A cuatro años de su asesinato, Familia de Sinar Corzo denuncia prácticas dilatorias en el proceso judicial

*Hace un año, ni siquiera existía fecha para el juicio hacia las personas detenidas por el asesinato del activista. 


A cuatro años del asesinato de Sinar Corzo Esquinca, activista y defensor de derechos humanos, la familia Corzo Esquinca comunicó que mil 460 días no son suficientes para acostumbrarse a su ausencia y 35 mil 040 horas de exigencias no alcanzan para procurar justicia en Chiapas, ya que prácticas dilatorias y demás peripecias han impedido la detención de todas las personas involucradas y llevar a juicio a aquellas vinculadas a proceso.

Ya que, la promesa de no impunidad expresada por Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, por la secretaria de Gobernación y por Rutilo Escandón Cadenas, gobernador del Estado, se encuentra de manera paradójica “durmiendo el sueño de los justos ante la ausencia de justicia”.

Por lo que, a ellos y a todas las autoridades responsables, les recordaron que la única manera de construir procesos de paz social duradera, que favorezcan el bienestar de los pueblos, es por medio del combate a la impunidad y procuración de justicia para las víctimas del pasado y presente.

Tristes, recordamos que la primera persona defensora de derechos humanos asesinada durante el gobierno de la cuarta transformación fue Sinar, quien cuatro años después, sigue sin acceder a la justicia, indicó la familia Corzo Esquinca.

Una vez más, reconocieron su voluntad y les expresaron su confianza. Pero, con el tiempo esa confianza les resulta más dolorosa de sostener, dados los pocos avances y considerando que no han sido detenidas todas las personas involucradas en el asesinato.

Por nuestra parte, mediante nuestros abogados, seguiremos haciendo nuestra labor para alcanzar la Justicia para Sinar y contribuir con ello a la construcción de un Chiapas y un México más humanista, concluyó la familia Corzo Esquinca.

Develan placa tras dos años del asesinato de Sinar Corzo.
Cortesía

Hechos

El 3 de enero del año 2019, a solo unos metros de su domicilio, fue asesinado por la espalda y por dos personas a bordo de una motocicleta Sinar Corzo Esquinca, presidente del Comité Ciudadano de Derechos Humanos “El Coloso de Piedra”.

El hecho consterno al municipio de Arriaga y conforme las horas pasaban sacudió al país, el repudio y la demanda de justicia llegó de todas partes del mundo. Por ello, las autoridades estatales y federales hicieron el compromiso de castigar a los culpables.

Así miso, el crimen fue repudiado a nivel internacional y constituyó el primero de muchos más en contra de defensores de derechos humanos, activistas y periodistas en el gobierno de la cuarta transformación.

Se movilizan en municipios para exigir justicia por Sinar Corzo .
Fotos: Isaín Mandujano

Por otro lado, según el reporte policíaco y las primeras diligencias de investigación, el homicidio ocurrió alrededor de las 21:40 horas del 3 de enero de 2019, en la Primera Norte y Avenida Ferrocarril Oriente de Arriaga, donde un hombre accionó un arma de fuego en contra de Corzo Esquinca, quien perdió la vida en el lugar de los hechos.

Tras las investigaciones, la Fiscalía General del Estado (FGE) detuvo a Apolinar «N», Fernando «N» y Julio Cesar «N» como presuntos responsables del asesinato del activista.

Cabe destacar que Apolinar «N», es suegro del alcalde de Arriaga, David Parada Vázquez, con quien Sinar Corzo se había reunido horas antes de ser asesinado para tratar temas de índole social.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: