Radiodifusoras religiosas sin concesión

El silenciamiento de Radio Activa, por parte de la Procuraduría de Justicia del Estado, permite ver una situación poco conocida en Chiapas: la existencia de múltiples radiodifusoras que transmiten sin concesión ni permiso en nuestro territorio.

Las más numerosas son las radiodifusoras religiosas, y sobre ellas quiero referirme en esta ocasión.

Chiapas vive una fuerte dinámica de estaciones religiosas, especialmente cristianas evangélicas, y en menor medida católicas y adventistas.

Actualmente existen 68 radiodifusoras con este perfil, las cuales se ubican en 32 municipios.

El mayor número de estaciones está asentado en la zona de Los Altos, en donde sobresale San Cristóbal de Las Casas con 12. Su presencia se extiende hacia la Selva, la Costa y el Soconusco, con una ausencia notable en la Frailesca.

El número de estaciones cristianas evangélicas es abrumador.

Tres municipios que presentan también intensa actividad en radios religiosas son Comitán de Domínguez, Teopisca y Tonalá, sobre todo, si se toma en cuenta la población de estos tres últimos. Teopisca con 16 mil habitantes y Tonalá con 35 mil.

Huixtla, Tapachula y Tuxtla Gutiérrez aparecen con tres estaciones, y con dos estaciones, diez municipios: Arriaga, Chilón, Frontera Comalapa, Motozintla,  Palenque, Ocosingo, Pantelhó, Simojovel, Tuxtla Chico y Zinacantán.

Las 68 radiodifusoras localizadas están asentadas en 32 municipios, pero su área de difusión abarca por lo menos el doble de esa extensión geográfica. Esto nos lleva conjeturar que más del 50 por  ciento de la geografía estatal está cubierta por emisiones radiofónicas de corte religiosa. Hay además, dos radiodifusoras guatemaltecas que esparcen su señal a gran parte del territorio estatal: Radio Santa Teresita del Niño Jesús (católica) y Estéreo Shadai (cristiana).

La incursión de la iglesia católica en la gestión y operación de estaciones de radio en Chiapas ha sido tardía. Su estación, Radio Tepeyac, apareció en junio de 2012.

Para entonces, el cuadrante de FM, ya estaba prácticamente copado por emisiones protestantes. “Por tratar de ser muy legales, ya nos quedamos muy atrás”, reconoció el obispo Felipe Arizmendi Esquivel, en referencia a la incursión de la iglesia católica en la radio (Arizmendi, 2011).

De hecho, Radio Tepeyac surgió con el propósito de disputar el mercado de las conciencias. Intentó, primero, respetar el marco legal, con emisiones a través de internet, pero su público objetivo quedaba distante, así que decidió establecerse en la frecuencia modulada.

1185948_577905672245716_74551599_n            En la inauguración de Radio Tepeyac, el 1 de septiembre de 2011, cuando empezó a emitir solamente por la web, Arizmendi Esquivel señaló  que la estación “en parte fue creada por la competencia de los hermanos protestantes que tienen muchas emisoras en las cuales se dedican a atacarnos”.

Debido a lo complicado que puede resultar para la iglesia católica defender a una estación que no tiene permiso, el obispo ha expresado que quienes operan la radiodifusora son laicos: “Radio Tepeyac no es una emisora oficial de la diócesis de San Cristóbal de Las Casas, sino de laicos responsables de su misión evangelizadora” (Gómez Mena, 2011).

Desde la inauguración, el dirigente católico insistió en que buscarían la autorización de Cofetel para transmitir por FM. En junio de 2012, aún sin la anuencia de esa institución, comenzaron a invadir las ondas hertzianas, a través de la frecuencia 93.3.

En su página de internet se insiste en la independencia de la estructura oficial de la Diócesis: “Somos Laic@s de la Diócesis de San Cristóbal decididos a transmitir el Evangelio utilizando las nuevas tecnologías de esta manera llegando a muchos lugares del mundo” (Radio Tepeyac, 2011).

El sacerdote Pedro Arriaga Alarcón, coordinador de la Comisión Diocesana de Comunicación de San Cristóbal de Las Casas, ha sido el encargado de dirigir y asesorar este proyecto religioso, el cual no ha estado exento de dificultades, tanto en la programación, financiamiento como en el orden legal.

Su interés por los medios surgió desde sus años de seminarista, cuando Pablo VI, publicó en 1968, el documento titulado “La prensa, la radio, televisión y el cine para el progreso de los pueblos”, y se fortaleció con el reconocimiento de la Confederación Latinoamericana de Religiosos de la importancia de los medios como “poderosos agentes de la transformación de las mentalidades y del proceso de aculturación, inclusive en los medios rurales” (Confederación Latinoamericana de Religiosos, 1969).

Para el religioso y para la diócesis, el que Radio Tepeyac transmitiera por FM, era una situación delicada y a la que se había resistido la iglesia católica. Sin embargo, la presencia de radios de otras denominaciones era abrumadora y evidente.

“Actualmente no nos podemos reducir a compartir el mensaje evangelizador a los ámbitos cerrados, que pueden ser grupos como comunidades, donde tenemos ciertamente un alcance pero poco en comparación en usar los medios de comunicación social”, explica Arriaga Alarcón (2012) sobre las causas que los obligaron a transitar hacia FM.

Aparte de Radio Tepeyac de San Cristóbal, en Chiapas transmiten cinco radiodifusoras católicas más: Radio Católica y Cultural Comitán, Misericordia Radio Tepeyac, Radio El Pescador, Radio Católica Santísima Trinidad de La Trinitaria y Radio Católica Comalapa.

La primera emite por la frecuencia modulada de 101.7 con 500 watts de potencia, de seis de la mañana a nueve de la noche. El eslogan de Radio Católica de Comitán es: Una estrella que ilumina tu camino. Esta radiodifusora tomó como base el Concilio Vaticano III, en el cual se abordó la importancia de los medios de difusión y la misión de la iglesia como evangelizadora “del pueblo de Dios en la región y hasta donde llegue la señal radial” (Radio Católica de Comitán, 2011).

Su visión, según expresa, es “tocar el corazón de los hermanos que aún no tienen la conciencia y fe fortalecida, por lo que tambalean en su creencia y tratan de tomar otras alternativas” y, sobre todo, “tratar de llegar a quienes han abandonado la Iglesia Católica por falta de conocimiento cierto de ella” (Radio Católica de Comitán, 2011). Inició sus transmisiones en noviembre de 2009. Cubre un área de entre 80 y 100 kilómetros a la redonda.

En La Trinitaria, el sacerdote del lugar opera Radio Católica Santísima Trinidad, la Voz de tu Parroquia, a través de la frecuencia modulada 106.9

Francisco Hernández López, colaborador de esta emisora, dice que como medio de difusión se han dedicado a transmitir programas con valores familiares, y temas dirigidos a niños y jóvenes: “Por eso queremos capacitarnos las veces que se pueda para dar un mejor servicio a la sociedad y trasmitirles el mensaje de Dios” (Guillén, 2011).

Misericordia Radio Tepeyac de Arriaga inició apenas en abril de 2012. Se ubica en la Iglesia del Calvario y es vecina de la radio nazarena, Ebenezer. Radio El Pescador, de Tonalá, es la más sencilla, en instalación y equipo, y su programación se concreta a transmitir música.

La Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez aún no cuenta con radio de FM, pero en agosto de 2012 informó que buscaba un espacio radial abierto. Por lo pronto emite solo por internet a través de Radio Effeta.

Las radios católicas en México toman el nombre o la imagen de la virgen de Guadalupe. No es casual, por eso, que existan dos radiodifusoras en Chiapas que se llamen Radio Tepeyac: “Le pusimos Radio Tepeyac porque la ponemos bajo la advocación de la virgen de Guadalupe para que ella, que es la estrella de la evangelización, nos ayude a ser buenos evangelizadores”, señala el obispo de San Cristóbal (Arizmendi, 2011).

A diferencia de las iglesias evangélicas, las radios católicas enfatizan en aquellos valores que los ha caracterizado, en especial, los siete sacramentos.

Los locutores, sean a no sacerdotes, adoptan el mismo perfil y el tono característico de las celebraciones eucarísticas.

En sus ondas se escuchan laudes, generalmente interpretados por seminaristas y religiosas Clarisas.

El ángelus, que se ha escuchado ininterrumpidamente en las iglesias católicas por más de mil 200 años, se multiplica en estas radiodifusoras.

En otra oportunidad me referiré a las radiodifusoras adventistas, cristianas evangélicas y cristocéntricas, que son toda una novedad porque no pertenecen a una iglesia determinada.

 

Un comentario en “Radiodifusoras religiosas sin concesión”

  1. Armando
    23 octubre, 2015 at 11:02 #

    Me parece interesante, lamentablemente tienes toda la razon, digo lamentable porque los poderosos de la radio y funcionarios de gobierno tienen monopolizado el mercado y no dejan que entren de manera legal, lastima, eso por el lado politico, por otra parte el contenido puede ser cualquier otro, aun asi no dejan que entre pero por lo del publico y sus preferencias, es simple saber elegir que escuchar, las estaciones ahi estan, solo hay que girar la perilla y cambiar a la preferida. y como comentario adicional, la religion cristiana en todas sus modalidades no existiera a no ser por Jesucristo, el si es la estrella de la evangelizacion ya que predico la palabra de Dios por muchos lados a mucha gente y ayudo haciendo milagros.
    Saludos y Bendiciones

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: