Escuelas al revés

Salman Khan empezó a dar clases de matemáticas por teléfono a su prima Nadia, de 12 años. Después produjo videos, que compartió en Youtube, para explicarle cuestiones más complicadas de esta disciplina. En poco tiempo,  sus “alumnos” se multiplicaron en cien mil.

Khan entendió que había una veta que explorar en esta “educación al revés”, pero se prometió que sus cursos serían gratuitos. Así surgió Khan Academy el sitio más influyente de cursos en línea, en un concepto que se ha calificado como “escuelas al revés”, porque es el alumno el que toma las riendas de su capacitación. Esto no significa que la era del profesor haya terminado, pero obliga al cambio de paradigma de los mentores: “El mejor maestro, le dijo a Andrés Oppenheimer en ¡Crear o morir!, es el que se puede sentar al lado del alumno y cambiar su mentalidad, el que puede ser mentor de ese alumno, el que puede alentar a los alumnos a que tomen las riendas de su propio aprendizaje. Eso es totalmente consistente con lo que decimos nosotros”.

khan_academy_new_common_core_math_resources            Uno de los principales patrocinadores de Khan Academy es Bill Gates, un personaje que se convenció de la utilidad de estos cursos cuando su hijo empezó a ver los videos colgados en Youtube para aprender matemáticas. El fundador de Microsoft decidió donar entonces cien mil dólares. Le siguieron después otros magnates como Carlos Slim, Reed Hastings de Netflix y Zuckemberg de Facebook.

A Salman Khan se le ha criticado que sus cursos están dirigidos a estudiantes ricos, pero él dice que se están beneficiando cada vez más niños de países pobres en un crecimiento imparable del servicios de internet. Y Khan Academy no está reñido con los cursos presenciales: actualmente 300 mil aulas utilizan los cursos de este sitio.

Para este innovador, es urgente acabar con el sistema prusiano de educación, porque ha propiciado la inequidad social en el mundo, “porque exige a los alumnos que hagan las tareas en sus hogares en lugar de realizarlas en las escuelas con la ayuda del profesor. En el sistema tradicional, los estudiantes tienen a alguien en su casa que les puede ayudar con las tareas escolares: un padre, una madre, un hermano mayor o tutor”, pero en las familias pobres eso no sucede, le dijo recientemente al periodista chileno.

Salman Khan no tiene dudas en que “las tareas escolares contribuyen a crear una sociedad injusta” y sus videos permiten acompañar en este proceso tan complejo, en especial, para los más pobres.

A partir de la propuesta del creador de esta academia en línea se han multiplicado los sitios en donde se ofrecen cursos en línea para acompañar a los estudiantes de primaria, secundaria, bachillerato y de universidades. Algunos son gratuitos, otros cobran una pequeña cantidad, pero todos inciden en una mejor formación académica a través de un acompañamiento a los alumnos que así lo decidan y que tengan las herramientas para lograrlo. En la red podemos encontrar coursera.org, edx.org, udacity.com, incluso académica.mx, un portal de cursos en español que ofrece la Fundación Carlos Slim.

Los profesores tenemos que aprovechar estas herramientas y hacer conscientes a nuestros alumnos que en la red hay de todo; que lo mismo se puede perder el tiempo viendo videos humorístico que estudiando cursos a través de los diferentes portales en este nuevo modelo de “escuelas al revés”.

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: