Calzones en el exconvento de Tecpatán

El exconvento de Tecpatán, ubicado a un costado del templo de Santo Domingo, es una de las construcciones arquitectónicas más interesantes y bellas de Chiapas.

Su belleza, sin embargo, se ve opacada y hasta maltratada por sus dos únicos habitantes, un par de curas católicos, que se han apoderado de la parte restaurada del edificio.

SONY DSCLos sacerdotes, David y Luciano, ocupan la segunda planta de esta magnífica construcción, en la que exhiben sus calzones sin la menor impudicia, mientras que bajo niños y niñas reciben el catecismo.

En lo que alguna vez fue el centro más  importante de evangelización de los zoques, el padre Luciano mandó a construir una galera para su camioneta y para su coche que protege con una cubierta plateada.

El exconvento tuvo su época de esplendor, que inició a finales del siglo XVI y que concluyó a mediados del siglo XIX, con los conflictos desatados por la Guerra de Reforma. Durante la Revolución, el templo fue saqueado; el tiempo hizo lo demás: derrumbó sus techos y varias de sus paredes.

SONY DSCUna verdadera lástima, porque en su construcción, confluyeron dos mundos y dos visiones arquitectónicas: la de religiosos dominicos, que se apoyaron en libros antiquísimos, y la de indios zoques, que traían en sus manos la sensibilidad precolombina.

Surgieron, de esa combinación increíble, paredes decoradas y un convento y un templo que recuperaban otra época, desfasados en esos momentos en Europa, pero que aquí se alzaban imperturbables y orgullosas, en la expansión de la cristiandad. Hoy, se han detenido los trabajos de recuperación del exconvento y del templo dominicos. Sus dos únicos habitantes, protegidos por la ausencia de autoridades del INAH, tienden su ropa interior en los corredores y ocupan, con sus vehículos, lo que alguna vez fue el huerto monástico.

SONY DSC

2 Comentarios en “Calzones en el exconvento de Tecpatán”

  1. Lalin Hidalgo
    21 octubre, 2013 at 13:46 #

    Valla esa si es cultura, jejejeje

    • William
      21 octubre, 2013 at 23:34 #

      Cuando trabajé en el Consejo de Cultura llevé a cabo un programa de actividades culturales y artísticas, tales como exposiciones de fotografía, pintura, grabados y otras actividades más. Es muy difícil convenir con ellos (los curas), pero más fácil es no hacer nada. Y eso creo que ha pasado con los encargados de la cultura y los responsables directos del edificio (INAH). Es un recinto maravilloso, que alberga todo lo que usté dice maestro. Saludos. WordR

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: