El fin de la hegemonía lacandona en la Selva de Chiapas

Más allá de los intereses de los grupos políticos, "ambientalistas" y lacandones, lo que está en juego ahora es el destino de decenas de hombres y mujeres, cuyo abuelos llegaron a poblar la selva, y a quienes ahora se les pretende expulsar. Foto: Ángeles Mariscal/Chiapas PARALELO

Más allá de los intereses de los grupos políticos, “ambientalistas” y lacandones, lo que está en juego es el destino de decenas de hombres y mujeres, cuyo abuelos llegaron a poblar la selva, y a quienes ahora se les pretende expulsar. Foto: Ángeles Mariscal/Chiapas PARALELO

 

La lucha entre legalidad y legitimidad

La etnia lacandona se encuentra dividida. Ese grupo vendido y comprado como una raza pura descendiente directa de los mayas, ha servido a “ambientalistas”, asociaciones y al propio Estado mexicano, para obtener millonarios recursos; se ha prestado para tratar controlar –o al menos amagar- a grupos sociales de la selva, en pos de la “conservación”. Pero ahora, lucha desesperado (a la par de sus “benefactores”) por mantener su hegemonía, ante el avance de otros actores en la región.

Ha cambiado la configuración de la selva en los 40 años que han pasado desde que en 1971 un decreto Presidencia otorgó a 66 hombres lacandones (no puede considerarse que fueron beneficiarias 66 familias porque los títulos de propiedad son exclusivos de los hombres y excluye a las mujeres) el derecho legal de 614 mil hectáreas de selva.

Cuatro décadas después, la cara visible -y denostada- en esta necesaria y dolorosa recomposición, es un grupo de lacandones lidereados por el actual presidente de Bienes Comunales, Chankin Kimbor Chambor, quien decidió efectuar cambios estructurales y afrontar al menos tres conflictos que deben resolverse a corto plazo: el incremento de los hijos de comuneros de Nueva Palestina y Frontera Corozal que demandan tierra para subsistir; la regularización de al menos tres poblados que llevan más de 30 años en la zona; y la prórroga para que el grupo de “ambientalistas” que representa Julia Carabias siga en posesión de la estación de bioprospección.

Se le acusa a Chankin de haber “violado la ley lacandona”, al abrir espacio en la toma de decisiones a los tzeltales de Nueva Palestina y a los choles de Frontera Corozal, quienes también forman parte de los Bienes Comunales de la Zona Lacandona, y –dicen sus detractores- entraron a la disputa por los recursos públicos que se derrochan en la selva a través del pago por los servicios ambientales; de la que hasta ahora ha sido casi exclusiva beneficiaria la etnia lacandona.

Chankin también firmó un acuerdo para legitimar la estancia de los habitantes de los poblados Salvador Allende, Ranchería Corozal y Nuevo San Gregorio, que se encuentran en la selva desde hace tres generaciones, y a los cuales no se les ha reconocido su legal derecho a la tierra.

Acusa el grupo de lacandones detractores de Chankin, que con está última decisión lo que se busca es una millonaria indemnización, como si de pronto olvidaran que a cada uno de ellos ya se les ha entregado por este mismo concepto millones de pesos, que en la mayoría de los casos sólo les sirvieron para derrocharlos en prostíbulos, licor y camionetas con las que recorren ostentosos la selva.

Y del grupo de empresarios “ambientalistas” de Natura Mexicana-Julia Carabias; de la Fundación Ford, el Corredor Biológico Mesoamericano, El Banco Mundial, Conservación Internacional, entre otros, sólo se puede decir que las cuentas nunca han sido claras con ellos, ni han hecho de la transparencia su método de trabajo.

 

…..

Un poco de Historia

1972 una decisión presidencial otorgó a 66 familias lacandonas el título de propiedad de 614 mil hectáreas, pasando por encima del derecho a la tierra que asistía a miles de indígenas chiapanecos que ya entonces poblaban la selva, y de campesinos que llegaron de otros estados en busca de un pedazo de tierra donde producir sus alimentos y lograr la subsistencia que les era negada en sus lugares de origen.

Eso tuvo una implicación política, porque detrás de la decisión del gobierno federal era tener a un grupo dócil y pequeño con el cual controlar la babel en la que se había convertido la Selva.

Establecieron como mecanismo de posesión legal para los lacandones la conformación de Bienes Comunales.

Sin embargo, ante la presión social que ejercieron indígenas tzeltales y choles que se negaron a abandonar la zona y que les asistía la máxima legal de “primer en tiempo primero en derecho”, el gobierno federal autorizó que estos dos grupos que estaba dispersos, se concentraran en dos comunidades: Nueva Palestina y Frontera Corozal.

Les otorgaron derecho a la tierra como integrantes de los Bienes Comunales de la Zona Lacandona, pero para mantener el control de un solo grupo -el más dócil, el de los lacandones- se estableció en el estatuto comunal que SIEMPRE el presidente de los Bienes Comunales sería un representante de las 66 familias lacandonas.

Con el paso de los años, al crecer la población en la zona, los tzeltales de Nueva Palestina y choles de Frontera Corozal se volvieron mayoría –un censo de 2010 indica que el 40% de los comuneros son choles, otro 40% tzeltales, y sólo el 20% pertenecen a las 66 familias lacandonas y sus descendientes -.

Esta correlación de fuerza ha hecho que desde hace una década en las asambleas de la Comunidad Zona Lacandona se plantee la necesidad de cambiar los estatutos legales para ser realmente representados por quienes poseen la mayoría de habitantes, y otorgar a choles y tzeltales el derecho a presidir la Comunidad. Estos dos grupos están demandando mas tierras y quieren tomar decisiones dentro de la asamblea.

A este planteamiento se oponen además de los propios lacandones, los grupos y asociaciones “ambientalistas” que han utilizado a esta etnia para hacer acuerdos y poder legitimar su propia presencia en la selva.

Legalmente este cambio de estatutos se podría realizar, no habría ningún argumento valido para impedirlo, porque las leyes agrarias mexicanas establecen que los acuerdos de asamblea se deben tomar por mayoría y la asamblea misma es el máximo órgano de decisión. Es entonces que la comunidad como asamblea puede modificar sus propios estatutos por acuerdo de mayoría.

El argumento en contra podría ser que históricamente los Bienes Comunales se los entregaron a los lacandones; pero históricamente también es un hecho irrefutable que antes que los lacandones, la selva ya estaba habitada por los tzeltales y choles.

Es ahí la lucha entre lo que es legal (según el marco legal agrario la tierra fue entregada a los lacandones), y lo que es legítimo (antes que los lacandones estaban los choles y tzeltales).

El marco legal comunal que hasta hoy prevalece en la zona está fundamentado en las condiciones y la correlación de fuerzas que prevalecía en la zona en la década de 1970.

Ahora hay nuevos actores: los hijos de los comuneros que ya no tienen derecho a la tierra (unos 20 mil solo de Nueva Palestina) que han sido excluidos de los proyectos de conservación y por tanto, hay que reconocerlo, en su lucha por la subsistencia siguen realizando prácticas agrarias y ganaderas que impactan negativamente sobre la selva.

También están los “ambientalistas” como Julia Carabias y Natura Mexicana: la Fundación Ford, Corredor Biológico Mesoamericano, el Banco Mundial; los partidos políticos, entre ellos el “Partido Verde”; el gobierno estatal y sus “políticos verdes”;  y el gobierno federal y sus aliados empresarios. Estos actores ven a la selva como un botín al que para acceder, les estorban los propios habitantes de la selva.

 

…..

El negocio de la “conservación”

La Selva Lacandona se divide en 3 territorios: la parte del Usumacinta, habitada por indígenas choles; la norte donde prevalecen los tzeltales; y el lado sur, donde habitan los lacandones. Es ahí donde tienen sus centro de investigación Julia Carabias y Natura Mexicana, la Fundación Ford, Corredor Biológico Mesoamericano, el Banco Mundial).

Estas organizaciones “ambientalistas” han hecho acuerdos con los lacandones para que les permitan operar sus proyectos en la selva. Los lacandones dejaron de dedicarse al trabajo agrícola para ser beneficiarios del pago por “derechos ambientales”, y el manejo de centros “ecoturísticos”. Estos dos proyectos se les han entregado a manos llenas, comprando con ello su mansedumbre. Sin embargoLa división que actualmente existe al interior de los lacandones también demuestra que esta etnia finalmente no es tan homogénea y dócil como el Estado mexicano y los grupos ambientalistas quisieran.

El pago por derechos ambientales ha sido un mecanismo de control hacia los lacandones. Este sería otro de los desequilibrios que han fomentado la división entre los habitantes de la selva, porque los recursos solo se han ejercido a favor de los lacandones, quienes ciertamente habitan en la zona mejor conservada, derivado a que su subsistencia ya no depende de la siembra o la ganadería, y por tanto no ejercen mayor presión sobre la tierra.

Por el contrario, los grupos del norte y el Usumacinta siguen viviendo en situaciones de alta marginación, dependiendo del alimento que puedan obtener de la selva.

Por ello, los lacandones –y detrás de ellos sus “benefactores”- intentan mantener el control absoluto del destino de los Bienes Comunales, y la posibilidad de intervención absoluta en el destino de la selva.

Y ahora, ante el botín que se les puede ir de las manos, entra a la disputa el gobierno de Manuel Velasco, quienes en su ignorancia y excesiva ambición, plantean retroceder varios años a la historia y repetir políticas públicas contradictorias planteando por enésima vez la aplicación de un “ORDENAMIENTO TERRITORIAL”, como la que se dio con las reubicaciones de 2003-2005, que al paso de los años demostraron no ser viables porque no contribuyeron a conservar más el ecosistema de la zona donde fueron expulsados grupos poblacionales, no mejoró el nivel de vida de las y los reubicados –basta que se den una vuelta a lo que ahora se conoce como Nuevo Montes Azules-; y envileció a la etnia lacandona, quien ahora pide millonarios recursos a vuelta de cambio para llegar a cualquier arreglo.

21 Comentarios en “El fin de la hegemonía lacandona en la Selva de Chiapas”

  1. Blanca Hernádez Sánchez
    10 agosto, 2015 at 22:43 #

    El estar lejos de la selva lacandona no es pretexto para no estar informados este articulo esta sintetizado la problematica de la region.
    Podrían enviarme más información o indicarme en donde puedo consultar sobre la tenencia de tierra de los lacandones.

    Mil gracias.

  2. Gabriela
    15 mayo, 2014 at 12:24 #

    Aunque comparto algunos de los comentarios del artículo, creo que hay algunos errores, no se si de apreciación o de falta de información. Primero no sólo la Comunidad Lacandona (las tres etnias) han recibido servicios ambientales en la Lacandona, existen varias comuidades de las regines Cañadas y Miramar que han sido beneficiadas con este programa. Esto invalidaría o debilitaría tu argumento que “el pago (no derechos como tu lo mencionas) por servicios ambientales es un mecanismo de control hacias los lacandones”, esto lleva a otras discusión quizás pero que quede asentado entonces que no sólo los lacandones son beneficiarios de este programa.
    La segunda es que el proceso de ‘ordenamiento territorial’ ( como lo llamas) del 2003-2005, no sólo fueron reubicaciones, de hecho hubo más regularizaciones que reubicaciones (hablamos más de 20 poblados que obtuvieron su carpeta básica por fin).

    Saludos cordiales y gracias por el esfuerzo de narrar lo que está sucediendo.

    El pago por derechos ambientales ha sido un mecanismo de control hacia los lacandone

    • Leonardo
      27 mayo, 2014 at 12:33 #

      Gabriela, no pretendo invalidar tu contraargumento, pero creo que hay dos elementos que no estás considerando en lo que se refiere a “mecanismos de control”:
      1. La cantidad de dinero que se puede recibir al tener 614 mil hectáreas repartidas entre 66 familias, comparada con la cantidad que resultaría de las 260 has. entre 60 familias, (usando a Frontera Corozal como ejemplo). Una de las dos cantidades es irrelevante.
      2. Quienes hacen la repartición de la lana no son los integrantes de la comunidad lacandona, sino sus “gestores” y benefactores, que pueden entonces exigirles, desde algún hotel-museo de San Cristóbal, desconocer a sus autoridades legítimas si se salen del huacal.

  3. Patricia
    14 mayo, 2014 at 19:39 #

    Me parece que este artículo tiene tintes de verdades a medias. Las palabras escritas son las misma que utiliza el aun comisiariado Chamkin en sus comunicados, sin embargo el habla por su propia voz porque no es el mismo sentir de toda la comunidad lacandona. Por otro lado el articulo dice que solo los lacandones han recibido el apoyo de servicios ambientales, cosa que no es cierto. Las cinco comunidades han sido apoyado, basta con ver los resultados de CONAFOR desde el 2007. Otra cosa el centro de investigacion que se encuentra en Chajul no es de la maestra Julia, pertenece a la UNAM. Por ultimo quienes conservan más son los lacandones, debido a la cultura de armonia que tienen con la naturaleza, ningún ambientalista les ha enseñado, es una forma de vida que tienen diferente a la de palestina y Frontera Corozal. Seria una lástima que el presidente de bienes comunales fuera de estas dos ultimas comunidades porque entonces si sería el fin de la selva lacandona.

    • alejandro chancayun chambor
      25 julio, 2014 at 12:29 #

      respeto la opinión de todos. como bien comentaron que las 5 comunidades son beneficiarios por los servicios ambientales pero el problema de las dos etnias zeltales y choles quieren manejar a su antojo la selva lacandona y a pesar que ellos son beneficiarios de servicio ambiental sigue destruyendo el pulmón de nuestro país y ellos mismos provocan que sus recurso naturales se agoten por talar arboles, la ganadería, la caza so lo imagínese si ellos llegaran hacer comisaria do de bienes comunales si a pesar en la actualidad ya ni siquiera tienen pequeñas reservas, lo único que se ve son pastizales a pesar que reciben apoyo.

      • rodolfo
        14 noviembre, 2014 at 12:54 #

        si tanto es la conservacion de la selva lacandona, quienes realmente esta conservando el territorio?,los lacandones no lo creo, porque en primer lugar se han vuelto mas ambicios que firman contratos sin el consentimiento de las subcomunidades,si ellos los conservarían entonces que han han HECHO durante 40 años,porque permiten que los invasores se siguen saliendo con la suya, y el gobierno porque no permite que se sierrre el poligo? a que le teme….. amigos todos los que vivimos en este hermoso lugar todos sus biodiversidades es de todos y para todos por ello hay que defender entre todos no permitamos que los intereses politicos y empresariales,vengan y digan lo que nosotros tengamos que hacer. Es mentira que hay 614321 ha,si al caso la mitad es lo que queda en la selva lacandona, no le echemos la culpa a los choles ni la gente de palestina, los culpables somos todos porque hemos permitido que los compañeros lacandones, hagan lo que quieran con la selva.

  4. Humedales Usumacinta HUMUS AC
    14 mayo, 2014 at 18:14 #

    Mi muy estimado compañero Ángeles Mariscal, saludos desde Palenque, Chiapas; muy buena nota, con mucha verdad actual e histórica, siempre y mas desde que se globalizo el rollo ambientalista, mucho recurso ha sido llevado a esta región y a estos grupos de cumpas, que han sido manejados por el gobierno, los decretos que mencionas fueron hechos para acordonar una extensa área y proteger el recurso maderero que ahí había y que posteriormente; mismos políticos, funcionarios e influyentes aprovecharon para extraer “legalmente”, recordemos siempre que cuando no existe ORGANIZACIÓN y el agua esta revuelta como ahora SIEMPRE ALGUIEN GANA ALGO, desde hace ya años los comuneros ya se han asignado tierras; en calidad de “préstamo” a sus descendientes, no les dan las que ellos tienen, por cuestiones agrario-políticas las dependencias correspondientes como REFORMA AGRARIA les legalizan los libros de asamblea que ellos tienen, ya que si alguien les revisa sus libros de asamblea, las actas están sellada por dependencias agrarias, y efectivamente mucho recurso es solo para esta región, esto a creado serios problemas con otras comunidades, en Palestina hay una UNIVERSIDAD y en San Javier a escasos kilómetros de Palestina hay otra UNIVERSIDAD, en Palenque NO HAY NINGUNA de este tipo las que hay son privadas y la mas cercana esta en CATAZAJA, y no tienen un HOSPITAL que debería ser de primera demanda, ya que como mencionas la poblacion es mucho mayor que en varios municipios de CHIAPAS, Palestina cerca de 25,000, Corozal mas de 10,000, y como 1000 en Chanzayab…
    Nosotros trabajamos por contrato con CONABIO, una dependencia que mencionas arriba, y es critico como las localidades se INTEGRAN A LOS PROCESOS de desarrollo, pues necesitan saber CUANTO LES VAS A DAR DE DINERO PARA QUE TRABAJEN, y todo eSe dinero muchas veces viene del extranjero… para los heroes que cuidan la selva, para el símbolo de la selva, para el SUPERMAN de la selva…..LOS LACANDONES, TODO GIRA ALREDEDOR DE ELLOS.
    Es cierto y como Chiapanecos sabemos quienes llegaron primero, de donde son realmente los lacandones y porque ellos son los que llevan el mando, las asambleas que se realizan, el voto mayoritario es de los de Chanzayab…. Corozal y Palestina al parecer solo tienen derecho a un voto por comunidad, esto debido al diario oficial que mencionas, existe el voto de calidad que es el que estan utilizando AHORA, ESTO DEL DIARIO OFICIAL QUE FUE REALIZADOS EN LAS DECADAS DE LOS 70´S YA ES OBSOLETO, YA NO SIRVE y es necesario como mencionas: REFORMAR MUCHAS COSAS actualizarlas, de tal manera que ya no exista este tipo de MONARQUÍA, porque es eso mi estimado.
    En las reuniones que tenemos con dpendencias y otros organismos siempre preguntan: ¿Quien o que localidad esta deforestando?, YA ESTA DEFORESTADO DESDE QUE SACARON LA MADERA PARA METER GANADO, y lo que quedo es lo que esta y crece desde la década de los 60´s y 70´s, actualmente quieren meter PALMA DE ACEITE, y existe una BUROCRACIA ALTAMENTE EXIGENTE para los productores que quieren obtener recurso para CONSERVAR, Bueno con mencinarte que NO HAY OFICINAS EN LA REGIÓN DE NINGUNA DEPENDENCIA mas que de pueblos indios en Santo Domingo.
    Nos asignan en recurso para atención de localidades, perooooo, ni es continuo, ni es una cantidad grande de dinero, cuando de la COMUNIDAD EUROPEA y BANCO MUNDIAL MANDAN DINERO PARA ESTA REGION, debes de imaginarte en donde y a quiene les queda, como ejemplo te menciono el famosisimo PRODESIS de hace años, fue en DOLLARES Y EUROSSSSSS.
    Efectivamente es un gran negocio esta region, esta reserva desde 1970 ha sido un buen negocio, es probable que ninguno de nosotros sepa que quien le daba su parte de beneficio a la cooperativa de lacandones por extraer madera Y LOS REPRESENTABA; AHORA ES SOCIO DE UNA TELEFONICA EN LA PENINSULA, el ganado que se les entrego a los productores que tiraron los arboles que se sacaraon, era un CREDITO que se PAGO MILAGROSAMENTE y que NO EXISTEN DEUDORES, mientras se extrajo madera se les dio mucho dinero a esta region y ya quedaron MALACOSTUMBRADOS, solo que ahora ya es diferente la extraccion ya no es madera ahora es FAUNA, y dentro de algunos años ser AGUA, para energia electrica y para consumo de ciudades, quizas de la peninsula.
    Mi estimado estamos a la orden para cualquier asunto o informacion, tenemos un plan de desarrollo microrregional que nos gustaria compartirte y solo nos indicas a donde te lo enviamos con mucho gusto, SALUDOS y felicitaciones de nuevo por esta Nota llena de muchas, muchas verdades que creeme a muchos les va a caer mal…SALUDOS

    • emilio
      9 julio, 2014 at 11:33 #

      Gracias por los comentarios que favorecen el orden social, político.. de la zona lacandona, es cierto que la monarquía termino el 16 de mayo del 2014. las elecciones con 1435 votos a favor de un indígena tseltal. ahora parece que el mismo gobierno del estado de chiapas esta violando el acuerdo mayoritario y piensa seguir solo defendiendo a ese grupo de lacandones que estan a contra de las etnias tseltales y choles

Trackbacks/Pingbacks

  1. ARIC-ID and the Lacandóns “paralyze” Ocosingo | dorset chiapas solidarity - 8 junio, 2014

    […] [2] https://www.chiapasparalelo.com/opinion/2014/05/el-fin-de-la-hegemonia-lacandona-en-la-selva-de-chiap… […]

  2. ARIC-ID and the Lacandóns paralyze Ocosingo | Compañero Manuel - 7 junio, 2014

    […] [2] https://www.chiapasparalelo.com/opinion/2014/05/el-fin-de-la-hegemonia-lacandona-en-la-selva-de-chiap… […]

  3. Chiapas: Federal and state governments announce imposition of territorial order in Lacandona Jungle | SIPAZ Blog - 2 junio, 2014

    […] El fin de la hegemonía lacandona en la Selva de Chiapas (Chiapas Paralelo, 14 de mayo de 2014) […]

  4. Criminalizar a pobladores de Montes Azules y la Lacandona, una infamia | Chiapasparalelo - 31 mayo, 2014

    […] Encasillar a los habitantes de Salvador Allende, Ranchería Corozal y Nuevo San Gregorio como depredadores que ponen en riesgo al ecosistema y a la humanidad es poner una cortina de humo donde el trasfondo es una mezcla de de ambos casos: la ambición e ignorancia. […]

  5. Criminalizar a pobladores de Montes Azules y la Lacandona, una infamia | Chiapasparalelo - 30 mayo, 2014

    […] Encasillar a los habitantes de Salvador Allende, Ranchería Corozal y Nuevo San Gregorio como depredadores que ponen en riesgo al ecosistema y a la humanidad es poner una cortina de humo donde el trasfondo es una mezcla de de ambos casos: la ambición e ignorancia. […]

  6. Gobierno de Chiapas detiene a campesinos de la lacandona y a integrante de SERAPAZ | Chiapasparalelo - 29 mayo, 2014

    […] y poblados de la Selva Lacandona, que demandaban la regularización de tres poblados, el respeto a la libre elección de sus autoridades comunales y  la liberación del asesor jurídico de la comunidad lacandona, Gabriel […]

  7. Comunidad lacandona se niega al desalojo de indígenas, Carabias dice que “la ley no se respeta” | Chiapasparalelo - 26 mayo, 2014

    […] ciudad de Ocosingo, entre representantes de la Comunidad Zona Lacandona, indígenas de los poblados Salvador Allende, Ranchería Corozal y Nuevo San Gregorio; e integrantes de la Asociación Rural de Interés Colectivo (ARIC), se acordó ratificar el […]

  8. Comuneros exigen salida de Julia Carabias de la selva Lacandona - Revolución Tres Punto Cero - 23 mayo, 2014

    […] demanda la realizaron poco más del 80 por ciento de la población que conforma los Bienes Comunales de la Comunidad Zona Lacandona, quienes habitan en los centros poblacionales Nueva Palestina y Frontera […]

  9. Exigen salida de Julia Carabias de la selva Lacandona | Chiapasparalelo - 23 mayo, 2014

    […] demanda la realizaron poco más del 80% de la población que conforma los Bienes Comunales de la Comunidad Zona Lacandona, quienes habitan en los centros poblacionales Nueva Palestina y Frontera […]

  10. Acusan a Julia Carabias de simular secuestro para reventar asamblea lacandona | Chiapasparalelo - 21 mayo, 2014

    […] En un pronunciamiento público que hicieron representantes de las comunidades, explicaron que el secuestro que en abril pasado denunció Julia Carabias -quien por dos décadas ha hecho trabajos de bioprospección en la Selva Lacandona a través del centro de investigación con sede en Estación Chajul-, fue “simulado con el objetivo de manipular y confundir” en el proceso de cambio de autoridades de la Comunidad Zona Lacandona. […]

  11. NOTICIAS 14-05-14 | kanto libre - 14 mayo, 2014

    […] […]

  12. Contrainsurgencias, cercos mediáticos y romper el cerco: #‎ChiapasAlertaMedios | Zapateando - 14 mayo, 2014

    […] La información de este artículo, “El fin de la hegemonía lacandona en la Selva de Chiapas”, de Ángeles Mariscal, no tiene desperdicio: https://www.chiapasparalelo.com/opinion/2014/05/el-fin-de-la-hegemonia-lacandona-en-la-selva-de-chiap… […]

  13. Contrainsurgencias, cercos mediáticos y romper el cerco: #‎ChiapasAlertaMedios | lasonrisasingato - 14 mayo, 2014

    […] La información de este artículo, “El fin de la hegemonía lacandona en la Selva de Chiapas”, de Ángeles Mariscal, no tiene desperdicio: https://www.chiapasparalelo.com/opinion/2014/05/el-fin-de-la-hegemonia-lacandona-en-la-selva-de-chiap… […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.