Mejorar el ambiente una cuestión de dinero; planta de aguas residuales de Venustiano Carranza fue operada 15 días y ya cumple 8 años de abandono

Mejorar el ambiente una cuestión de dinero; planta de aguas residuales de Venustiano Carranza fue operada 15 días y ya cumple 8 años de abandono

Abandonada se encuentra una planta tratadora de aguas residuales, ubicada en Soyatitán, Venustiano Carranza, permanece  inactiva,  desde hace casi 10 años, sin que las autoridades municipales se preocupen por aprovechar la obra, que día a día se deteriora por la falta de uso y sobre todo de mantenimiento.

El funcionamiento de la planta ayudaría a limpiar las aguas negras que se producen en el pueblo de Soyatitán,  las cuales hoy en día  desembocan sobre los cauces de dos arroyos que atraviesan el lugar y que sirven para regar cultivos de caña de azúcar en la región.

De acuerdo al Ingeniero Armando Gordillo, quien fue colaborador de la agencia municipal en el año 2012, año en que la obra llegó, esta fue instalada sobre un terreno de 50×20 metros cuadrados, que fue adquirida gracias a  donativos que se reunían  entre varios habitantes del pueblo, así como de las autoridades del ejido de Soyatitán.

Habitantes del pueblo señalan que desde la inauguración de la planta, solo operó por 15 días, los cuales fueron  el periodo de prueba que la empresa daba como garantía del correcto funcionamiento de las instalaciones, de ahí en adelante las autoridades del pueblo, no pudieron costear los gastos que mes con mes implicaba la operación de dicha planta.

“La planta nos permitiría concentrar los desechos que hoy en día se van hacia dos canales  que atraviesan el pueblo, tendrían que gestionarse una obra que permita redirigir los desechos hacia la planta, pero el impacto ambiental seria significativo, se limpiarán los dos arroyos, y se tendría agua de mejor calidad para los riegos de las parcelas de caña de azúcar”  señaló Armando Gordillo, ex agente municipal.

De acuerdo al testimonio de quienes han estado al frente como autoridades de la localidad en donde se instaló la planta, existen diversos factores por los cuales la planta permanece inactiva.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En los años en los que fue aterrizado el proyecto (2011-2012) , las autoridades municipales de Venustiano Carranza se deslindaron de forma total den los costos de mantenimiento y operatividad de la planta. Según fuentes cercanas a la administración municipal de aquellos años,  el municipio adeuda  más de cinco millones de pesos a Comisión Federal de Electricidad,  y por ello,  no podían hacerse cargo del gasto de energía que implicaba la operatividad del inmueble.

Por ello el ayuntamiento, dejó la responsabilidad total del mantenimiento de la planta a las autoridades del pueblo de Soyatitán, divididas en agentes municipales y comisariados ejidales, estos últimos se deslindaron de toda responsabilidad, dejaron todos los gastos a los primeros.

La agencia municipal del pueblo de Soyatitan, depende en su totalidad, de los recursos que recibe por parte del ayuntamiento de Venustiano Carranza, los cuales de acuerdo al testimonio de quienes han estado al frente de la agencia, aseguran que el dinero que perciben no es suficiente para costear los gastos que genera la puesta en función de la planta.

Leonel Velasco Arguello, quien fuese agente municipal del pueblo durante el lapso de tiempo en el que se construyó la obra, señala que los costos de operación en el año 2012, ascendían a cerca de de nueve mil pesos mensuales, entre pagos de energía eléctrica, y el salario de las personas que se dedicarán a cuidar y operar las instalaciones.

Pero, una vez que la obra fue entregada, nadie de los tres niveles de gobierno se hizo cargo de los gastos de operación de la tratadora de aguas residuales, por lo que se dejó a la deriva el proyecto, en un lugar en el que no podría aprovecharse por la falta de recursos para su funcionamiento.

Velasco señala que la empresa encargada de montar la planta, parecía muy urgida en terminar la obra y entregarla, sin hacer antes un estudio que analizará la viabilidad del proyecto en ese lugar, menciona también tampoco existió ningún tipo de asesoría y supervisión municipal al momento de aterrizar la obra.

“Nos vendieron bonita la obra, nos dijeron los beneficios al medio ambiente que aportaría la planta, la aceptamos con la idea de que el ayuntamiento asumiría los gastos de operación, pero no fue así, la presidencia municipal se hizo a un lado y nos dejaron un elefante  blanco” mencionó Leonel Velasco.

