Unicach: Reelección o cambio de rumbo

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH)

Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH)

 

La designación del nuevo rector de la Unicach es una gran oportunidad para discutir los problemas que enfrentan la universidad y una veta para el gobierno del Estado para demostrar que es respetuoso de los procesos internos de las instituciones.

Sí bien la Unicach como universidad nació como un pago de facturas al grupo que ayudó a llegar a la gubernatura en 1994 a Eduardo Robledo, quien designó como rector a Andrés Fabregas Puig, la propia institución se ha ido labrando su propio nombre a través de las generaciones de jóvenes egresados que han ido abonando y fortaleciendo el nombre de la institución con su trabajo diario.

A los primeros egresados ya no les tocó la bonanza de tener una licenciatura que fuera el instrumento para un ascenso social, que venía acompañado de oportunidades que garantizaban poder mantener a una familia con holgura, sí han sido colaboradores de las necesidades que requiere el campo laboral y no han tenido que emigrar como antaño al centro del país o a otros estados para realizar sus estudios.

Sin embargo, los tiempos venideros no son nada halagüeños para las nuevas generaciones de egresados, ahora se tienen que enfrentar a la falta de trabajo y sí lo consiguen son muy mal remunerados en general, a una inestabilidad laborar que no les garantiza siquiera poder llegar a tener una jubilación.

La realidad de los universitarios está muy lejos, como todas las demás de la sociedad, a la que ven desde palacio de gobierno y de las mismas autoridades actuales de rectoría. La Unicach no necesita sólo un cambio de Rector sino también de rumbo académico.

El gran reto que tiene que enfrentar la nueva autoridad universitaria es la de crear los consensos necesarios que lleven a una restructuración que permita a los egresados tener una formación sólida que les dé la oportunidad a acceder al mercado laborar de forma exitosa. Consolidar los procesos que acerquen la investigación a la sociedad para ser detonantes de progreso para el estado a través del conocimiento.

La tarea de elección del Rector no debe por ningún motivo convertirse nuevamente en pago de facturas o de chantajes, lo que se pone en juego es mucho más que los egos distorsionados de algunos candidatos o la insidiosa manía de inscribirse a cuanta convocatoria se ve publicada.

Se debe sobre todo tener en cuenta una formación académica sólida que sea respaldada por otros organismos de educación superior y que haya sido integrante de la vida universitaria icachense, al menos en una década, para quede pueda conocer de cerca la problemática, que sea incluyente en el más extenso significado de la palabra y que tenga a la pluralidad como su principal forma de gobierno.

Ante la elección del nuevo rector la junta de Gobierno tiene un gran reto en sus manos: demostrar que la Unicach ha madurado y sabe el rumbo en que debe de dirigirse por el bien no sólo de sus estudiantes y egresados sino de toda la sociedad.

¿Quiénes son la y los candidatos en lo que estará en juego el futuro de miles de jóvenes? El actual rector Roberto Domínguez Castellanos; el coordinador del gabinete de gobierno, Plácido Morales Vásquez; la académica, Sandra Moreno Andrade; el ex diputado local, Guilmar Sarmiento Gutiérrez; el politólogo, Jorge Orozco Zuarth; y los empresarios de medios de comunicación locales, Rodolfo Calvo Fonseca y José Adriano Anaya.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: