Cambio climático y derecho a la información

Atlas-de-Riesgos

 

El mundo ha sufrido el aumento de la temperatura global en los últimos cien años como nunca antes en la historia de la humanidad, a este fenómeno se la ha denominado “calentamiento global” que es el incremento a largo plazo en la temperatura promedio de la atmósfera como resultado de la emisión de gases de efecto invernadero que se desprenden por actividades del hombre.

Derivado del incremento de la temperatura global se ha producido una variación del clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera global y se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos comparables y que se le ha denominado “cambio climático.

El cambio climático ha llevado a generar vulnerabilidad y riesgos al ser humano, razón por la cual los gobiernos del mundo han asumido compromisos tendentes a disminuir la emisión de gases con efectos invernadero, en ese sentido decenas de países firmaron la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Protocolo de Kyoto.

En México, Veracruz, Distrito Federal y Chiapas fueron pioneros en la publicación de una ley relativa a disminuir los efectos del cambio climático, posteriormente entró en vigor la Ley General de Cambio Climático que entre las muchas obligaciones para las dependencias y entidades de la administración pública federal centralizada y paraestatal, las entidades federativas y los municipios señala la de elaborar y publicar los atlas de riesgo que consideren los escenarios de vulnerabilidad actual y futura ante el cambio climático, atendiendo de manera preferencial a la población más vulnerable y a las zonas de mayor riesgo, así como a las islas, zonas costeras y deltas de ríos.

Sin embargo en la página del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) únicamente aparecen los atlas de riesgo de Distrito Federal, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Estado de México, Morelos, Nuevo León, Puebla, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz, la fuente es CENAPRED (2013). Con relación a los atlas municipales de riesgo, de Chiapas únicamente destacan dos municipios, Arriaga y Comitán de Domínguez.

Es preciso señalar que en una búsqueda en protección civil del estado de Chiapas se logró ubicar el atlas de riesgo mismo que no está dentro del catálogo del INECC. Es importante que esta información se encuentre disponible de manera sencilla y asequible para el mayor número de personas, máxime que estamos en temporada de huracanas y es información que puede en un momento dado alertar a personas en situación de riesgo.

Todas las entidades federativas y el Distrito Federal deben de tener un atlas de riesgo que alerte a la población de la vulnerabilidad en la que se encuentra, de igual forma es obligación de los municipios tener el suyo y ponerlo a disposición del mayor número de personas y por cualquier medio, lo idóneo es que la información pueda visualizarse en los portales de las dependencias, entidades federativas o municipios y que se actualice de manera periódica.

El cambio climático es una realidad, sufrimos los embates de huracanes cada vez más destructivos, sequías prolongadas, entre otros fenómenos meteorológicos. Las personas tienen derecho informarse de las acciones que se tomen para la mitigación y adaptación ante el cambio climático así como de las medidas de seguridad o zonas de riesgo del lugar en donde viven. La información certera, adecuada, actualizada y oportuna es un deber de las autoridades.

@CarlosAntonioMZ

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: