Mar de fondo en la costa es ejemplo del avance del cambio climático

El mar de fondo es oleaje largo y continuo generado por tormentas en el mar. Se desplaza a lo largo del océano Pacífico. Puede ocurrir todo el año, principalmente de mayo a noviembre. Cortesía: Manuel Narcía Coutiño/Facebook.

*Protección Civil y Bomberos de Tonalá informaron en días pasados la presencia del fenómeno de Mar de Fondo en las costas de Puerto Arista.


Manuel Narcía Coutiño, expresidente municipal de Tonalá dio a conocer a través de su red social en Facebook que, el fenómeno de Mar de Fondo afectó a los prestadores de servicios, como son: palaperos, cocineras, mete carros y vendedores ambulantes de Puerto Arista y Playa del Sol, por los daños a las estructuras de los negocios.

Ante este contexto, Vicente Castro Castro, integrante del Grupo Colegiado Manejo Sostenible de Recursos Naturales y Cambio Climático de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) mencionó que, el problema de mar de fondo es un fenómeno que se ha presentado desde hace varios años en la Costa de Chiapas.

Explicó que, antes se daba de manera ocasional, pero debido a las transformaciones que ha sufrido la línea de costa, el aumento del nivel medio del mar, los efectos del cambio climático y el incremento de fenómenos meteorológicos: huracanes, tormentas y ciclones, provocaron que este se presentara con más intensidad y frecuencia.

Castro Castro acentuó que, el mar de fondo se hace presente en diversos lugares del estado, pero en especial Puerto Arista y Puerto Madero, por ser los lugares más habitados de la costa, donde los daños y la atención ha sido mayor.

Enfatizó que, en el caso de Puerto Madero las murallas de piedra han servido como una contención, pero en Puerto Arista es diferente, el fenómeno se hizo más fuerte en los últimos años por el desarrollo turístico y económico que se ha dado a través de las palapas, hoteles y centros recreativos.

Desafortunadamente no se tiene una cuantificación clara del impacto económico que genera el fenómeno de mar de fondo, si se da en la zona de Mapastec, Pijijiapan o de las reservas donde hay playas, pero no hay desarrollo turístico, no hay una afectación económica. En Puerto Madero y Puerto Arista el daño es a las palapas y restaurantes al destruirse la infraestructura se cuantifica, pero ha sido una situación complicada, mencionó el investigador.

Puntualizó que, la zona federal marítima terrestre ha sido invadida, es decir, muchas palapas se instalaron en estos lugares sin autorización o cuando la autoridad en su momento les dijo que no era recomendable por lo riesgoso que podía ser.

Castro Castro dijo que, este fenómeno son tormentas que se dan en alta mar y generan un oleaje que llega y golpea a las playas con mayor intensidad, en relación con el calentamiento global, Chiapas es muy vulnerable.

Recientemente el secretario general de la ONU lo dijo muy claro, nuestro planeta está roto, climáticamente estamos mal, hace unos días el gubernamental del cambio climático saco un último informe donde nos dice que ya estamos por rebajar el límite donde podemos, sino revertir los daños al menos que no sean tan dañinos, expuso el investigador.

Añadió que, el escenario futuro es malo y se habla de que la sobrevivencia humana puede estar en peligro, en el caso de Chiapas las proyecciones para el 2100, es que el aumento del nivel medio del mar puede ser de hasta un metro más.

Chiapas sería uno de los estados más afectados a causa del incremento del nivel medio del mar.

El investigador mencionó que, el Golfo de Tehuantepec, es una de las zonas más áridas, al calentarse el océano da pie a más tormentas, huracanes, cambios en la lluvia y sequía, Por ello, el estado se encuentra en una situación bastante complicada.

Sobre los cambios en la línea de costa, señaló que los más fuertes son los procesos de erosión, en el caso del Océano pacifico, Chiapas es de los estados más alterados por la pérdida de playa y que seguirá, porque no existe una política para el manejo de las costas.

Cuando no hay una planeación o un manejo integrado en la zona costera, todo se va desarrollando sin que se haga una estrategia para mitigar los daños que puedan estarse generando, necesitamos trabajar fuertemente en este sentido, precisó Castro Castro.

Puerto Madero desaparece por cambio climático.

Aunado a lo anterior, varios sitios del municipio de Tapachula, tiene una tasa de erosión promedio entre 9.22 a 10.97 metros al año entre el periodo de 1974 al 2010, además a nivel nacional, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) detectó alrededor de 2 puntos rojos en la costa de Chiapas, uno de ellos es Puerto Madero.

Es de importancia mencionar que, en redes sociales de dio a conocer que un joven falleció ahogado en Puerto Arista al ser arrastrado por el fuerte oleaje, por ello, el investigador sugirió a las personas observar la playa, pues la Secretaría de Marina instala una bandera de color, cada una con diferente recomendación.

La bandera roja indica que no se metan, muchos turistas incluso las personas locales ignoran este aviso, creo que es necesario hacer una campaña muy fuerte de difusión que enseñe a la población que cuando vean la bandera roja en las playas no se metan, que cuando la autoridad sugiera no ir a las playas porque se prevé eventos de mar de fondo no vaya, dijo el investigador.

Por último, mencionó que la autoridad debe realizar un programa de manejo de costa, la falta de este ha llevado a que se ocupen zonas que son de alto riesgo, que las personas accedan a las playas cuando no deben hacerlo, y que los daños se magnifiquen.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d