Las letras chiquitas de ¿El buen fin?

GRAN PARÉNTESIS INTRODUCTORIO (Ya no es Ninel Conde, ni Peña Nieto quienes más estupideces dicen. Ahora es Carlos Guerrero “reportero” de Tv Azteca, mira que decirle a Oribe Peralta que Cristian Martinolli se va a vivir con él… Bien me decía mi abue:  no estudies pa’ periodista).

Para nada debe sorprendernos que el gobierno federal premie, fiscalmente, a quienes gasten durante el ¿Buen Fin? No debe ser sorpresa pues al igual que el gobierno de Chiapas, no tiene la menor idea de cómo desarrollar la economía nacional, y esto solo contribuirá a que la cuesta de enero del 2014 sea más pesada que nunca.

Si hay una dependencia que debe estarse dando de topes esa es la Profeco, pues en su misión además de proteger y promover los Derechos de los consumidores, es fortalecer la cultura responsable de consumo. Y estas “acciones peñistas” contravienen todo objetivo planteado, no solo porque genera compras de “oportunidad”, sino porque posteriormente aumentan las demandas por incumplimiento en lo ofrecido o por engaños tácitos en las ventas.

Claramente se percibe la intención del gobierno de limar asperezas con la IP por los nuevos gravámenes. Eso de adelantar parte del aguinaldo para incentivar el consumo interno y luego premiar solo a los que usen tarjeta de crédito o de débito ¿Por qué no premió el ahorro? ¿Por qué no premia a quienes detecten publicidad falsa o engañosa? Como la misma que la Cofepris le tolera a los productos dudosos  sin fundamentos de Genoma Lab.

Ya sabemos que el ¿Buen Fin? es una mala copia del Black Friday de los Estados Unidos, con la diferencia que allá sí hay verdaderas ofertas e incluso las novedades se promueven, por algo cientos de chiapanecos viajan en estas fechas a San Marcos o a Houston Texas.

La falta de lectura y de observación de los mexicanos (pedirles análisis es demasiado) los hace presa fácil de muchos comerciantes. Como la publicidad engañosa de Bancomer que por compras de más de 80 mil pesos ofrece la “gran oportunidad” de ganar el doble de puntos es decir, de 8 mil a ¡16 mil! El pobre incauto que gaste esa cifra solo obtendrá mil 600 pesillos devaluados, tres meses después del gasto.

Además, como siempre, hay letras pequeñísimas: “los Puntos BBVA Bancomer de esta oferta serán abonados a tu Tarjeta de forma automática durante enero y febrero de 2014. Las compras a Meses sin Intereses no participan. Para obtener los Puntos BBVA Bancomer, tus compras de noviembre deberán ser superiores a $80,000 y tus compras de diciembre, superiores a $80,000. Si cumples con las compras mínimas en los dos meses, ganarás los Puntos en ambos meses. Si las cumples sólo en un mes, ganarás los Puntos sólo de ese mes”, dice el folleto y el email enviado cual vil spam.

En Chiapas, los comerciantes también se frotan las manos porque es la oportunidad dorada para deshacerse de las mercancías rezagadas. Muchos insisten en tratar como ignorantes, que los hay, a los compradores con anuncios absurdos como ofertar productos con precio de descuento siendo que los re etiquetaron para ahora “bajarlos”, o bien se cuelgan de la promoción nacional de una marca para presentarla como suya.

buenfinUn ejemplo de ello es Honda Avenida del Grupo Farrera, la misma empresa que en señal de protesta por la inestabilidad estatal bajó las cortinas de sus negocios, por menos de una hora hasta que les llamaron por teléfono del palacio de gobierno.

Por cierto, cuidado debe tener el cliente de comercio pues con mentiras piden firmar, en el reverso de la hoja de servicio, de autorización para recibir en el correo electrónico publicidad del Grupo Farrera y de terceros. Es una trampa para no ser sancionados por spam. La mentira es que dicen requerir la firma por cuestiones de seguridad pues hubo un accidente en una concesionaria del centro del país, pero la realidad es otra, y sí, adivinó, las letras son pequeñas y poco legibles.

Lo malo de todo es que de nueva cuenta culparán al marketing de generar consumismo, y no se señalará del mal uso de este instrumento y farsa a la iniciativa privada y a la doble moral del gobierno en todos sus niveles. Claro, también depende del entusiasmo de los consumidores quienes decidirán si endeudarse o no, pues tampoco son menores de edad.

Consumidores de Tuxtla Gutiérrez de nuevo abarrotarán cuanto centro comercial les ofrezca hasta espejos, eso sí y ante todo, debe llevar en letras grandes la marca de lo que están comprando. Porque…

¿Sabía usted que uno de los constantes reclamos que recibe el personal de la tienda Liverpool es de por qué no se ve en grande el logotipo o la marca de la prensa que quiere comprar?

2 Comentarios en “Las letras chiquitas de ¿El buen fin?”

  1. Luis
    14 noviembre, 2013 at 16:47 #

    Está bien que seas amargado, pero de eso a que en varias líneas insultes a los que te leen, como que no, una cosa es la libertad de expresión y otra que en aras de esa libertad, insultes.
    Leo y vuelvo a leer tu artículo y pensé que de verdad hablarías de las letras chiquitas, de los meses sin intereses que no son, de los montos por comisión que aplican o que hablarías de la gran salvada que vendrá para mucho empresario chiapaneco que con este «Buen Fin» podrán recuperar un poco la pérdida económica que tienen.
    Pensé -y tal vez ese es el error- que leía a alguien que sabía escribir, lamento que sea solo sea una persona que le gusta criticar, si es bueno, lo critica, si es malo también.

  2. Luis
    14 noviembre, 2013 at 16:42 #

    Está bien que seas amargado, pero de eso a que en varias líneas insultes a los que te leen, como que no, una cosa es la libertad de expresión y otra que en aras de esa libertad, insultes.
    Leo y vuelvo a leer tu artículo y pensé que de verdad hablarías de las letras chiquitas, de los meses sin intereses que no son, de los montos por comisión que aplican o que hablarías de la gran salvada que vendrá para mucho empresario chiapaneco que con este «Buen Fin» podrán recuperar un poco la pérdida económica que tienen.
    Pensé y tal vez ese es el error que leía a alguien leido, lamento q

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d