lo que hacen con este amparo es que por primera vez buscar responsabilizar a la Secretaría de Hacienda y a la Secretaría de Salud al ser un asunto que les concierne” comentó.

En el caso de la Secretaría de Salud porque el Hospital de Especialidades Pediátricas depende de esta y la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se ocupa de hacer las compras. Todo con el objetivo de visibilizar a estas dos Entidades Federales en específico a Jorge Alcocer, Secretario de Salud; Arturo Herrera, Secretario de Hacienda y Crédito Público; y a Thalía Lagunas, Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda.

A su vez, responsabilizar a los mencionados por lo que esta sucediendo y evitar que se caiga en la lógica de interponer como chivos expiatorios a los médicos del país, en este caso a Tuxtla Gutiérrez. Y al fin poder señalar a las autoridades federales y evitar que los doctores sean los únicos responsables, se han pasado responsabilizando a los mandos medios o a los directores, cuando el acceso a los medicamentos depende de manera directa de la federación.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: