Tseltales de San Jerónimo Bachajón eligen a sus autoridades por el sistema normativo indígena

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Sin que se compraran conciencias, sin que se diera dinero; todos llegaron por su libre decisión”.

Habitantes de San Jerónimo Bachajón, ubicado en el municipio de Chilón, recuperaron el gobierno ejidal, al nombrar a Manuel Gómez Hernández, como comisariado para el periodo 2023-2025. La elección cobra relevancia porque esta región es política y geográficamente uno de los principales ejidos en Chiapas, lo que lo coloca en la mira de la clase política y gobernante, que ha buscado controlar las decisiones sobre el uso y destino de esta tierra, a través de la imposición de autoridades.

El sábado 27 de agosto, en una asamblea que se llevó a cabo en el centro del ejido, 1,037 ejidatarias y ejidatarios eligieron mediante el sistema normativo indígena a su comisariado, la máxima autoridad en su región.

Para llegar a la elección, cada barrio y comunidad designó previamente a sus representantes, quienes se reunieron ante el pleno. Ahí, en una reunión pacífica, los votaron con el resultado siguiente:

Manuel Gómez Hernández obtuvo 879 votos y será el presidente del comisariado ejidal

Víctor Manuel Pérez Hernández obtuvo 109 votos y será el secretario del consejo de vigilancia.

Pedro Solórzano Sánchez obtuvo 27 votos y será el tesorero suplente.

Juan Moreno Gómez obtuvo 22 votos y será el 2° secretario suplente.

Esta elección fue sobresaliente porque desde hace 9 años no se había llevado a cabo un proceso en condiciones de paz y apegado a derecho según el sistema normativo indígena. Aquí poco más del 97 por ciento de la población es indígena tseltal.

De acuerdo a las y los ejidatarios, en las elecciones anteriores de 9 años a la fecha, las autoridades municipales y del estado confrontaron a la población para imponer a autoridades ejidales que sirvieran a sus intereses y no a los de la población. Ahora lograron llegar al proceso sin ningún evento que violentara la decisión de los pueblos y comunidades “sin que se compraran conciencias, sin que se diera dinero; todos llegaron por su libre decisión”.

San Jerónimo Bachajón se ha opuesto a la imposición de proyectos extractivos que minan su territorio al afectar la economía local y colocan a la población en condiciones de desigualdad, por ejemplo, ante empresarios del sector turismo.

“Quieren destruir nuestras parcelas de cultivo, manantiales de agua, montañas, viviendas, acahuales, lugares sagrados, plantas medicinales y, sobre todo, nuestra propia cultura al imponer, sin informarnos y escuchar nuestra palabra, sus grandes proyectos como autopistas, presas hidroeléctricas, explotación de minas y diversos programas” oficiales, explicaron en 2014, cuando mediante asamblea, se opusieron a que la autopista que comunica San Cristóbal de Las Casas con Palenque, pasara sobre su territorio.

Esta decisión de ser ellas y ellos quienes elijan el uso y destino de su tierra y territorio, les trajo actos de represión, asesinato y encarcelamiento de líderes comunitarios, intentos por instalar un cuartel de la Guardia Nacional (GN) en su ejido, y la imposición de autoridades ejidales, echo este último que el sábado 27 de agosto, lograron revertir.

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: