Cinco siglos de luchar, organizar y construir un mundo nuevo

Integrantes del Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata. Cortesía: CIPOG-EZ

*La resistencia no solo es aguantar, sino luchar, enfrentar, proponer, organizar, construir el mundo nuevo desde la autonomía y desde los pueblos, desde abajo y a la izquierda, desde nosotros, nosotras y nosotroas.

*A partir de este 13 de agosto de 2021, la toma del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) en la Ciudad de México, se convierte en la “Casa de los pueblos y las comunidades indígenas Samir Flores Soberanes”.


El Concejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata (CIPOG-EZ) dio a conocer que, a 500 años de la resistencia contra la muerte y el olvido, se cuestionan cada vez más la llamada Conquista de México, un proceso de genocidio, exterminio, despojo e imposición que inició en 1492 con la llegada de invasores como Cristóbal Colón y Hernán Cortés.

A ello se sumó, el sufrimiento y enfermedades como la viruela que dejó millones de muertes como la actual pandemia, a la que resisten con sus propios saberes y organización frente al abandono de los malos gobiernos.

El CIPOG-EZ señaló que, pueblos y comunidades enteras preservan sus lenguas, cultura, tradiciones y creencias, como la relación con la tierra y los bienes naturales que el invasor pretendía destruir.

Hombres y mujeres de maíz que se resistieron a ser historia pasada y mantuvieron la memoria para las generaciones venideras, que heredaron eso que algunos hermanos y hermanas, llaman la ética indígena, el cuidado de la madre tierra y con ello el cuidado de la vida, del nosotros, nosotras, nosotroas, mencionó el CIPOG-EZ.

Añadieron que en 1521 se intentó acabar con los pueblos originarios, sin embargo, ahora los malos gobiernos y el sistema neoliberal también lo hace con la llamada “Cuarta Transformación”, pero en esencia continúan los mismos actos de muerte, despojo y destrucción.

Marco de la Acción Dislocada «A 500 años de resistencia» en la Ciudad de México. Cortesía: Congreso Nacional Indígena

El Concejo enfatizó que, los gobiernos y el sistema quieren acabar con ellas y ellos cuando no hablan de competencia, ganancias y elecciones democráticas electorales, sino de cooperación, bien común, autonomía y autogobiernos.

Hoy nos siguen amenazando las compañías mineras que se quieren imponer en nuestros territorios, el crimen organizado, los grupos narco-paramilitares, la guerra sucia de los malos gobiernos se mantiene, dijo el CIPOG-EZ.

Afirmaron que, los partidos políticos buscan dividir a sus comunidades comprándolas con migajas, todos ellos herederos de quienes llegaron en 1521 con la idea de superioridad respecto a sus pueblos y con la idea de “destruir para reconstruir, de despoblar para repoblar”, como lo han dicho las y los integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

El CIPOG-EZ puntualizó que, a pesar de todo siguen defendiendo su territorio, cuidando la vida de los niños, niñas, abuelos y abuelas, hombres y mujeres de sus comunidades.

Hoy más que nunca decimos que no hemos sido conquistados, que no nos vendemos, no claudicamos, no nos rendimos, ni olvidamos. Que caminamos con los pueblos del Congreso Nacional Indígena y con las y los hermanos y hermanoas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, así como con los pueblos del mundo que también pretendieron ser exterminados, pero que siguen dignamente en pie, expuso el CIPOG-EZ.

A su vez, en el marco de la acción «A 500 años de la resistencia», la comunidad nahua de Santa María Ostula tomó la carretera 200, posterior a ello, al llegar al Suprema Corte de Justicia de La Nación (SCJN) entregaron el amicus curae, en compañía de María de Jesús Patricio Martínez, y de la comunidad otomí en la Ciudad de México.

Asimismo, exigieron la entrega completa de pasaportes a la delegación zapatista y justicia a las víctimas de violación de derechos humanos por el estado mexicano.

Por otro lado, hombres y mujeres pertenecientes al Movimiento Agrario Indígena Zapatista, manifestaron que enfrentan la guerra de saqueo y muerte, y son guardianes de la historia con una memoria viva y seguimos luchando por ella.

Dijeron que sus pueblos representan un camino para la humanidad y defienden la Tonantzin Tllalli (Madre Tierra) contra mineras, empresas energéticas y todo tipo de megaproyectos de muerte y destrucción. a ella se deben y existen.

Durante estos 500 años nunca hemos dejado de luchar, hoy seguimos resistiendo contra una política de saqueo, la invasión a nuestros territorios no ha terminado, han buscado extraer hasta la última gota de sudor de nuestros pueblos; por eso hoy manifestamos que el 13 de agosto no fue el triunfo de Hernán Cortes y la caída de la gran Tenochtitlán, acentuó el Movimiento.

Visibilizaron que, durante este gobierno neoliberal entregado a los poderes mundiales empresariales, se han asesinado 91 defensores del territorio y desaparecidos muchos y muchas, como es el caso de Sergio Rivera Hernández, nahua de la Sierra Negra de Puebla, por defender los ríos y su comunidad.

Acción Dislocada «A 500 años de la resistencia» en Oaxaca. Cortesía: Congreso Nacional Indígena

En Oaxaca, realizaron una toma simbólica de las oficinas del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

Cabe mencionar que, la Comisión de Coordinación y Seguimiento del Congreso Nacional Indígena – Concejo Indígena de Gobierno (CNI – CIG) recordó que, no han perdonado ni olvidado los crímenes de los gobiernos de entonces y de ahora, los muertos y desaparecidos de las comunidades y pueblos, los asesinatos del zapatista Galeano, Bety Cariño y Samir Flores Soberanes.

Aunado a ello, los muertos y desaparecidos de Santa María Ostula, los muertos del Concejo Indígena y Popular de Guerrero- Emiliano Zapata, las masacres de Acteal y Aguas Blancas, como la desaparición de Sergio Rivera Hernández y de los 43 de Ayotzinapa.

Como el encarcelamiento injusto del yaqui Fidencio Aldama y Fredy García Ramírez, dirigente de Comité de Defensa de los Pueblos Indígenas (CODEDI) y la constante agresión de grupos paramilitares al servicio de quienes les arrebatan la tierra para entregarla a las empresas extractivas que operan mediante los megaproyectos de muerte.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: