Observadores electorales e invitados especiales participantes en las elecciones de Oxchuc, reprueban la violencia de las elecciones por Sistemas Normativos Indígenas y reconocen los trabajos del Órgano Electoral Comunitario

Asamblea de elección de autoridades de Oxchuc, 15 de diciembre de 2021. Foto IEPC

Quienes suscribimos la presente comunicación, en nuestra calidad de “observadores electorales” e «invitados especiales», acreditados para asistir como testigos de la Asamblea General Comunitaria en las elecciones para el nombramiento de las autoridades municipales de Oxchuc, a través del «Sistema Normativo Propio», la cual se celebró el 15 de diciembre del año en curso, en la explanada del parque central de la cabecera municipal, manifestamos nuestra condena a los hechos vandálicos sucedidos en la Asamblea de Oxchuc.

Como pudimos constatarlo, los actos de agresión tuvieron su origen en un grupo reducido de personas, y no involucró a los varios miles de asistentes, hombres y mujeres, ciudadanos de ese municipio que asistieron a celebrar una fiesta cívica, convocados por el Órgano Electoral Comunitario de Oxchuc para renovar a su autoridad municipal. Por lo que la primera acción a tomar es la inmediata intervención de las instancias de gobierno que correspondan, para investigar y sancionar, conforme a Derecho,  a quienes resulten responsables de esos reprobables hechos. Conminamos que las determinaciones sean aplicadas con el debido respeto a los derechos humanos individuales y colectivos de los pueblos.

Reconocemos los esfuerzos que realizó el Órgano Electoral Comunitario de Oxchuc para construir un clima de acuerdos previos, que mostraron voluntad de inclusión a toda la diversidad política que se manifiesta en el municipio, y que mediante distintas mesas de negociación fueron incorporados como miembros, en aras de reconocimiento de los derechos del total de la ciudadanía y la pluralidad política.

Con estas garantías, más de 13 mil electores de  129 comunidades y 23 barrios, de un total de 142 localidades y 25 barrios, que lo integran, se convocaron a asistir a tan magna tarea, sin que la pertinaz lluvia, con un frío intenso, fuera un impedimento. La Asamblea congregada se mantuvo firme para levantar sus manos y de esta manera manifestar su adhesión a las 10 candidaturas que estaban en juego (5 hombres y 5 mujeres) para elegir al cargo de presidente/a municipal.

Pese al compromiso democrático y al clima de paz que se vivió en la primera hora de la actividad electoral, misma que inició con una sentida invocación religiosa de un anciano principal, que llamó a sus dioses y ancestros para acompañar la Asamblea en tan importante decisión. Este espíritu de consenso con el que había iniciado prosiguió con una jornada que después de desarrollada las votaciones a las y los candidatos, se desató el conflicto ante la incertidumbre del triunfador, ya que los dos candidatos punteros se declararon ganadores. Y fue que iniciaron los actos de violencia a tal magnitud de ocasionar pérdidas de vidas humanas.

Quienes suscribimos observadores electorales e invitados especiales, lamentamos estos incidentes, al mismo tiempo que felicitamos a las más de 13 mil ciudadanas y ciudadanos que se condujeron con civilidad, abandonando la plaza, y asumieron una actitud de responsabilidad y de esta forma evitar una confrontación, con resultados impredecibles. Quedamos pendientes a las determinaciones que realizará el Órgano Electoral Comunitario, al mismo tiempo que solicitamos a la opinión pública estar atentos a los acontecimientos que podrían venir como secuela de estos lamentables hechos.

Por ello y en nuestra calidad de ser testigos directos del proceso electivo del municipio indígena de Oxchuc, reconocemos que corresponde al  pueblo de Oxchuc, y en particular al Órgano Electoral Comunitario, decidir sobre lo que ahora sigue, prerrogativa que se establece en los Lineamientos que rigen la elección, que fueron aprobados previamente por la asamblea comunitaria.

Con respeto a su autonomía, quienes suscribimos exhortamos al pueblo de Oxchuc a continuar con el espíritu de diálogo constructivo con el que venían caminando, abonando a su reconciliación, y fortalecer su sistema de gobierno indígena. Respaldamos y nos solidarizamos a las decisiones colectivas de sus asambleas comunitarias y de su Órgano de Elección.

 

Atentamente

Margarita Gutiérrez

Marcos Matías

Araceli Burguete

Pina Bravo

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: