MVC, show político en la tragedia

Puede usted llorar... Foto: Icoso

Puede usted llorar… Foto: Icoso

 

Cuando fue informado sobre los daños materiales y las víctimas mortales que causó el sismo de 6.9 grados Richter del 7 de julio, la prioridad del gobernador Manuel Velasco Coello no eran los damnificados de más de 30 municipios ni los familiares de los cuatro fallecidos en Huixtla, Cacahoatán y Mapastepec. Ese día su mayor atención estaba puesta en la visita del presidente Enrique Peña Nieto a Catazajá donde con su homólogo guatemalteco Otto Pérez Molina, pondrían en marcha el programa Frontera Sur y el plan Paso Seguro para “ordenar” el tránsito migratorio en la franja fronteriza con el país centroamericano.

Con la información precisa en las manos sobre los graves estragos causados por el temblor en territorio chiapaneco, Velasco consideró más importante estar en el evento organizado por la Presidencia que acudir a la zona de desastre y tomar las decisiones pertinentes e inmediatas para coordinar la ayuda institucional. Prefirió hacer la corte a su “amigo” Peña y retratarse junto a él, que acompañar a sus gobernados en desgracia. Le importaba tanto congraciarse con quien le debe la gubernatura, que un día antes en aquella localidad del norte del estado inauguró una unidad deportiva con el nombre “Enrique Peña Nieto”.

Fue hasta que despidió al Ejecutivo federal que Velasco centró su interés en la zona siniestrada. Viajó a Huixtla, Cacahoatán y Unión Juárez ocho horas después de ocurrido el sismo para conocer personalmente la magnitud de los daños. Ahí ya lo esperaban las autoridades estatales y municipales de Protección Civil para hacer el recorrido de rigor entre casas derruidas y decenas de afectados y curiosos. El escenario para el “reality show” estaba puesto.

Ahora sí, había llegado el momento de demostrar la sensibilidad del “gobierno cercano a la gente”. Las imágenes difundidas de ese sublime instante  lo resumen todo. Conmovedora escena. Al fondo, el espacio abierto donde antes hubo una barda y que ahora deja mirar los signos de la pobreza en que vivían los moradores de la humilde vivienda. En el suelo, un montón de tabiques fracturados, un mueble de madera con sus patas mutiladas y restos del santo que se vino abajo junto con las flores artificiales que lo adornaban en la tosca repisa de cemento. Arriba, una tripa de alambre que sale de una pared con fractura expuesta y un lazo aprisionado con ganchos para colgar que no sostienen ropa húmeda sino jirones de miedo e incertidumbre. Al centro, en primer plano, los protagonistas de esta efímera historia: el actor de ocasión y la mujer real, abrazados, ella llorando y él con la mirada distraída a merced de los disparos de la cámara fotográfica.

Para el talante populista del gobierno de Manuel Velasco, la tragedia es el escenario soñado para satisfacer su compulsión mediática que alimenta con imágenes posadas repellando una barda, cargando de tierra una carretilla o repartiendo despensas donadas por el Fondo de Desastres Naturales.

Así queda documentada la megalomanía de un gobernante y el uso político de la tragedia. El show continuará. Hay permanencia voluntaria.

 

edgarhram@hotmail.com

chiapaspost@gmail.com

blog: http://chiapaspost.blogspot.mx

Un comentario en “MVC, show político en la tragedia”

  1. raul artemio alvarado mancilla
    25 julio, 2014 at 20:41 #

    Esto es lo que le gusta a nuestro gobernador, pero cuando se trata de atender los reclamos populares, como porque protege al satratapa de Sabines, porque cuando le dieron su constancia por haber triunfado en las elecciones y tuvo tiempo de conformar su gabinete, no lo hizo y empezo su gobierno con los pillos de su compadre, porque ordeno a los vende patrias de los diputados locales, aprobar la cuenta publica del ladron,y me hiria preguntando muchos porrques, mismos que andan en la boca de muchos Chiapanecos que amamos nuestra tierra, y todos estos politicos imberbes lo unico que han venido es a saquear a este pobre Estado, donde abunda la miseria, insegurIdad, la mugre politica, la falta de empleo, etc. Y un largo etc.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: