Continuará investigación para esclarecer el asesinato de tsotsil implicado en el caso Dylan

Fallecido de Chictón

Don Adolfo Gómez Gómez, fue hallado muerto en su celda del penal de San Cristóbal de Las Casas, con huellas de tortura.

*Dylan Esaú, de apenas 2 años, jugaba al medio día del 30 de junio de 2020, con un atomizador que utilizaba para mojar los pescados y mariscos que su mamá, abuelo y abuela tenían dentro del MERPOSUR. No obstante, en cuestión de minutos no fue visto hasta 45 días después.


La Colectiva Cereza Chiapas comunicó que ganaron amparo contra la determinación de No Acción Penal por Homicidio en la causa de Adolfo Gómez Gómez, asesinado en el Centro de Reinserción Social para Sentenciados de Chiapas (CERSS) No. 5 de San Cristóbal de Las Casas por extorsión, como consecuencia de la detención ilegal, criminalización, acusación injusta y construcción de delito por la desaparición forzada del niño Dylan Esaú.

Así como, trata de personas de sus propios nietos y nietas, junto a su esposa, hijas, hijos, nueras y nueros.

Un caso que dejo un total de cinco personas encarceladas, seis órdenes de aprehensión por delitos que no cometieron y 23 niñas y niños detenidos en el sistema para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF).

Exigen la liberación de las tres mujeres indígenas quienes fueron vinculadas al rapto de Dylan Esaú.

Dicho amparo solicita el esclarecimiento de los hechos en torno a la muerte de Gómez Gómez. Así mismo, que se ordene al Ministerio Público para que provea las acciones de investigación que fueron solicitadas por las victimas indirectas.

Logramos la libertad de niñas, niños y mujeres, la anulación de las órdenes de aprehensión, el sobreseimiento y la sentencia absolutoria de todas las personas, pero a Adolfo lo mataron bajo la custodia de las autoridades, indicó la Colectiva.

Contra esos hechos tan graves, señalaron que está la Recomendación 51/2022 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), y pendiente de emitirse por la muerte de Gómez Gómez otra Recomendación por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).

FGE acepta recomendación

. A más de un mes de su desaparición, aún se desconoce el paradero de Dylan Esaú Gómez Pérez. Cortesía: FGE.

Olaf Gómez Hernández, titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) en Chiapas, aceptó la Recomendación 51/2022 de la CNDH, en todos sus términos. Sobre el caso de violaciones a las garantías de seguridad jurídica, debido proceso y acceso a la justicia.

Así como, los derechos humanos al respeto de usos y costumbres, al honor y dignidad humana, en agravio de cuatro mujeres indígenas tsotsiles: Josefa, Hortensia, Juana y Maribel, quienes fueron acusadas de la desaparición de Dylan Esaú, quien desapareció el 30 de junio de 2020, dentro del Mercado Popular del Sur (MERPOSUR) en San Cristóbal de Las Casas.

En ese sentido, la investigación de la CNDH determinó que el personal de la FGE debió advertir que se trataba de diversas familias indígenas quienes vivían en un mismo domicilio, acorde a sus usos y costumbres, por lo que se tenía que establecer una línea de investigación diferenciada, aplicando una perspectiva intercultural, tal como lo establece la Constitución Política del país.

En lugar de ello, solicitó la orden de aprehensión en contra de las víctimas, por lo que tres de ellas fueron ingresadas al CERSS No. 14 “El Amate”, y la otra en el CERSS No. 5 de San Cristóbal.

Adolfo, patriarca de la familia, murió en el interior del penal, luego de ser detenido por acusaciones de policías que dijeron haberlo visto con alguien «parecido a Dylan». Foto: Ángeles Mariscal

Al mismo tiempo, reconocieron el trabajo realizado por la Cuarta Visitaduría de la CNDH y su compromiso con la justicia, dignidad y verdad, contra la corrupción e impunidad. Al igual, esperan que la CEDH emita la recomendación pendiente por la muerte de Gómez Gómez en el CERSS No. 5.

Red de trata

Enereida Gómez Sánchez, cuñada y hermana de las tres mujeres detenidas, denunció que dos días antes, su padre y madre también fueron detenidos. Pensó que, al tratarse de un malentendido, serían liberados, pero su papá Adolfo Gómez Gómez, apareció muerto en la celda a la que fue confinado.

Así mismo, narró que a su padre los policías lo interrogaron todo el tiempo sobre el paradero del niño Dylan Esaú. Sin embargo, Gómez Gómez dijo no saber nada de ello y que nada tenía que ver con el caso, pero nunca le creyeron.

Así pues, el 20 de julio, su papá le habló desesperado y llorando por teléfono, para pedirle que por favor le consiguiera 50 mil pesos, que le pidieron otros internos dentro del penal, como pago de cuota por sus ingreso y estancia en el penal.

Si bien, su padre era diabético, no murió por esa enfermedad, el día que fue detenido lo “sacaron a pasear” durante varias horas, por los policías ministeriales, quienes lo torturaron para que se auto inculpara del delito de trata de personas y de explotación laboral de los 23 pequeños. Un vocero de la FGE dio a conocer que el citado reo murió por “suicidio por ahorcamiento”.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: