Todo en nosotros

 

Casa de citas/ 238

Todo en nosotros

Héctor Cortés Mandujano

Ilustración: Héctor Cortés Mandujano

Ilustración: Héctor Cortés Mandujano

 

La escritura crea fantasía, imaginación, mentira…

Gep, en La gran belleza

 

La gran belleza (2013), dirigida por Paolo Sorrentino, es una cinta italiana, ubicada en la gran belleza de Roma. Inteligente, un poco loca, amena, profunda. Ganó merecidamente, además de otros premios, el Oscar a mejor película extranjera.

Una larga fila de mujeres frente a una larga fila de hombres. Bailan frenéticos una pieza muy movida, que dice más o menos así. “¿Dónde les gusta a las mujeres? Ahí, ahí” Se tocan ellas la entrepierna. “¿Y qué hacen los hombres? Así, así”. Y ellos empujan la cadera. Luego, contestando de nuevo la pregunta, se tocan los pechos ellas y ellos mueven las manos como si giraran el picaporte redondo de una puerta. La música se ralentiza y vemos en medio de la fila a un hombre mayor: Gep Gambardella. Se hace el silencio y escuchamos su pensamiento. Dice que cuando niño él fue el único que pensó otra cosa cuando preguntaron “¿Qué es lo que más te gusta de la vida?” y los demás sin excepción contestaron “El coño”. Por eso supo que sería escritor.

Hay frases magníficas, que cito de memoria: “Las mejores personas en Roma son los turistas”. Gep, el escritor dice a una mujer: “Flaubert siempre quiso escribir una novela sobre la nada. Si te hubiera conocido hubiera hecho un gran libro”, ella le dice “Eres un misógino”, y él contesta “No, soy un misántropo”; luego dice a otra: “¿Tú a qué te dedicas?”; le contesta: “¿Yo? Soy rica”; él dice: “Qué buen trabajo”.

 

***

 

Dos imágenes me gustaron del libro de poemas La canción del desterrado (Coneculta-Chiapas, 2004), de Ignacio Ruiz. La primera corresponde a “La cacería es un arte mayor” y habla del  (p. 50) “arte de degollar la perdiz con una navaja” para, aquí la línea, “extraer de sus ojos la última imagen”. La segunda es un verso de “Paisaje interior” (p. 73): “En mis manos el tiempo era una invención de la tarde”.

 

***

 

En La fuerza de lo invisible (Editorial Reconocerse, 2014), Jean-Pierre y Lucile Garnier Malet, sus autores, hacen decir a un personaje (p. 52): “Los hombres ya no saben el porqué de sus vidas en la tierra. Buscan un Dios todo poderoso sin pensar que lo tienen todo en ellos”.

Contactos: hectorcortesm@hotmail.com

Visita mi blog: hectorcortesm.com

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: