Posible enemigo de último minuto

Casa de citas/ 282

Posible enemigo de último minuto

Héctor Cortés Mandujano

 

La verdad llega con la oscuridad

Melville

 

Cuentos de la veranda (Conaculta, 1997; publicado originalmente en 1856), de Herman Melville, reúne por primera vez en español, dice el prólogo, los seis cuentos celebérrimos de este imprescindible autor (“La veranda”, “Bartleby”, “Benito Cereno”, “El hombre del pararrayos”, “Las Encantadas” y “El campanario”), quien, como ha ocurrido con muchos, vivió una vida de fracasos personales y literarios. Moby Dick, publicada en 1851, su obra ahora más célebre, fue calificada cuando se dio a la luz pública (p. 22) “como la obra de un loco”, apunta en su prólogo Vicente F. Herrasti. Melville murió en 1891, a los 72 años, como un desconocido.

De “La veranda” es este apunte que compara una colina con una galería de arte (p. 34): “¿O qué otra cosa pueden ser estas colinas de piedra caliza sino una galería con pasillos de mármol? –galería que mes tras mes exhibe obras nuevas, imágenes coloreadas con tintes siempre frescos. Y es que la belleza es como la piedad: no puede asimilarse apresuradamente”. De allí esta otra imagen inquietante (p. 41): “Todavía no llegamos al país de las hadas, pensé mientras arrojaba la brida alrededor de un árbol viejo y jorobado que extendió su brazo para atraparla”.

El narrador habla de un joven que llegaba exhausto del trabajo (p. 43): “Se desplomaba en su banco y luego pasaba a la cama. Pobre muchacho; como todos, a fin de cuentas, dejará también su cama en busca de un descanso aún más profundo. El banco, la cama, la tumba”.

IMG-20160711-WA0000

***

 

En el cuento que da título al eBook El progreso del amor, Alice Munro narra sobre una congregación de fieles que rezan. Un anciano se levanta y chilla: “¡Baja, oh, Señor, baja hasta nosotros! ¡Baja por el tejado y yo pagaré la reparación!”

La madre aconseja a su hija que no odie: “Una sola gota de odio en tu alma se extenderá por todas partes y lo destruirá todo”.

 

***

 

En The Sound of Music Live (2013, dirigida por Rob Ashford y Beth McCarthy Miller), puesta al día de la exitosa versión de 1963, protagonizada por la hermosísima Julie Andrews, que en México se conoció como La novicia voladora, uno de los personajes cuenta que a un hombre moribundo le preguntan si en ese instante renuncia al Diablo y a la maldad; el enfermo lo piensa y responde: “No, no estoy para hacerme de enemigos en este momento”.

Contactos: hectorcortesm@gmail.com

 

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.