La Administración del entonces presidente municipal de Venustiano Carranza, durante el los años 2011-2012, que presidía Juan Pablo Montes de Oca, hoy diputado local por el distrito III por el Partido Morena, se deslinda por completo de los gastos que implicaba la operación de la planta.

Desde entonces en Venustiano Carranza han pasado dos administraciones más, la de Ludwing Constantino 2012-2015, y la de Fernando Najera 2015-2018,  ambos del PVEM y la próxima en terminar la Amando Trujillo 2018-2021, del Partido Morena, en los tres casos, soyatitan ha tenido dentro de las administraciones, habitantes con nombramientos de regidores, y hasta el momento nadie ha gestionado la rehabilitación de las instalaciones que día a día se deterioran por la falta de uso.

“Durante la administración de Ludwing Constantino, se determinó que los costos de mantenimiento de la planta, no eran viables, y por ello se optó por no meterle mano, y que siguiera fin funcionar” expresó Velasco Arguello  

El inmueble, hoy en día permanece cerrado, con la luz eléctrica cortada, con contenedores de agua que se llenan en temporada de lluvias y que representa un foco de infección, ya que se dan las condiciones perfectas para la reproducción  de zancudos transmisores de enfermedades como el dengue y zika.

Mejorar el ambiente una cuestión de dinero; planta de aguas residuales de Venustiano Carranza fue operada 15 días y ya cumple 8 años de abandono

Las instalaciones se han convertido en un lugar para consumir bebidas alcohólicas, las puertas en donde se alojan los motores que permiten la función de la planta se encuentran abiertas completamente a la intemperie, Comisión Federal, desconecto la luz eléctrica desde hace 8 años, y hasta el momento ningún funcionario ha hecho mención para poner a trabajar la planta, que hoy en día tiene un costo de más de dos millones de pesos.

“La planta, está tirada sin beneficio para la población, es una lástima que todo el dinero que invirtieron este sin dar beneficios,  se pudo haber aprovechado el dinero en otras obras que son necesarias en el pueblo, como calles y alumbrado público, en cambio la planta sirve de nido de zancudos en temporada de lluvia.” Comentó Martha Ramírez, vecina de las instalaciones de la planta 

“La empresa dejó bien equipada la planta,  funcionaba muy bien, era una chulada, la empresa entrego la planta y dejaron a cargo a las autoridades del pueblo el funcionamiento, pero no pudieron pagar, por ello quienes estaban al frente en aquel entonces decidieron apagar los motores. Yo fui velador, y pude ver todo la maquinaria que entregaron, cuando se cerraron las instalaciones platique con personas cercanas al ayuntamiento, pero la verdad no han hecho caso y la obra sigue abandonada” dijo Javier Vázquez, ex velador de las instalaciones

Hay quienes aún cuentan, con la esperanza de poder echar a andar la planta, el día en que  Soyatitán pueda conseguir la categoría de municipio libre, y tener sus propios recursos para operar la obra, sin la necesidad de depender de Venustiano Carranza, y así aprovechar el potencial de la planta tratadora de aguas residuales, que favorezcan al medio ambiente y a las aguas que recorren el pueblo.

“Es una obra que servirá para el futuro, el día en que soyatitan vuelva a ser municipio libre y tenga su propio recurso, mientras se dependa de Carranza, la obra seguirá sin uso, no hay voluntad para ponerla a trabajar”. José Villatoro habitante de Soyatitán.

Mejorar el ambiente una cuestión de dinero; planta de aguas residuales de Venustiano Carranza fue operada 15 días y ya cumple 8 años de abandono

Un problema estatal

La Mesa de Gobernanza del Agua del Estado de Chiapas dentro de su Iniciativa de Ley para la Gestión Integral de las Aguas de Chiapas, realizó un análisis de la calidad del servicio que se tiene a nivel estatal, en la que dentro de uno de sus puntos fue visibilizar que el 50 por ciento del agua potables distribuida se pierde en fugas.

La Mesa, con el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Cooperación Alemana y Agencia Mexicana para la Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), detalló que de los 124 municipios que conforman al estado, solo 57 cuentan con organismos operadores de agua y saneamiento.

En Chiapas, el 57% de la población recibe agua de manera intermitente, con calidad no adecuada para el consumo humano y su drenaje va a dar directamente a un rio, lago o mar.

Además, el 70 por ciento de las aguas residuales no son tratadas y contaminan a fuentes de agua cercanas.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: