Chiapas la entidad con menor acceso a internet

Instalación Punto de acceso Wi – Fi Jnoptik Intrabach en la comunidad de Abasolo, Ocosingo, Chiapas. Cortesía: Intrabach

*En 2020, el año de pandemia, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), publicó estadísticas a propósito del Día Mundial del Internet celebrado el 17 de mayo, y sus cifras fueron contundentes: Chiapas se colocó en el último lugar nacional en hogares con internet y en la misma posición en usuarios con telefonía celular.


La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2020, dio a conocer que las entidades federativas con los valores más bajos en la proporción de usuarios de Internet fueron Chiapas con 45.9%, Oaxaca 55.0% y Veracruz con un 58.9 por ciento.

Estimó que el en 2020, hubo 21.8 millones de hogares que dispusieron de internet, 60.6 por ciento del total nacional, ya sea por una conexión fija o móvil, lo que significa un incremento de 4.2 puntos porcentuales con respecto del año anterior.

Respecto de la disponibilidad internet en los hogares los estados que registraron los valores más bajos fueron Chiapas con el 27.3%, Oaxaca 40.0% y Tabasco con 45.2 por ciento, por el contrario, los más altos fueron Ciudad de México con 80.5 por ciento, Sonora 79.5%, y Nuevo León 78.8 por ciento.

Enfatizó que, hubo 84.1 millones de usuarios de internet, representaron el 72.0% de la población de seis años o más, esta cifra reveló un aumento de 1.9 puntos porcentuales respecto de la registrada en 2019 (70.1%).

La población total en el que concentra la mayor proporción de usuarios de internet respecto a grupos de edad es: de 18 a 24 años con una participación de 90.5%, 12 a 17 años con 90.2%, y el tercer lugar de 25 a 34 años, quienes registraron 87.1%.

Por su parte, el grupo que menos usa internet es el de 55 y más años, ya que registraron 37.5 por ciento.

En las últimas décadas, los pueblos indígenas de América Latina han desarrollado, pese a innumerables dificultades, una multitud de medios de comunicación propios. Cortesía: onda rural

Según las estimaciones de la ENDUTIH, los usuarios de internet que se conectaron a través de un celular inteligente (Smartphone) fue de 96.0%, por medio de una computadora portátil 33.7%, por un televisor con acceso a internet (Smart TV) o algún dispositivo conectado a ésta fueron 22.2 por ciento, en una computadora de escritorio 16.5%, y de una consola de videojuegos 6.1%.

Entre las principales actividades que realizan los usuarios fue para comunicarse con el 93.8%, buscar información 91.0% y acceder a redes sociales con 89.0 por ciento, resaltaron que la compra de productos o servicios presentó un crecimiento significativo de 5.6 puntos porcentuales comparando con 2019.

Si bien se ha avanzado en la penetración de internet en nuestro país, la proporción respecto de otras naciones del mundo es menor. En países como Corea del Sur, Reino Unido, Suecia y Japón, nueve de cada diez personas son usuarias de internet; mientras que en México la proporción es siete de cada diez personas; conviene señalar que esta cifra es mayor a la registrada en países como Colombia y Sudáfrica, expuso la EDUTIH.

Telefonía celular

La ENDUTIH también capta la disponibilidad y uso de la telefonía celular, que se ha constituido como una de las tecnologías de mayor uso entre la población, la encuesta estimó que el año paso se contó con 88.2 millones de usuarios de esta tecnología.

Las entidades que registraron un menor número de usuarios con respecto a su población total fueron Chiapas con 55.7%, Oaxaca 62.6%, y Guerrero con un 65.7 por ciento.

Los tseltales han hecho del Internet parte de su “buen vivir”, que ellos llaman Lekil Kuxlejal. Cortesía: Ecoosfera

Disponibilidad de televisor

Los televisores son los bienes de mayor penetración en los hogares, ya que en 2020, 32.9 millones contaba con al menos uno.

Al analizar la distribución de los hogares que disponen de televisor por entidad federativa, la encuesta estimó que las entidades con mayor penetración de esta tecnología son Coahuila, Ciudad de México, Nuevo León y Aguascalientes, los que registraron las menores proporciones fueron Oaxaca, Chiapas y Guerrero.

La ENDUTIH estima que 76.6% de ellos cuentan con al menos un televisor de tipo digital, lo que representó un aumento de 0.1% en relación con 2019, esto respecto del tipo de televisor disponible en los hogares.

Universitarios en crisis por falta de internet y dispositivos

A raíz de la pandemia y el confinamiento obligado por Covid-19, las y los estudiantes de cualquier nivel en la entidad se han visto obligados a mudar de lo presencial a lo digital para seguir adelante con su formación académica.

En el entorno universitario esta situación no pasa desapercibida, ya que, ante la suspensión de clases en las aulas, estudiantes de este nivel han presentado algunos obstáculos para poder llevar a cabo sus clases en línea.

Enrique Ríos, estudiante de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), pese a que vive en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez no cuenta con las herramientas tecnológicas adecuadas para cumplir con sus clases y tareas.

¡Juntos podemos ayudar a un universitario de escasos recursos a continuar sus estudios!. Cortesía: Fundación UNACH

Su celular con datos y una vieja tablet que comparte con su hermana menor son los únicos dos aparatos electrónicos que le ayudan a cumplir en sus materias, sin contar las ocasiones en las que ha tenido que ausentarse debido a la falta de dinero para comprar saldo para su teléfono.

La tablet en ocasiones falla, o mi hermana debe usarla para sus tareas. Me conecto desde mi celular, pero tengo problemas porque a veces mi saldo es insuficiente, robo señal de los vecinos, pero igual no es la óptima para trabajar, mencionó el estudiante.

De acuerdo con los datos de Blanca Molina, directora de Fundación UNACH, las consecuencias de la pandemia con el COVID-19 ha obligado a transitar de una forma de dar clases a otra, situación que para las y los estudiantes se vuelve complicada al no contar con el equipo de cómputo.

Molina mencionó que, basado en un estudio realizado mediante en censo entre la comunidad universitaria, se han encontrado con la novedad de que las y los alumnos acceden a sus clases a través de los teléfonos móviles, y que complica en gran medida el proceso de aprendizaje y cumplimiento con las tareas.

Caso: Normal Rural Mactumactzá

La mañana del 18 de mayo de 2021, medio millar de policías antimotines entraron con todo en un operativo de desalojo de jóvenes estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumactzá, que se manifestaban por séptimo día consecutivo para exigir al gobierno de Chiapas la aplicación presencial del examen de admisión para el ciclo escolar 2021-2022.

El argumento de los normalistas es que en sus comunidades el acceso al internet y la posibilidad de concursar en el proceso para entrar a la escuela, los colocaba en una situación de desventaja.

Y es que la pandemia vino a incrementar la brecha digital y desigualdad que viven quienes tienen acceso a los recursos y herramientas para afrontar las nuevas modalidades educativas que trajo la pandemia por el COVID-19, y quienes no.

En el 2020, la Secretaría de Educación aceptó sólo a 6 de los 32 aspirantes a la Normal Rural Mactumactzá; es decir menos del 20 por ciento de quienes tienen como única oportunidad para estudiar, ese centro educativo donde tienen techo, comida y alimentación.

Porque para ellos y ellas, para sus padres y madres, casi todos dedicados a las labores del campo, pagar un hospedaje, la comida diaria, los pasajes e insumos educativos, es imposible. En Chiapas 7 de cada 10 personas viven en condiciones de pobreza.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: